Consejos para circular seguro con una scooter de 125 cc con pasajero

Consejos para circular seguro con una scooter de 125 cc con pasajero
Conducir un scooter 125 en España es más fácil, desde Octubre de 2004, no es necesario tener ningún carnet de moto, basta con tener el permiso de conducir coche (B1) con, al menos, tres años de antigüedad.

Los scooter de 125 cc son la puerta de entrada al mundo de la moto, sobre todo después de la “convalidación”. Los scooter 125 son una buena escuela puesto que son ágiles, económicos y fáciles de conducir, con unas prestaciones ajustadas al uso predominantemente urbano que se le suele dar a estos vehículos.

Pilotar un scooter 125 es muy fácil. Con el cambio y embrague automáticos, basta dar gas para arrancar o acelerar, y frenar para detenerse. De hecho es aún más fácil en modelos con frenada combinada: mano derecha para acelerar, mano izquierda para frenar. Como el peso nunca es grande y los asientos están relativamente cerca del suelo, la mayoría puede también apoyar con seguridad los pies ganando así confianza.

Los scooter 125 rondan un consumo medio cada 100 kilómetros recorridos de entre 3’5 y 4 litros, mucho menos que los por lo menos 6, más normales 8, e incluso más, litros de combustible que gasta un coche en el mismo uso (ciudad).

La mayoría de personas que dejan su coche aparcado y se compran un 125 para moverse por la ciudad, tienen experiencia en el tráfico y la suficiente madurez como para evitar riesgos: son conductores prudentes y las estadísticas confirman que se ven involucrados en muchos menos accidentes.
Con los scooter de 125 cc se puede llevar un pasajero, es importante tener en cuenta algunas normas básicas para una conducción segura. En la página de Mutua han desarrollado una serie de consejos importantes y útiles a la hora de llevar pasajero en nuestra scooter, siguiendo estos Consejos tendremos un desplazamiento más seguro. Leer mas

Consejos para circular con pasajero:

Es importante que el pasajero y el conductor estén bien compenetrados en marcha, sobre todo en las curvas. El acompañante debe mover el cuerpo hacia el mismo lado y con la misma inclinación que el conductor para no descompensar. Ambos deben actuar como un bloque. Puede parecer obvio, pero hay personas que nunca han viajado en una moto y normalmente su primera reacción como pasajeros es echarse hacia el lado contrario al que tumba el conductor por miedo.

En general, el acompañante debe moverse lo menos posible para no desestabilizar ni influir en la conducción.

Cuando viajan dos personas en un scooter o moto, el comportamiento del vehículo es diferente porque hay más peso y varían las geometrías. El scooter se hunde más de atrás y apoya menos en la rueda delantera, afectando a la adherencia de los neumáticos. Además, la distancia entre ejes aumenta y esto provoca que nos cueste más meterlo en curvas.

Hay que prestar atención a la presión del neumático trasero. Al rodar con más peso, es recomendable aumentarla. Normalmente, el fabricante en el manual de instrucciones indica la presión recomendada para ir con dos personas.

En viajes largos es importante que el pasajero esté descansado para evitar dormirse. Se han dado casos en los que el acompañante se ha quedado dormido y se ha caído de la moto en marcha. Las consecuencias pueden ser fatales.

Se debe reducir la velocidad en los cambios de rasante. Si al conductor se le levanta el trasero del asiento al ir rápido en los rasantes, al pasajero más aún y al volver a sentarse no siempre cae en el mismo sitio donde estaba, se puede dar una des-compensación de pesos y haber riesgo de caída.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.