Ventajas de los seguros de vida ahorro frente a otras formas de ahorro

Ventajas de los seguros de vida ahorro frente a otras formas de ahorro

La principal finalidad de los seguros de ahorro es facilitar la concienciación de la necesidad de ahorrar a través de las aportaciones periódicas. En este sentido, son más flexibles que los depósitos. Se establece un pago de cantidades

Los seguros también ofrecen beneficios fiscales: no se tributa hasta que se recupera el dinero, con lo que se generan intereses sobre los intereses. Además, este tipo de productos permite la ordenación de la herencia en los beneficiarios que se quiera sin las obligaciones estipuladas que marcan otro tipo de productos.

Dentro de los seguros de ahorro encontramos productos de ahorro garantizado por los que se puede conseguir un tipo de interés mínimo siempre, y que permite nuevas aportaciones con cantidades muy pequeñas. Por otro lado, existen productos sin garantía o unit linked, en los que dentro de un solo producto existe una diversidad de inversiones gestionadas por expertos. La diversificación permite reducir el riesgo de pérdida, sin perder de vista que ese riesgo existe y puede darse, como ocurre con los fondos de inversión.

Estos seguros permiten rescatar el capital acumulado en forma de renta temporal o vitalicia, en caso de fallecimiento.

Por tanto, los seguros de ahorro se presentan como una opción con grandes ventajas para los ahorradores y que además fomenta el hábito del propio ahorro.
¿En qué se diferencian de los depósitos o los planes de pensiones?

Son productos con finalidades y características diferentes. Un seguro de ahorro difiere de los depósitos en que, aunque también se asegura un capital y una rentabilidad a un plazo fijo (siempre que hablemos de seguros garantizados), la rentabilidad se acumula y no se abona hasta el vencimiento, lo que elimina las retenciones o pagos a hacienda hasta su vencimiento. En el caso de los productos bancarios, tienen que aplicar retención a cuenta cada vez que pagan los intereses.

Además, los seguros de ahorro permiten pagos periódicos con la misma rentabilidad que los pagos iniciales, fomentando así el hábito del ahorro, a diferencia de los depósitos.

Por otro lado, los planes de pensiones comparten características fiscales con los seguros de ahorro denominados Plan de Previsión Asegurado (PPA), si bien, este seguro de ahorro tiene un tipo de interés garantizado.

¿Qué ventajas presentan respecto a otros productos?

Los seguros de ahorro permiten realizar aportaciones muy pequeñas. De esta manera el nivel de vida del ahorrador no se ve disminuido y sus rentabilidades son garantizadas. Permite modificar el plan de aportaciones, o incluso suspenderlo.

Además, hay que destacar su liquidez: los seguros de ahorro permiten recuperar el capital acumulado de manera parcial o total.

Por otra parte, el tratamiento fiscal de los seguros de ahorro permite aplazar el pago de impuestos. Es decir, que no se tributa hasta que se recupera el ahorro, lo que a su vez genera más intereses.

Las compañías aseguradoras están supervisadas por la Dirección General de Seguros y Planes de Pensiones, por lo que sus controles son muy estrictos y en el improbable caso de quiebra de la compañía sería supervisada por el Consorcio de Compensación de Seguros que se haría cargo de la liquidación. De este modo, la seguridad y los controles son muy exhaustivos.

Además, los seguros de ahorro son, por definición, seguros de vida. De este modo, en caso de fallecimiento además de que los herederos recuperen el dinero aportado, también se recibe el capital asegurado.

Fuente Aegon España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.