Nuevos Mercedes-Benz Clase C 2014

Nuevos Mercedes-Benz Clase C 2014

Nuevos Mercedes-Benz Clase C 2014

Mercedes-Benz ha desarrollado una generación completamente nueva de la Clase C que establece nuevos baremos y que abrirá otro capítulo de éxitos en el segmento de lujo de la gama intermedia. Un concepto inteligente de construcción ligera que permite reducir el peso del vehículo hasta en 100 kilogramos, excelentes propiedades aerodinámicas y nuevos motores de bajo consumo hacen de la Clase C el estándar de eficiencia en su categoría. Un amplio elenco de nuevos sistemas de asistencia a la conducción brinda el máximo nivel de seguridad. El nuevo tren de rodaje, opcionalmente con suspensión neumática, es la clave de un confort ejemplar de rodadura y de una gran agilidad de conducción. La nueva Clase C destaca también por su diseño avanzado, con rasgos nítidos y al mismo tiempo sugestivos, y por un acabado interior de alta calidad. Numerosas innovaciones y detalles de equipamiento subrayan el confort estimulante y la deportividad cultivada de la berlina. Como resultado de todas estas medidas aumenta la impresión de valor de la nueva Clase C a cotas que, hasta ahora, sólo se encontraban en las gamas más altas. La nueva Clase C berlina llegará a los concesionarios a mediados de marzo de 2014.

La Clase C es la gama de turismos Mercedes-Benz con mayor volumen de ventas. Desde el lanzamiento al mercado en el año 2007 se han vendido más de 2,4 millones de unidades de los modelos antecesores. La nueva Clase C combina un diseño nítido-sensual y numerosas innovaciones técnicas con un amplio equipamiento de serie y cotas ejemplares de emisiones y de consumo. De aquí resultan un aumento claro del valor intrínseco y un ahorro a largo plazo, tanto en el capítulo de los impuestos como a la hora de repostar combustible.

En palabras de Thomas Weber, miembro de la Junta Directiva de Daimler responsable de Investigación del Grupo y de Desarrollo de Mercedes-Benz Cars:
«Más Mercedes que nunca: así puede describirse la nueva Clase C, que establece nuevos baremos en la gama intermedia desde muchos puntos de vista. Su diseño se caracteriza por rasgos nítidos, unidos a una elevada carga emocional. Ambos atributos se asumen sin solución de continuidad en un habitáculo moderno y de alta calidad. La técnica potente y eficiente es la base de un placer de conducción a muy alto nivel.»

Ola Källenius, miembro de la Junta Directiva de Mercedes-Benz Cars responsable de Ventas, completa esta descripción: «La nueva Clase C satisface plenamente el alto nivel de exigencias expresado por el lema de Mercedes-Benz: lo mejor o nada. Esto resulta patente desde el primer encuentro con nuestra nueva berlina. El usuario tiene la sensación de haber tomado asiento en un automóvil de una gama superior. Estoy seguro de que la nueva Clase C entusiasmará a nuestros clientes con su elevada impresión de valor y su agilidad.»

Se han aumentado las dimensiones de la Clase C teniendo en cuenta la mayor estatura media de las personas. La batalla ha aumentando en 80 milímetros
(a 2.840 milímetros) en comparación con el antecesor, la longitud del vehículo en 95 milímetros (a 4.686 milímetros) y la anchura en 40 milímetros
(a 1.810 milímetros). Los ocupantes de las plazas traseras son los principales beneficiarios del incremento resultante en las cotas del habitáculo y pueden disfrutar de un mayor confort en sus viajes. El volumen del maletero de la nueva Clase C supera asimismo el nivel del antecesor y alcanza 480 litros (según ISO 3832).

Claridad sensual y formas puristas

La nueva Clase C se despide de las formas convencionales de sus antecesores. Su diseño dinámico y llamativo destila claridad sensual y despierta emociones en el observador. Las líneas y superficies de la nueva berlina, sensuales y al mismo tiempo elegantes, están inspiradas en la naturaleza y cautivan por su armonía y su fuerza latente. Los diseñadores de la Clase C han creado formas puristas, reducidas a sus elementos fundamentales, que acentúan la técnica inteligente del vehículo. Las superficies diáfanas con curvatura convexa tienen connotaciones sensuales y musculosas. La configuración precisa de las líneas y los volúmenes genera dinámicos juegos de luces y sombras.
Gorden Wagener, responsable de diseño de Daimler AG: «La nueva Clase C expresa con rasgos modernos de diseño nuestra pasión por el automóvil. Elementos progresistas y emocionales subrayan el estilo avanzado del diseño de la nueva Clase C y demuestran al mismo tiempo claridad sensual. La nueva Clase C interpreta el lujo moderno a un nuevo nivel.»

