Nueva revisión del Audi Q5 con un precio básico de 39.900 euros

Deportivo, atractivo y versátil: el SUV de altas prestaciones Audi Q5 es el SUV del segmento medio con más éxito de Europa. Con nuevas soluciones en el diseño, en el infotainment, en los sistemas de asistencia y en los motores, este modelo es ahora incluso mejor. El Q5 hybrid quattro aúna la fuerza de un seis cilindros con el consumo de un cuatro cilindros, mientras que el nuevo SQ5 TDI aporta a la serie el toque dinámico con sus 313 CV (230 KW) de potencia; es además el primer modelo S de Audi equipado con un motor diésel.

El deportivo diseño del Q5, con la cúpula del techo plana, se presenta concienzudamente revisado y mejorado. La parrilla Singleframe tiene en la parte superior las esquinas oblicuas, mientras que las barras cromadas verticales y los aros Audi se caracterizan por sus formas expresivas. El paragolpes, las entradas de aire y los faros antiniebla también son nuevos.

 

En los faros opcionales xenón plus, la luz diurna LED dibuja una horquilla circundante, similar a la de la luz trasera de los grupos ópticos traseros. Con carácter opcional, el deportivo paquete exterior S line y el llamativo paquete de diseño Offroad acentúan la imagen del Q5. El portón del maletero envolvente, un elemento típico de los modelos Q de Audi, y el capó del motor se han fabricado en aluminio. En el habitáculo, los aceros de alta tecnología endurecidos en molde reducen el peso; son extremadamente resistentes y ligeros a la vez.

 

Más potencia, menos consumo: los motores

 

La remodelación del Audi Q5 ha dado como resultado una reducción del consumo de hasta un 15%, a pesar de que la mayoría de los motores ha incrementado su potencia. Los tres TDI y los dos TFSI combinan la inyección directa con la sobrealimentación y equipan de serie el sistema de arranque y parada.

 

 

 

El 2.0 TDI está disponible en dos variantes. En la versión de 143 CV (105 KW) sólo consume, de media, 5,3 litros de diésel a los 100 km. El 3.0 TDI, profundamente perfeccionado, entrega 245 CV (180 KW) y 580 Nm de par, y catapulta al Q5 hasta los 100 km/h, con salida parada, en 6,5 segundos.

 

Otra estrella de la oferta de motores es el TFSI de dos litros, completamente nuevo. Este motor de gasolina incorpora revolucionarias soluciones, por ejemplo en la gestión de las válvulas y de su alzada, en la innovadora gestión térmica, en el turbocompresor, en la integración del colector de escape en la culata y en el sistema common rail, que integra una inyección adicional en el colector de admisión.

 

El 2.0 TFSI rinde 225 CV (165 KW), aunque en combinación con el tiptronic sólo consume de media 7,9 litros a los 100 km. Mayor potencia aún ofrece el nuevo 3.0 TFSI: el V6 sobrealimentado por compresor genera 272 CV (200 KW) de potencia y 400 Nm de par motor, y acelera de los 0 a los 100 km/h en 5,9 segundos.

 

Audi ofrece para cada motor la transmisión de fuerza adecuada. Las motorizaciones de cuatro cilindros equipan de serie un cambio manual de seis marchas. El deportivo S tronic de siete velocidades se monta de serie en el

3.0 TDI, y está disponible como opcional para el 2.0 TDI de 177 CV (130 KW). El 2.0 TFSI se puede equipar opcionalmente con el confortable tiptronic de ocho velocidades, que se monta de serie en el 3.0 TFSI.

 

En las variantes de cuatro cilindros, las cajas de cambios se integran en la gestión térmica de los motores, lo que acorta notablemente su fase de calentamiento. La tracción integral permanente quattro con gestión del par individual para cada rueda pertenece al equipamiento de serie, con excepción del 2.0 TDI de 143 CV (105 KW), equipado con tracción delantera.

 

 

 

Progreso en la eficiencia: la servodirección electromecánica

 

Otro avance en el ámbito de la eficiencia viene de la mano de la nueva servodirección electromecánica: cuando el Q5 circula en línea recta, no consume energía. En el tren de rodaje, Audi ha mejorado aún más el equilibrio de los amortiguadores y de los estabilizadores. Las ruedas de aluminio presentan en la mayoría de las motorizaciones una diagonal de 18 pulgadas, aunque el cliente también puede optar por diámetros de hasta 20 pulgadas y por el tren de rodaje deportivo S line.

