Comprar un coche de segunda mano, ¿Dónde y a qué precio?

Comprar un coche de segunda mano, ¿Dónde y a qué precio?

La compra de un coche de segunda mano siempre es una alternativa muy interesante a tener en cuenta para las personas con presupuesto limitado o bien para los conductores que hacen un uso moderado del coche y que, por lo tanto, no necesitan uno nuevo. La gran ventaja de los coches de ocasión es que son más económico que los coches nuevos.

Pero no todo es color de rosa, un coche usado puede ser un futuro quebradero de cabeza y si no es el coche de tu vecino, que sabes que no lo ha sacado casi nunca del garaje y lo ha mimado o el de un familiar, también de confianza, resulta inevitable albergar dudas sobre el estado real del automóvil. Es conveniente saber en qué fijarse y cuáles son nuestros derechos al adquirir un vehículo de segunda mano.

¿Dónde comprar un coche de segunda mano?

Es muy importante distinguir entre la compra que se hace a un establecimiento de compraventa de vehículos y si la compra se hace a un particular.

Si la compraventa se hace a un establecimiento esta se regirá por la Ley General de defensa de Consumidores y Usuarios y se refiere a vehículos de segunda mano que llevan más de seis meses en circulación o han recorrido más de 6.000 kilómetros. En el caso de elegir un concesionario o taller es importante asegurarse de que éste cumpla con toda la normativa. Sólo así el comprador podrá beneficiarse de lo previsto en la ley.

Si la compraventa se efectúa entre particulares, se considera de segunda mano desde el mismo momento que ha salido del concesionario y en este caso se aplicará el Derecho Civil Común.

Precio de un coche de segunda mano

El cálculo del precio aproximado de un coche de segunda mano es difícil. Siempre es recomendable que el comprador revise por su cuenta las tablas de valores estadísticos en alguna revista especializada.

Un coche nuevo, recién comprado, se devalúa desde el mismo instante en que sale del concesionario. Según los cálculos de diversas entidades del sector, la devaluación que sufre un automóvil las primeras 24 horas de vida ronda el 15%, porcentaje que puede aumentar en el caso de los motores de gasolina con un alto índice de octanaje. Esta bajada del precio no cae en esa misma proporción con el paso del tiempo; se estima que el descenso adicional total para el primer año de vida de un vehículo ronda un 16% del coste original. Sin embargo, este porcentaje se agudiza en el segundo año de uso del automóvil, cuando llega a bajar hasta la mitad de su valor, en función del modelo y la marca.

A los dos años el valor de un coche se reduce hasta la mitad de lo que costó originalmente

Los factores que influyen en este descenso del precio del vehículo son diversos y determinantes para saber cuánto se puede pagar por un coche de segunda mano:

  • La edad del coche.
  • El kilometraje.
  • El volumen de ventas que registró el modelo en su momento.
  • El nivel de consumo.
  • El mantenimiento y cuidado, si el coche ha “dormido” en garaje o a la intemperie.
  • El ciclo de vida del modelo.
  • El tipo de combustible, gasolina o gasoil

Sin embargo, este es sólo un dato aproximado, porque el precio se puede incrementar siempre que las condiciones del vehículo hayan sido mejoradas para su venta (neumáticos nuevos, cambio de las pastillas de freno, ITV, etc). Por ello, antes de comprar un coche de segunda mano se recomienda que un mecánico de confianza lo repase. Más vale gastarse unos euros en contratar los servicios de un mecánico que revise el vehículo que se piensa adquirir, que lamentarlo más tarde cuando el coche comience a dar problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.