Notificación y reclamación de una multa de tráfico

Notificación y reclamación de una multa de tráfico

La crisis económica ha hecho que cada vez más conductores decidan recurrir sus multas, especialmente las impuestas por exceso de velocidad. Incluso los más prudentes corren en riesgo de ser captados por uno de los muchos radares que se encuentran en nuestras carreteras. Circular a 120 kilómetros por hora donde la máxima velocidad permitida es de 80 kilómetros por hora supone la retirada de dos puntos del carné y una multa que puede ascender a 300 euros.

Cuando nos ponen una multa, la Administración nos la manda a nuestro domicilio. Si el cartero intenta entregártela dos veces sin resultado se considerará que la multa está notificada. Si optas por recogerla dispones de 20 días para pagarla, lo que supondría una rebaja instantánea del 50%, pero eliminarías tu derecho a recurrirla.

Si prefieres recurrirla debes presentar un escrito de alegaciones a la DGT. Hazlo lo más detallado posible explicando por qué consideras que la multa está invalidada. Si la multa es por exceso de velocidad puedes solicitar la foto realizada, en la que, para que la multa sea legal, debe aparecer la fecha, la hora y la velocidad del vehículo. Si en la foto aparecen dos vehículos la multa no es válida.

Los radares se revisan y calibran todos los años, por lo que otra opción es pedir el certificado de verificación del radar, ya que, si estuviera caducado, la multa tampoco sería válida.

Si la DGT continúa reafirmándose en la multa tras estudiar tu escrito, no podrás realizar más alegaciones y la multa será cobrada por vía ejecutiva. Para impedir este proceso hay que acudir a los tribunales por la vía civil.

Redacción Rastreator.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.