Cobertura Defensa de Multas en el Seguro de Coche

Conducir mal, aparcar en el lugar equivocado, exceder el límite de velocidad o no ponerse el cinturón son algunas de las razones por las que un usuario puede ser multado en relación a su vehículo. Contratar un buen seguro es una manera de protegerse de muchos de los riesgos a los que cada ciudadano se expone como conductor.

Adaptándose a las nuevas circunstancias los Seguro de automóvil van incluyendo nuevas coberturas medida que los asegurados las demandan. Una de las nuevas garantías que se puede contratar es la que protege al asegurado de las multas y sanciones que le pueden ser impuestas con motivo del mal uso que hace del coche. Es la denominada cobertura de defensa de multas.

La defensa de multas se puede contratar como cobertura incluida en la póliza del coche o bien como un seguro específico que se puede contratar aparte. Consiste en la protección de los derechos del conductor frente a la Administración Pública cuando éste es multado pero considera la sanción injusta.

Si se contrata como garantía adicional del seguro de Coche cubre las sanciones que se imponen al conductor como consecuencia de la circulación con el vehículo que está asegurado. Las penalizaciones pueden ser monetarias y/o de puntos, por lo que la cobertura se encarga de anular la sanción o bien de abonarla en el caso de que sea correcta, pero también de compensar al conductor en el caso de sufrir pérdida de puntos o tener que realizar un curso para recuperarlos.

Después de ser sancionado con una multa empieza un periodo de tiempo en el que se tiene derecho al pago reducido, es decir, a pagar la mitad del importe de la sanción. Si el denunciado considera que la multa no está justificada puede recurrirla, pero al hacerlo pierde el derecho a acceder a ese descuento, por lo que tendrá que abonar la multa completa en el caso de que finalmente no se anule.

Si el conductor no se está de acuerdo con la multa el siguiente paso es interponer un recurso administrativo en el que el usuario solicita pruebas de la infracción. Si después de presentar las pruebas la Administración sigue considerando que la multa es correcta pero el conductor sigue queriendo luchar por la anulación, puede interponer un recurso de reposición. Si éste también se pierde no queda más remedio que pagar la multa o ir por la vía judicial para presentar un recurso contencioso-administrativo, es decir, ir a juicio.

La cobertura de recurso de multas permite al asegurado contar con un servicio de profesionales que intentará resolver de una manera fácil los problemas que pueden generarle las sanciones de tráfico. Al contratar esta garantía en el seguro de Coche la compañía asesora al asegurado y elabora los recursos de sus multas de tráfico tratando de que se anulen las sanciones impuestas. Lo que suele incluir la cobertura de defensa de multas es:

Asesoramiento y elaboración de recursos: profesionales contratados por la compañía asesoran al cliente y le acompañan en los procesos de recursos para intentar anular la sanción impuesta por la administración. Así, recurren las sanciones en nombre de la persona que aparece en el boletín de denuncia o el tomador de la póliza.

Anticipo y pago de multas y cursos de recuperación de puntos: si finalmente es necesario pagar la sanción económica, la cobertura puede incluir el importe de la misma, al igual que el coste de la matriculación en el curso de recuperación de puntos del carné.

En el caso de que el asegurado pierda todos los puntos de su permiso de conducir el seguro puede ofrecerle una indemnización mensual hasta su recuperación, además de los gastos de reconocimientos médicos y pruebas de control de conocimientos y matriculación en el curso de sensibilización para volver a obtenerlo.
Es muy importante, como siempre, leer bien las condiciones particulares de la póliza puesto que la garantía de defensa de multas puede presentar diferencias según la aseguradora con la que se contrate, y cada una de ellas puede fijar los límites a su aplicación. Así, puede no abarcar todos los procesos de recurso o limitar las causas de las sanciones de las que se responsabiliza, es decir, que puede acompañar al asegurado sólo durante una parte del recurso o limitar su aplicación a un tipo de multa concreto.

Fuente Rastreator

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.