Un capó largo, un habitáculo en posición atrasada y los voladizos cortos de la Clase C destacan en la vista lateral las proporciones clásicas y equilibradas de las berlinas de Mercedes-Benz. Llantas de formato grande acentúan el volumen de la zaga y destilan deportividad elegante.

Es posible elegir entre dos fisonomías diferentes para el frontal: deportiva con estrella central o bien —exclusivamente en la línea EXCLUSIVE— la parrilla del radiador clásica de berlina con estrella Mercedes sobre el capó, que acentúa la elegancia y distinción de la berlina y está equipada con lamas que pueden cerrarse para optimizar el coeficiente cx.

La nueva Clase C está equipada de serie con faros halógenos y lámparas H7. Junto a los faros de serie pueden encargarse dos versiones de LED con bajo consumo de energía: una versión estática y una versión dinámica con «LED Intelligent Light System». Su característico diseño nocturno permite identificar de inmediato a la nueva Clase C, incluso en la oscuridad. El piloto trasero y la luz de freno están integrados en los grupos ópticos traseros y se realizan con diodos luminosos en todas las versiones de los faros.

Interior de alta calidad con detalles sofisticados

Los diseñadores de Mercedes han concebido un habitáculo con un nivel de calidad difícil de encontrar, incluso en los vehículos de gamas superiores. Esto se refiere tanto a la esmerada selección de materiales de alta calidad como a su agradable tacto y a la precisión del acabado de cada uno de los detalles. Pero también al nuevo canon estético, que conjuga sensualidad y claridad con deportividad dinámica y contribuye así a una extraordinaria impresión de valor en el interior.

El conductor y su acompañante disfrutan en la nueva Clase C de una generosa sensación de espacio y de un lujo moderno y discreto. El resultado es un ambiente de bienestar inédito en esta categoría. Quien toma asiento en la nueva Clase C experimenta una sensación equiparable al ascenso de la clase turista a la preferente en un avión.

La configuración del habitáculo demuestra la valentía de Mercedes-Benz para abrir vías inéditas. Los estilistas combinan con maestría la arquitectura de los deportivos Mercedes-Benz con una interpretación completamente nueva de la consola central, con rasgos fluidos y deportivos. En los modelos con cambio automático, la voluminosa consola central de una sola pieza se arquea con elegancia desde los difusores centrales de ventilación hasta el apoyabrazos. Este elemento acentúa la unidad de diseño, genera una sensación inimitable de espacio y destila un purismo moderno que entusiasma a primera vista.

En los vehículos con cambio manual, la consola central es más vertical y cuenta con dos molduras separadas, creando así el espacio ergonómico ideal para el manejo de la palanca de cambios.

La mirada se dirige espontáneamente hacia el display central exento de 17,78 centímetros (7 pulgadas) de diagonal situado por encima de la consola central. En combinación con el equipo COMAND Online se monta un display de 21,33 centímetros (8,4 pulgadas).

Cinco difusores redondos de ventilación añaden un toque deportivo al tablero de instrumentos. Su superficie metálica «Cool-Touch» crea un contraste visible y perceptible al tacto frente al diseño cálido de los demás materiales, como la madera de la consola central o el cuero del tablero de instrumentos. El aumento de categoría prosigue en los mandos. Todos los interruptores tienen forma tridimensional. Su calidad y la disposición ordenada transmiten la sensación de un vehículo de gama alta.

En el apoyo para la mano situado sobre el controlador en el túnel de la transmisión se ha integrado el innovador panel táctil desarrollado por Mercedes-Benz, que define un nuevo hito en la evolución de los equipos de manejo. Al igual que en un smartphone, el usuario puede manejar de forma sencilla e intuitiva todas las funciones de la unidad central por medio de gestos con los dedos. El panel táctil permite además introducir letras, cifras y caracteres especiales con escritura natural y en cualquier idioma. Con el fin de facilitar un uso realmente intuitivo de este dispositivo, el usuario recibe una confirmación háptica clara al accionar la superficie del panel táctil.

