El Plan PIVE ayuda a que casi se alcancen las 700.000 matriculaciones de turismos en 2012

Gracias al Plan PIVE, el mercado de automóviles de turismo ha conseguido paliar un año complicado, alcanzando las 699.589 unidades, con una caída del 13,4%. En diciembre, los efectos del Plan PIVE se han ido notando día a día, con más de 1.500 reservas diarias. Si extrapolamos los tres días más que tiene el mes de diciembre y hacemos una comparativa día a día, el mercado en diciembre, en el segmento de particulares, sólo habría descendido un 2,7%.

Se ha demostrado que el Plan PIVE está alcanzando el éxito que se esperaba, ya que se están agotando los fondos reservados para la adquisición de un vehículo con características más acordes con el medio ambiente y la seguridad vial. El Plan PIVE está cumpliendo con creces las expectativas y ya registra casi 65.000 operaciones, lo que significa más del 80% de los fondos previstos para la totalidad del Plan.

La propuesta del Gobierno de impulsar un Plan de rejuvenecimiento del parque de automóviles, ha contribuido a que se valore el potencial de las factorías españolas atrayendo inversiones y noticias positivas para la industria del motor. También está haciendo que se recupere la confianza perdida de estos últimos meses, ofreciéndoles a los ciudadanos la oportunidad de poder sustituir un vehículo antiguo por uno con equipamientos tecnológicos adaptados para la reducción de la contaminación medioambiental y la seguridad vial.

Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam, que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas, afirmó: “Despedimos el año con más optimismo que como lo empezamos. El Plan PIVE ha conseguido atemperar la pérdida de tejido empresarial en nuestras redes donde en estos cinco años de larga crisis se han quedado por el camino más de 3.500 pymes y 40.000 empleos. La rentabilidad de los concesionarios se situaba en el -1,1% al cierre del tercer trimestre y el tráfico de exposición venía cayendo del orden del 60% pero, sin duda, la puesta en marcha del plan ha supuesto un revulsivo económico y psicológico para el consumo. El próximo año será todavía muy duro para la economía española, pero será el preámbulo de una recuperación cercana que llegará a finales de 2013 o en la primera parte de 2014. Entre tanto necesitamos que el crédito comience a fluir y que el plan PIVE u otro similar se prorrogue en el tiempo, a sabiendas de que tardaremos mucho en volver a niveles de ventas de 1,2 o 1,3 millones de vehículos que podrían considerarse lógicos para nuestro mercado”.

Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios FACONAUTO, indicó: “El Plan PIVE ha permitido, sobre todo en el último trimestre del año, recuperar el tráfico de exposición en los concesionarios, suavizando la situación que veníamos atravesando desde hacía dos años. En cualquier caso, ha sido un ejercicio tremendamente duro para las empresas de la red de distribución, ya que estamos sufriendo con especial virulencia la falta de actividad y la falta de financiación. El Plan del Gobierno ha cumplido con creces los objetivos para los que fue creado, por lo que consideramos absolutamente necesario que continúe estando en vigor en 2013 y, si puede ser, mejorado, ya que por ejemplo hay modelos muy eficientes energéticamente que se han quedado fuera de éste. Los concesionarios seguiremos trabajando para que los clientes se beneficien de las mejores condiciones de la historia para adquirir un coche. Los esfuerzos promocionales rondan los 4.000 euros y, según se desprende del duro inicio del año 2013, todo apunta a que los consumidores podrían seguir disfrutando de este tipo de ofertas promocionales, las mejores de la historia.”

 

Fuente ANFAC

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.