 

El control electrónico de estabilización (ESC) detecta el estado del firme y adapta sus intervenciones; el asistente para el descenso de pendientes pertenece al equipamiento de serie.

 

El sistema de conducción dinámica Audi drive select hace aún más versátil el perfil del Q5. Este sistema permite al conductor gestionar en cuatro modos diferentes, entre ellos también el modo de funcionamiento efficiency, la línea característica del pedal acelerador, los puntos de cambio de marcha del cambio automático, la asistencia de la dirección y el funcionamiento del climatizador automático. Si el vehículo equipa un sistema de navegación Audi, el conductor dispondrá además de un quinto modo que en gran medida podrá programar libremente y que se denomina individual.

 

En la regulación del Audi drive select se puede integrar también una serie de componentes opcionales de alta tecnología. En concreto se trata del control de velocidad por radar adaptive cruise control, del tren de rodaje con regulación de la amortiguación y de la dirección dinámica. Ésta última varía su relación de transmisión en función de la velocidad y mejora la estabilidad al alcanzar el límite de estabilidad en curva.

 

Versátiles: los sistemas de asistencia al conductor

En el ámbito de los sistemas de asistencia al conductor, el Audi Q5 remodelado también marca la pauta en su clase. El nuevo sistema de información al conductor con recomendación de descanso se equipa de serie. Cuando detecta que la concentración del conductor disminuye, le insta a tomarse un descanso.

 

 

Entre los sistemas de asistencia disponibles con carácter opcional, el más innovador es el adaptive cruise control evolucionado. El control de velocidad por radar regula la distancia del Q5 respecto al vehículo precedente; por debajo de los 30 km/h de velocidad es capaz de iniciar una frenada a fondo si detecta un riesgo de colisión por alcance. El Audi active lane assist ayuda al conductor mediante discretas correcciones en la dirección a mantenerse en su carril; el Audi side assist vigila el espacio ubicado detrás del vehículo, con lo que el cambio de carril se puede llevar a cabo de un modo más relajado. Tres sistemas que permiten aparcar cómodamente completan la oferta.

 

En el ámbito del infotainment Audi pone a disposición de sus clientes una amplia oferta, liderada por el MMI navigation plus. Esta gran central mediática presenta mejoras en muchas de sus funciones, como por ejemplo en el control por voz. Su complemento ideal es el teléfono de automóvil Bluetooth online. Su punto de acceso inalámbrico WLAN integrado permite a los acompañantes navegar libremente por Internet y acceder a su correo electrónico con sus dispositivos móviles.

 

El teléfono de automóvil Bluetooth online también tiene algo que ofrecer al conductor, descargando en el vehículo los servicios de Audi connect. Entre ellos destacan, por ejemplo, la búsqueda Point of Interest con control por voz incluido o la navegación con imágenes de Google Earth y Street View. La Información de tráfico Audi online muestra en el mapa de navegación la densidad del tráfico en la ruta seleccionada. Con la aplicación para smartphones Audi Music stream se pueden recibir muchas emisoras de radio de Internet, y permite además memorizar las favoritas en el teléfono móvil. El programa seleccionado se escucha vía WLAN a través de los altavoces del equipo de sonido.

 

Centro de bienestar para los sentidos: el interior

La calidad de acabado del Audi Q5 es de máximo nivel, y su interior se muestra aún más refinado. Muchos elementos de mando incorporan delicadas abrazaderas cromadas, y los embellecedores de la consola central se han realizado en negro de brillo intenso. Todos los volantes presumen de un nuevo diseño. El MMI navigation plus se maneja ahora a través de sólo cuatro teclas, y el mando giratorio del volumen incorpora una función skip.

 

 

Otras modificaciones afectan al manejo de la calefacción de los asientos, del sistema de conducción dinámica Audi drive select y del volante multifuncional.

 

Para el Audi Q5 revisado se ofrecen tres nuevos colores de interior, así como tres tipos de cuero y otros tres de tela; en cuanto a las inserciones, hay tres laminados de madera y una variante en aluminio. El paquete deportivo S line viste el interior de color negro, y lo dota de asientos deportivos y de discretas aplicaciones que incrementan la exclusividad. La oferta de Audi exclusive y de Audi exclusive line proponen al cliente otras opciones de gran atractivo.