Otra novedad en la Clase C es un Head-up-Display. Este equipo, similar al utilizado en los aviones, muestra adicionalmente informaciones importantes en el parabrisas, en el campo visual directo del conductor, y asegura de ese modo una percepción fiable sin perder de vista el tráfico y la carretera. Además de la velocidad actual y del límite de velocidad, el display visualiza las instrucciones del equipo de navegación y las indicaciones del sistema DISTRONIC.

Además del equipamiento de serie se ofrecen tres líneas de diseño y equipamiento opcionales para el exterior y el interior que facilitan una configuración personal del automóvil. La línea AVANTGARDE otorga a la Clase C el aire de una berlina deportiva; la línea EXCLUSIVE transmite distinción y lujo moderno y la línea AMG Line acentúa el porte deportivo de la Clase C.

Carrocería básica robusta y ligera

Menos peso, una rigidez sobresaliente, incluyendo la rigidez de la estructura a las fuerzas incidentes para asegurar un comportamiento de marcha sobresaliente unido al mejor confort acústico y de vibraciones posible y una elevada seguridad estructural: así pueden describirse los requisitos que cumple de forma innovadora la carrocería de la nueva Clase C. Gracias a la técnica de construcción ligera inteligente e innovadora, la carrocería híbrida de aluminio pesa unos 70 kg menos que una estructura convencional de acero. El peso total el vehículo disminuye incluso en unos 100 kilogramos. Con ello, la nueva Clase C es el «líder de construcción ligera» en su segmento. Esto resulta rentable por numerosos motivos. Gracias a las medidas de construcción ligera, el consumo de la nueva Clase C disminuye hasta un 20%, conservando su nivel de prestaciones. Al mismo tiempo disminuye la altura del centro de gravedad, lo que le confiere propiedades de conducción sensiblemente más ágiles y deportivas.

Este avance tecnológico en la construcción ligera de Mercedes-Benz se debe entre otros a un diseño mecánico completamente nuevo y a un porcentaje extraordinariamente elevado de aluminio para un vehículo producido en grandes series. En comparación con el antecesor, la cuota de aluminio ha aumentado de algo menos de 10% a casi un 50%.

Como corresponde a la tradición de Mercedes-Benz, la carrocería está dimensionada para ofrecer una seguridad ejemplar en caso de impacto. Gracias a este concepto, la berlina no sólo cumple todas las leyes nacionales actuales, sino también las condiciones de homologación y los requisitos internos de seguridad de Mercedes-Benz, más exigentes todavía y orientados por los accidentes reales.

El núcleo es un habitáculo de seguridad de alta resistencia. Esta estructura está rodeada por zonas de deformación controlada, dimensionadas con precisión y validadas en ensayos reales, que velan por la máxima seguridad de los ocupantes mediante vías optimizadas de transmisión de fuerzas y una combinación de piezas de fundición de aluminio y materiales de muy alta resistencia. La chapa exterior, fabricada casi completamente en aluminio, constituye la envoltura de protección de la carrocería.

Referente en el campo de la aerodinámica y el confort acústico

Una resistencia aerodinámica baja es un requisito básico para alcanzar cotas sobresalientes de eficiencia. A partir de una velocidad aproximada de 70 km/h, la resistencia aerodinámica supera ya a la suma de las demás resistencias a la marcha. Por lo tanto, es el principal factor a contemplar a la hora de reducir el consumo y las emisiones de CO2. La nueva Clase C Berlina presenta un coeficiente cx de 0,24 (en el C 220 BlueTEC ECO) y define así un nuevo récord en la gama intermedia. También ha disminuido una vez más el nivel de ruido aerodinámico, muy reducido ya en la anterior generación de la Clase C.

Los ingenieros han analizado de forma detallada otras posibles fuentes de ruidos y vibraciones que, por lo general, el conductor y el acompañante perciben sólo de forma inconsciente, pero que pueden influir negativamente en su bienestar y en su concentración. El término técnico utilizado para estos factores es NVH (Noise, Vibration, Harshness = ruido, vibración, rudeza). Los especialistas en este campo han optimizado el ruido producido por el soplador de ventilación del habitáculo, por los elevalunas y por el mecanismo de ajuste de los asientos, así como muchos otros ruidos funcionales y de accionamiento. En consecuencia, la nueva Clase C asume el liderazgo de su segmento en el capítulo NVH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.