BMW X5 xDrive40e

BMW X5 xDrive40e

BMW X5 xDrive40e


El primer automóvil híbrido enchufable de serie de la marca BMW es un Sports Activity Vehicle. Gracias a la tracción total permanente y a la tecnología eDrive de BMW EfficientDynamics, el BMW X5 xDrive40e brilla por su fascinante deportividad, gran aplomo y maniobrabilidad, así como por su extraordinaria eficiencia. Considerando la potencia del sistema completo de 230 kW/313 CV del motor de gasolina de cuatro cilindros con tecnología BMW TwinPower Turbo y del motor eléctrico síncrono, el consumo combinado del BMW X5 xDrive40e es de apenas 3,4 o 3,3 litros de gasolina y de 15,4 o 14,3 kWh de energía eléctrica por cada 100 kilómetros, según pruebas de consumo combinado. El valor de emisiones de CO2 es desde 78 hasta 77 gramos por kilómetro (valores según ciclo de pruebas EU para vehículos híbridos enchufables; variación en función del tamaño de los neumáticos).

El aprovechamiento de la tecnología BMW eDrive, concebida para una movilidad especialmente eficiente y, si es posible, puramente eléctrica y prácticamente exenta de emisiones, permite contar con un Sports Activity Vehicle que, además de brillar por su gran aplomo, se destaca por su carácter innovador. El BMW X5 xDrive40e se beneficia de la transferencia de conocimientos y tecnologías que se obtuvieron por primera vez en los modelos de BMW i. El BMW i8 es el modelo precursor de una forma sostenible del placer de conducir a los mandos de un automóvil híbrido enchufable, que ahora también es posible al volante de un modelo de BMW, la marca que representa el núcleo del grupo.

Batería de ión-litio recargable de varias maneras, versatilidad propia de un Sports Activity Vehicle y ambiente exclusivo.
La energía que consume el motor eléctrico, integrado en la caja de cambios Steptronic de ocho marchas, proviene de una batería de ión-litio, que, a la vez, nutre de corriente a una batería de bajo voltaje a través de un convertidor de tensión, para la red de a bordo de 12 voltios del BMW X5 xDrive40e. Para recargarla, puede conectarse a cualquier toma de corriente convencional, pero también a una BMW i Wallbox o a estaciones de recarga públicas. La batería de alto voltaje está montada debajo del suelo del maletero, donde ocupa el mínimo espacio posible y, a la vez, está protegida en caso de un accidente. Considerando su volumen de carga, que puede variar entre 500 y 1.720 litros, el respaldo abatible de tres segmentos de la banqueta posterior y el equipamiento de lujo del habitáculo, el BMW X5 xDrive40e también ofrece la variabilidad y el ambiente exclusivo que distingue a los grandes Sport Activity Vehicle de la marca.

Sistema de control inteligente del conjunto propulsor y botón eDrive para disfrutar intensamente de la conducción híbrida y movilidad con cero emisiones.
Las vivencias que se experimentan al volante están determinadas por la versatilidad y el gran aplomo del vehículo. El control inteligente del sistema híbrido redunda en un funcionamiento coordinado y de eficiencia optimizada del motor de gasolina y del motor eléctrico, en todo momento siempre de acuerdo con las exigencias del conductor. Con el botón eDrive, que se encuentra en la consola central, el conductor puede incidir en el modo de funcionamiento del sistema híbrido. Estando activa la configuración básica, AUTO eDrive, el motor de combustión cuenta con un apoyo claramente perceptible del motor eléctrico en las fases de aceleración, tanto al arrancar como cuando el coche ya está en movimiento. El motor eléctrico entrega su par de 250 Nm de inmediato, por lo que la entrega de la potencia es muy espontánea. El BMW X5 xDrive40e para el cronómetro en 6,8 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h.

Pero, a modo de alternativa, el conductor también puede optar por activar el modo MAX eDrive, y de esta manera conducir, por ejemplo, en la ciudad únicamente con el motor eléctrico, lo que significa que la conducción sería en ese caso exenta de emisiones nocivas. Si la batería de alto voltaje está completamente cargada, con la modalidad de conducción puramente eléctrica, la autonomía es de hasta 31 kilómetros. A la vez, la velocidad punta está limitada en ese caso a 120 km/h. Además, pulsando un botón, puede seleccionarse el modo SAVE Battery. Estando activo este modo, se mantiene el nivel de carga de la batería de alto voltaje. Si el nivel de carga de la batería es bajo, se activa la función de recuperación de energía para aumentar nuevamente el nivel. De esta manera, la energía eléctrica puede aprovecharse posteriormente para conducir únicamente con el motor eléctrico.

Independientemente del modo elegido con la tecla eDrive, la potencia de los dos motores se aplica de manera permanente a las cuatro ruedas, gracias al sistema inteligente de tracción total BMW xDrive. En cualquiera de los modos antes explicados se puede activar los reglajes CONFORT, SPORT y ECO PRO con la tecla de la función Driving Experience Control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.