Presentación del Nuevo ŠKODA Scout 2014 en el Salón de Ginebra

Nuevo ŠKODA Scout en el Salón de Ginebra

El nuevo ŠKODA Scout que se presenta en el Salón de Ginebra es un todocamino único con un rendimiento de conducción excepcional incluso en carreteras irregulares. Cuenta con un poderoso aspecto off-road y tracción total. Es espacioso, muy práctico y ha sido actualizado en términos de seguridad y actualidad. El nuevo Scout ofrece una excelente relación calidad/precio. Comparado con el modelo anterior, las emisiones y el consumo se han reducido en un 20% de media.

El nuevo Scout está basado exclusivamente en el Octavia Combi y se lanzará al mercado en septiembre de 2014. Este modelo forma parte de la gama desde 2007, y con la segunda generación del Scout, el fabricante quiere ampliar el éxito de estos vehículos versátiles. Entre el 2007 y finales de 2013 se vendieron 53.600 Scout en todo el mundo, un 8% del total de Octavia Combi vendidos en dicho periodo.

Diseño
El frontal tiene un parachoques distintivo y específico del Scout con molduras en negro. Este parachoques cuenta con unos contornos más fuertes que los del Octavia habitual. Por debajo, está la amplia entrada de aire central en forma de panal, y el parachoques se distingue también por las aplicaciones off-road cromadas. Los faros antiniebla de relieve afilado son exclusivos del diseño Scout y están integrados a los lados por debajo del parachoques. La parrilla del radiador pertenece al nuevo diseño de la marca y lleva el logo Scout.
Los diseñadores de ŠKODA han proporcionado al lateral de este modelo un aspecto más musculoso y robusto, en línea con el frontal. Las molduras laterales negras envuelven el marco de la puerta, los pasos de rueda y se extienden hacia ambos lados del vehículo. Los retrovisores exteriores son de aluminio –ya de serie– y las barras del techo de aluminio son opcionales.
La distancia al suelo del nuevo ŠKODA se ha elevado hasta los 171 milímetros, y ahora es 33 milímetros más alta que en el Octavia estándar. El paquete de protección de firmes irregulares evita daños mecánicos por impacto y también que entre suciedad al compartimento del motor. Por otra parte, hay tapas sintéticas adicionales para los otros elementos de la zona inferior y para las líneas de freno y combustible.

Nuevo ŠKODA Scout en el Salón de Ginebra
Las llantas de serie son de 17 pulgadas y aluminio, y los neumáticos son más altos que el Octavia estándar, concretamente de la medida 225/50 R17.
Algo típico de ŠKODA es que la parte trasera del Scout se ha diseñado con precisión, con líneas limpias e ininterrumpidas, mostrando la forma básica de las luces en forma de C y los nuevos elementos triangulares. Además, la zona más baja se ha enfatizado, y al igual que en el frontal, el parachoques distintivo proporciona un aspecto único al Scout. Hay dos reflectores integrados a izquierda y derecha del parachoques (ojos de gato). El parachoques negro incluye una pieza de color plateado en el medio. En la parte izquierda de la puerta trasera está el logo de ŠKODA, y en la derecha, la palabra Scout.
El interior del ŠKODA Scout tiene también mucho carácter. Los marcos de las puertas delanteras llevan escrito el nombre Scout y los paneles son de un diseño Scout único. El salpicadero está disponible en el negro cásico o en combinación negra y marrón.
El Scout monta de serie el volante multifunción de tres brazos en cuero con el emblema Scout integrado. La empuñadura de la palanca del cambio también incorpora el logo, y hay dos tipos de tapizados para los asientos: en tela (marrón) o en cuero/Alcántara, que puede ser negro o marrón.
El Scout es tan espacioso como el Octavia Combi. El compartimento para los pasajeros es uno de los mayores de su categoría con una longitud interior (1.782mm), espacio para las piernas atrás (73mm) y altura delante y detrás (983 y 995 mm, respectivamente) optimizadas. El maletero tiene una capacidad de 610 litros, y con los asientos posteriores abatidos llega a los 1.740. Al abatir el asiento del acompañante, se pueden transportar objetos de hasta 2,92 metros de largo.

