Citroën C5 CrossTourer en el Salón de Ginebra 2014

Citroën C5 CrossTourer en el Salón de Ginebra 2014

Citroën presenta en el Salón de Ginebra una versión con estilo “todocamino” del Citroën C5: el C5 CrossTourer, que incorpora todos los elementos que han permitido el éxito de este modelo, del que se han vendido más de 530.000 unidades en todo el mundo. Bajo su contundente estética se encuentran las claves para viajar en primera: suspensión Hidractiva III+, control de tracción inteligente, asiento con masaje y mecánicas de hasta 200 CV.

El comportamiento del Citroën C5 es una referencia en su segmento. Esta cualidad llega a su máxima expresión con una nueva versión pensada para enfrentarse a cualquier tipo de carretera: el C5 CrossTourer. Se caracteriza por un diseño de tipo “todo camino” que le proporciona una personalidad propia gracias a unos pasos de rueda específicos, barras de techo longitudinales de color Gris mate combinadas y llantas de aleación de 18’’ específicas Gris mate. Añade además carcasas de los retrovisores exteriores cromadas y cantoneras de protección de color aluminio cepillado en los paragolpes delantero y trasero. Atributos de estilo que se ven completados por una elevación de la altura de la carrocería de 15 mm (hasta 70 km/h en las versiones equipadas con la suspensión Hidractiva III+).

Citroën C5 CrossTourer en el Salón de Ginebra 2014
Esta versión se caracteriza por un confort óptimo en cualquier tipo de carretera, gracias a la suspensión Hidractiva III+. Esta tecnología, exclusiva en el mundo del automóvil, permite controlar la altura de la carrocería en tiempo real con el fin de conservar una distancia al suelo constante, sea cual sea la carga del vehículo. Así, esta suspensión adapta los estados de flexibilidad y de amortiguación, en función de las indicaciones del conductor y del estado del firme, para proporcionar un confort y una estabilidad de la carrocería óptimos en cualquier circunstancia. La bajada automática de la carrocería a alta velocidad favorece la aerodinámica. A una velocidad moderada, el C5 CrossTourer dispone de dos alturas de la carrocería (+ 6 cm hasta 10 km/h y + 4 cm hasta 40 km/h) para facilitar la superación de obstáculos a baja velocidad. Facilita también la carga, bajando o subiendo la altura de carga del maletero. Esta suspensión está disponible, según países con todas las motorizaciones salvo con el HDi 115 y el e-HDi 115 Airdream CMP6. El Citroën C5 CrossTourer también ofrece el asiento del conductor con masaje, con reglaje lumbar eléctrico y cuero integral.

Este vehículo incorpora tecnologías útiles en cualquier circunstancia, como el Control de Tracción Inteligente, que permite afrontar todo tipo de situaciones al mejorar la motricidad sobre suelo nevado o embarrado, o el sistema de navegación eMyWay, asociado con una cámara de marcha atrás, para ofrecer unas maniobras simplificadas.

El Citroën C5 CrossTourer estará disponible, según países, en dos niveles de acabado, Millenium y Exclusive y con motorizaciones diésel que irán desde los 115 CV a los 200 CV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.