Los accidentes de tráfico están entre las diez primeras causas de muerte en el mundo

Según un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 1,2 millones de personas mueren en accidentes de tráfico y otras 50 millones resultan heridas en todo el planeta. Los accidentes de tráfico están entre las diez primeras causas de muerte en el mundo. Es más, en algunos países como Afganistán, Irak, Sudán o el Líbano es más probable morir a causa de un accidente de tráfico que por “la guerra y el conflicto”. Si no se toman las medidas adecuadas, las cifras globales podrían incrementarse en el futuro y los accidentes de tráfico podrían alcanzar en 2030 el quinto puesto como causa de mortalidad a nivel global.

La nueva edición del estudio Allianz Risk Pulse incide en los déficits que existen actualmente en materia de seguridad y subraya la idea de que pequeñas medidas, como ponerse el cinturón de seguridad, podrían ayudar a evitar muchos daños. Por ello, los expertos en riesgos reclaman que se refuercen los marcos legales y sociales de la seguridad vial en todo el mundo.
Relación directa entre accidentes y pobreza


Los expertos en tráfico ven una clara relación entre la seguridad vial y, las condiciones económicas y los estándares técnicos de cada país. Cuanto menor es el nivel de ingresos per cápita en una sociedad, mayor es el riesgo de muerte debido a un accidente de tráfico. Hoy en día, más del 90% de todas las muertes en carretera se producen en países de ingresos bajos y medios, según la OMS. Solamente en África tienen lugar el 20% de las muertes globales en carretera, a pesar de que tiene registrado menos del 2% de vehículos.  “Esta tendencia es preocupante y debe detenerse, porque la seguridad vial no debe convertirse en una cuestión de prosperidad”, indica Lauterwasser.
En muchos países, hay que impulsar tanto la seguridad pasiva como la activa. La seguridad pasiva incluye acciones sencillas como ponerse el cinturón de seguridad, o el casco, o usar sistemas de retención adecuados para los niños en los coches. La seguridad activa puede ser reforzada a través de campañas de seguridad vial en las escuelas y una estricta regulación a la hora de conceder los permisos de conducir. Las regulaciones legales que combaten la conducción bajo los efectos del alcohol son también esenciales, ya que el alcohol es el responsable de entre un 10 y un 32% de todos los accidentes con fatal desenlace, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Los sistemas de asistencia al conductor también pueden contribuir en gran medida a prevenir accidentes, en concreto, en las naciones más ricas.
El peligro de ser peatón o motorista
Pero esta concienciación no debe centrarse sólo en los coches, sino también en los vehículos de dos y tres ruedas, y en los peatones. En Indonesia, el 61% de las muertes de tráfico son de conductores o pasajeros de vehículos de dos o tres ruedas. En Brasil, más del 50% de las muertes son de peatones y de conductores de vehículos de dos o tres ruedas. Aunque en menor medida, en los países más industrializados también los peatones, ciclistas y motoristas son vulnerables. En Europa estas víctimas ascienden al 39%, y del total, el 28% son peatones.
Es necesario un cambio de mentalidad en todo el mundo.
También se requieren marcos legales adecuados, así como la construcción de calles más seguras. Es el camino por el que alcanzar el objetivo de reducir el número de muertes en carretera en el mundo.

España, una tendencia descendente
España se coloca en la posición 30 por número de muertes en accidentes de tráfico, según la OMS (2009). Y desciende hasta la posición 152 por ratio de muertes estimadas por cada 100.000 habitantes.
De hecho, según la Dirección General de Tráfico, el número de accidentes mortales en las carreteras se ha reducido prácticamente a la mitad en los últimos cinco años, (de 2.415 accidentes mortales en 2007 a 1.343 en 2011), gracias a una mayor concienciación de la sociedad en materia de seguridad vial y a una mayor rigidez de las normas de tráfico.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.