Audi Space Frame, la carrocería del nuevo Audi A8 que se expone en Fráncfort sólo pesa 231 kilos

Audi ha cerrado el círculo en la pasada edición del Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA): hace 20 años la marca de los cuatro aros presentó en este mismo certamen, sobre un vehículo de exposición de color plata brillante, el “ASF” (Audi Space Frame), un innovador concepto de carrocería de aluminio que revolucionó la construcción ligera en el mundo del automóvil.

Hace 20 años la naturaleza era la fuente de inspiración para los ingenieros. Por ejemplo, en una colmena sólo se usa el material necesario para hacer un nido de abeja que proporcione resultados óptimos. Los expertos en construcción ligera de Audi se basaron en este principio para elaborar el denominado ASF, un bastidor que se compone de perfiles de aluminio extruidos y de troqueles de piezas de fundición a presión. Los paneles (techo, suelo y laterales) están integrados en este bastidor por distintos tipos de uniones, lo que hace que sea un bastidor semiautoportante. Los componentes individuales tienen varias formas y secciones transversales, dependiendo de su cometido.

Apenas un año después del Salón del Automóvil de Fráncfort 1993, la compañía lanzó al mercado el primer coche del mundo con un volumen de producción elevado y carrocería de aluminio, el Audi A8. Los paneles estaban compuestos por más de 336 componentes individuales, unidos por secciones y puntos de fundición. El 75%, aproximadamente, del ensamblaje se realizaba a mano.

El principio ASF se ha ido extendiendo a otros modelos lo largo de las dos últimas décadas: Audi A2 (2000), Audi TT (2006), Audi R8 (2008), así como a las dos generaciones siguientes del Audi A8 (2002 y 2010). En total, desde 1994 la compañía ha fabricado más de 750.000 vehículos utilizando los principios de construcción ASF, tanto vehículos completamente de aluminio como diseños híbridos de aluminio.

La carrocería del nuevo Audi A8 que se expone en Fráncfort sólo pesa 231 kilos, gracias a su arquitectura ASF y a una mezcla inteligente de aluminio y acero de alta resistencia. La misma carrocería hecha de acero sería un 40% más pesada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.