 

El Audi Q5 posee un gran talento para el día a día y el tiempo de ocio. Con su larga batalla de 2,81 metros, ofrece espacio más que suficiente para cinco pasajeros. Los respaldos de los asientos traseros se pueden regular en inclinación; cuando están abatidos, el volumen del maletero se incrementa de los 540 a los 1.560 litros. Opcionalmente el cliente puede optar por un sistema de rieles, una cubeta para utensilios sucios, una alfombrilla reversible, un portón del maletero de accionamiento eléctrico, un asiento del acompañante con respaldo abatible y la banqueta trasera plus desplazable longitudinalmente que incorpora dispositivo de carga larga. La carga de remolque es de hasta 2,4 toneladas, todo un récord en el segmento.

 

Una posición excepcional en la serie la ostenta el Audi Q5 hybrid quattro, el primer SUV híbrido del segmento con batería de iones de litio de serie. Un

2.0 TFSI con 211 CV (155 KW) y un motor eléctrico con hasta 54 CV (40 KW) de potencia conforman el sistema de propulsión; en conjunto entregan una potencia de sistema de 245 CV (180 KW) y un par motor de sistema de 480 Nm.

 

Ambos motores se encuentran montados uno detrás del otro y están conectados entre sí mediante un embrague. Sus fuerzas se trasladan hasta el sistema de tracción quattro a través de un tiptronic de ocho relaciones modificado. La batería de iones de litio situada en la parte trasera del vehículo acumula una energía nominal de 1,3 kWh, y se refrigera en función de las necesidades a través de dos vías.

 

 

 

El Audi Q5 hybrid quattro acelera de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos. A una velocidad constante de 60 km/h es capaz de recorrer hasta 3 km en modo exclusivamente eléctrico, siendo su velocidad punta en este caso de 100 km/h. Su consumo medio asciende a sólo 6,9 litros de combustible a los 100 km. El SUV híbrido es capaz de circular únicamente con el TFSI, únicamente con el motor eléctrico, y en modo híbrido; además puede entrar en modo de recuperación o en modo de aceleración intensa (boost).

 

El conductor puede elegir entre tres programas. El grupo de características EV da prioridad al modo eléctrico, el programa D optimiza el consumo de ambos motores y el nivel S es el modo deportivo. Una serie de indicadores especiales informan sobre el sistema de propulsión actual y sobre el potencial en lo que respecta a la eficiencia.

 

Nuevo modelo de máxima potencia: el Audi SQ5 TDI

 

La nueva versión de máxima potencia en la serie Q5 es el SQ5 TDI, el primer modelo S de Audi equipado con un motor diésel. Dos turbocompresores conectados en serie ayudan al 3.0 TDI a conseguir su impresionante fuerza; rinde 313 CV (230 KW) y genera un par motor de 650 Nm. Un actuador de sonido integrado en el sistema de escape aporta al diésel V6 un sonido deportivo y armonioso.

 

El Audi SQ5 TDI resuelve la aceleración de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanza una velocidad punta de 250 km/h; el consumo medio asciende a sólo 7,2 litros a los 100 km. El tren de rodaje deportivo rebaja 30 mm la altura de la carrocería, las ruedas tienen un formato de 20 pulgadas. Opcionalmente se ofrecen diámetros de hasta 21 pulgadas.

 

 

 

Equipamiento y precios

 

A pesar de la amplia revaloración que ha sufrido el Audi Q5, que llegará a los concesionarios a finales de verano, el precio apenas se ha incrementado. En el caso del 2.0 TDI de 177 CV (130 KW), por ejemplo, la diferencia es apenas de 150 euros, siendo su precio básico de 39.900 euros. El modelo básico, con un precio de 35.200 euros, es el 2.0 TDI de 143 CV (105 KW).

 

 

El equipamiento de serie es generoso. Incluye, por ejemplo, los faros antiniebla, el paquete de brillo, una baca, un climatizador automático, la radio chorus con display de 6,5 pulgadas, seis airbags, el sistema integral de reposacabezas y el freno de estacionamiento electromecánico. El Q5 hybrid quattro dispone además del MMI navigation plus, mientras que el SQ5 TDI monta faros xenón plus y el sistema de conducción dinámica Audi drive select.

 

Los equipamientos opcionales para el Q5 proceden directamente del segmento de lujo. Entre ellos se cuentan el sistema adaptive light, la llave de confort, el techo de cristal panorámico, el climatizador automático de tres zonas y los asientos climatizados de confort con función de ventilación. El paquete deportivo S line incluye un tren de rodaje deportivo y un color exclusivo para la carrocería, el Gris Daytona efecto perla.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.