Cómo escoger el casco para tu moto

Cómo escoger el casco para tu moto

¿Qué casco escoger para tu moto? Lo primero que vamos a decirte es que probablemente no haya un casco ideal para ti. No sólo uno, queremos decir. Según el momento o las circunstancias será preferible que uses uno u otro, por lo que lo ideal sería que contases con al menos un par de opciones.

Lo primero: un casco no es una camisa. Se trata de un elemento de seguridad, que vas a llevar para que te salve la vida si ocurre algo. Lo primero es la seguridad, y una vez que tu cabeza esté segura, sólo entonces nos fijaremos en los distintos diseños disponibles.

Es importante que el casco nos quede ajustado sin molestarnos. Así conduciremos mejor, y el casco será más seguro en caso de percance.

Una vez que estamos hablando de cascos homologados y que nos queden bien, podemos empezar a evaluar nuestras circunstancias.

Por ejemplo, si vas a salir mucho a carretera, un casco integral hará tu viaje más cómodo, al liberarte de viento, ruido… además, es el único que protege la cabeza al completo, incluyendo cara y barbilla, lo que lo hace imprescindible.

Por contra, si sólo lo usas en ciudad y no vas a pasar de 50 km/h puedes optar por un casco más abierto. No irás tan protegido, pero también es cierto que los riesgos son menores. Aquí depende ya de lo que cada uno quiera asumir.

Ya que hablamos de riesgos, una cosa a tener en cuenta con los cascos es si los tenemos o no asegurados. Habitualmente sí, y a veces no lo sabemos. Tomando los seguros de moto que ofrece AXA, por ejemplo, nos encontramos con que desde el seguro básico a terceros ya podemos incluir una opción que asegura daños al casco hasta un valor de 500 euros.

Es algo a tener en cuenta, ya que si contratamos alguno de estos seguros podemos personalizar las opciones, añadiendo los distintos paquetes que nos ofrecen para ajustar el precio y la cobertura a nuestras necesidades. Por ejemplo, podemos añadir una opción que asegure el casco, o bien añadir el “pack motorista” al seguro, de forma que la cobertura cubra casco e indumentaria, incluso si viajamos como acompañante en otra moto. Podéis consultar las distintas coberturas de forma online, ya que el seguro puede contratarse a través de su página.

En cuanto al diseño, no debemos pensar sólo en que nos guste, sino también en las ventajas del mismo. Un diseño con colores claros o fluorescentes servirá para que nos vean mejor. Además, pese a que el negro siga siendo un color muy popular, lo cierto es que es el que peor combina con el hecho de viajar con buen tiempo, y el sol nos pasará más factura si lo escogemos antes que otro casco con colores más claros.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.