La DGT introduce cambios en los exámenes para obtener el permiso de conducir

Los exámenes teóricos para obtener el permiso de conducir ya no podrán superarse solo a base de memorizar; y en los prácticos será más fluida y cercana la relación con el examinador. La Dirección General de Tráfico ha ampliado la base de datos de la que extrae las preguntas del examen teórico y sigue informatizando las aulas. Antes de que concluya este año, se podrán realizar los exámenes por ordenador en otras 20 Jefaturas Provinciales de Tráfico. Las de Madrid, Barcelona, Ciudad Real, Cantabria y Valladolid ofrecen esta posibilidad desde hace más de un año. Y a lo largo de 2013 se informatizarán las aulas de exámenes del resto de Jefaturas y Oficinas Locales. En cuanto a la prueba práctica, a partir de enero se implantará el nuevo “examen de calidad”, que incluye una estricta aplicación de los tiempos de la prueba, una primera comprobación de que el alumno conoce el vehículo y diez minutos de conducción autónoma en los que el aspirante debe demostrar sus habilidades sin instrucciones del examinador. El objetivo es mejorar la calidad de los exámenes y que esa mejora repercuta en la formación. La DGT va a poner en marcha un plan de expansión para que la calidad sea la misma en toda España. En 2011 casi 700.000 personas obtuvieron un nuevo permiso para conducir.

Desde el pasado 8 de octubre, todas las Jefaturas Provinciales de Tráfico disponen de una base de datos de 15.500 preguntas de la que se nutren para elaborar los test de examen, que son individualizados, diferentes para cada uno de los aspirantes. Los nuevos cuestionarios utilizan un lenguaje más sencillo, fácil de comprender; también se ha mejorado la fotografía que acompaña a las preguntas. Según la subdirectora adjunta de Formación Vial, Marta Carrera, “solo la DGT tiene esta base de datos, que además está viva, se modifica diariamente, se renueva y se amplía. Entendemos que así ya no será tan fácil la memorización, se tendrá que estudiar para comprender las circunstancias del tráfico y aplicar los comportamientos adecuados”. Para que el aspirante se familiarice con este examen, existe un modelo de autoevualuación en la página web de la DGT con el que se puede practicar desde casa. Tanto si se realiza en una pantalla táctil como en papel, el contenido del examen es exactamente igual. Y las materias son las establecidas por la norma, haciendo especial hincapié en la conducción eficiente, normas y señales y seguridad vial . Dentro de este mismo proyecto, la DGT tiene intención de establecer próximamente un sistema de citación que permita a los alumnos elegir desde la autoescuela el día y hora de su examen, de acuerdo a los plazos disponibles y la capacidad de las aulas.

En el nuevo examen práctico, se introduce un nuevo concepto de calidad recogido en la Directiva Europea de Permisos de Conducir 2006/126/CE. Según este concepto, el examinador debe comenzar por explicar brevemente la prueba y por verificar, con una serie de comprobaciones, que al aspirante conoce suficientemente el vehículo. A continuación, controlará la acomodación dentro del vehículo (asientos, cinturón, espejos…) e iniciará la prueba de circulación que deberá durar como mínimo los 25 minutos previstos en la ley para el grupo 1 (la mayor parte de los permisos) y los 45 minutos para el grupo 2, el de los profesionales. “Esos tiempos los debe de exigir el ciudadano, que para ello paga una tasa”, asegura la subdirectora adjunta. Una vez concluida la prueba, el examinador entregará el resultado y deberá dar una breve explicación al alumno delante de su profesor sobre los fallos que ha tenido.

Fuente DGT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.