El Scout cuenta también con una serie de características “Simply Clever” como la cubierta de doble cara en el maletero, el elemento de carga plegable, el rascador de hielo bajo la tapa del depósito de combustible, el chaleco de alta visibilidad bajo el asiento del conductor, los compartimentos para basura en las puertas y los espacios de almacenamiento.
El ŠKODA Scout está disponible en toda la gama de colores del Octavia, que incluyen cuatro colores sólidos y nueve metalizados, entre los que está el nuevo Blanco Laser.
Gran capacidad de conducción con la tecnología de última generación de tracción total Haldex 5
El Scout está disponible exclusivamente con tracción total. La máxima tracción y manejo están asegurados gracias a la tecnología de última generación basada en el embrague Haldex 5. Las claves son la optimización del dinamismo en el manejo, la máxima seguridad activa y el ahorro de combustible. Comparado con el Haldex 4 utilizado anteriormente, el nuevo conjunto es 1,4 kg más ligero.
El sistema de tracción total es inteligente y responde con una gran rapidez. La unidad de control calcula continuamente el par ideal para el eje trasero, y gracias a la monitorización de las condiciones de conducción, la pérdida de tracción está prácticamente descartada.
El ŠKODA Scout es un auténtico caballo de carga. El vehículo puede tirar de dos toneladas, un 25% más que antes, y también tiene una gran capacidad para afrontar terrenos inclinados. Con mayores ángulos de inclinación delante (16,7 grados) y detrás (13,8), el Scout supera sin dificultades el terreno más exigente.
El bloqueo electrónico del diferencial (EDL) permite poner en marcha el coche a bajas velocidades, y opera en los ejes delantero y trasero actuando como un bloqueo entre las ruedas. Si una rueda patina sobre un terreno complicado, la fuerza de accionamiento se transmite a la opuesta. En ese momento, el frenado se aplica de forma específica a la rueda que patina.
Tres motores: estreno del TDI 2.0 de 184 CV con DSG y tracción total
El nuevo ŠKODA Scout cuenta con tres motores, dos diesel y uno de gasolina, que son más potentes, económicos y hasta 29 kg más ligeros que los utilizados en el modelo anterior. Todo los propulsores se combinan con la tracción total y el uso de los eficientes paquetes Green tec con sistema start-stop y de recuperación de la energía de la frenada. Los tres motores cumplen la normativa EU-6, que entrará en vigor en septiembre.
El motor diesel más potente para el ŠKODA Scout es el TDI 2.0 de 184 CV, que se combina con la caja de cambios DSG de doble embrague y la tracción total. Es la primera vez que este motor se utiliza con dicha configuraciòn en ŠKODA. Alcanza una velocidad máxima de 219 km/hora y acelera de 0 a 100 en 7,8 segundos, por lo que es el diesel de la marca más efectivo en este apartado. El par motor máximo es de 380 Nm entre las 1.750 y las 3.000 rpm. El consumo combinado es únicamente de 5,4 litros a los 100 y las emisiones de CO2 se sitúan en los 143 g/km.

Incluso el motor diesel más pequeño y el de gasolina ofrecen la máxima eficiencia y potencia. El TSI 2.0 de 150 CV está disponible en combinación con el cambio manual de seis marchas. Consume 4,9 litros a los 100 km y emite 129 g de CO2 por km. Acelera de 0 a 100 km/hora en 9,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 207 km/hora.
El motor de gasolina es el TSI 1.8 de 180 CV se combina con la caja de cambios DSG. Su consumo en ciclo combinado es de 7,1 litros a los 100 km y emite 159 gramos de CO2 por km. El par máximo de 280 Nm se logra entre las 1.350 y las 4.500 rpm. La velocidad máxima es de 216 km/h y la aceleración de 0 a 100 km/h es en 7,8 segundos.
Chasis moderno con eje multibrazo trasero
Gracias a sus ejes innovadores, el nuevo Scout impresiona por su excelente manejabilidad en cualquier situación. Cuenta con un innovador eje trasero multibrazo cuatro kilos más ligero que el del modelo anterior. El eje MacPherson delantero con brazos triangulares inferiores cuenta con mejoras estructurales y optimización de materiales, que ahorran 2,8 kg de peso respecto a su predecesor.
Lo último en seguridad y confort
Además de su potencial off-road, el nuevo Scout ofrece las características más destacadas del nuevo ŠKODA Octavia. Su tecnología en seguridad marca nuevas referencias. Hasta nueve airbags y los cinturones de tres puntos de última generación protegen a los ocupantes en caso de accidente. Entre el equipamiento opcional, destaca el sistema Front Assistant con función de frenado de emergencia, Lane Assistant, freno multicolisión con frenado automático en caso de accidente, Crew Protect Assistant para situaciones de accidente y el sistema de reconocimiento de fatiga.
Entre las opciones adicionales, ofrece un gran número de sistemas de confort electrónicos como el Asistente de Crucero Adaptativo (control automático de la distancia), el Asistente Inteligente de Alumbrado, el sistema de aparcamiento y el Traveller Assistant con reconocimiento de las señales de tráfico. Entre el equipamiento opcional, se estrena el sistema KESSY de entrada y puesta en marcha sin llave. Además, el vehículo puede dotarse del Asistente de estacionamiento óptico (cámara posterior) y un nuevo volante de diseño Super sport. La radio Swing incorpora una pantalla táctil a color de cinco pulgadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.