Ford empieza a fabricar el B-MAX en Rumanía

El ingenioso nuevo B-MAX de Ford es la respuesta de la compañía a la creciente tendencia de ajuste de tamaño en Europa. Su producción comienza hoy en la nueva factoría de Ford de Craiova, en Rumanía.

 

El 40 por ciento de usuarios de coches de mayor tamaño tienen intención de comprar coches más pequeños y eficientes y el 20 por ciento de propietarios de vehículos compactos buscan vehículos más espaciosos, por lo que modelos como el nuevo B-MAX pueden beneficiarse de esta nueva tendencia.

 

El segmento de vehículos multiactividad de tamaño pequeño cuenta con unas previsiones de crecimiento del 17 por ciento de aquí a 2018. Desde que el lanzamiento del primer compacto multiactividad en 2000, el segmento ya ha experimentado un rápido crecimiento, pasando de cinco modelos en competencia en 2003 a diez en 2008. A finales de este año se espera que haya doce modelos de estas características disponibles.

 

“Con las dificultades financieras que están experimentando muchos consumidores en Europa, la simbología de estatus que suponía tener el coche más caro, más grande o más rápido está siendo relegada a un segundo lugar a favor de un perfil de consumidor inteligente, ingenioso o sostenible”, asegura Henry Mason del portal de expertos en tendencias globales trendwatching.com

 

“Los consumidores europeos son maduros, urbanos y sofisticados. Por supuesto, estos consumidores urbanos quieren coches que se ajusten a sus estilos de vida flexibles y compactos*.”

 

EL B-MAX combina unas dimensiones compactas que facilitan la circulación en ciudad con la habilidad para portar bultos de hasta 2,3 metros de longitud mientras que el Sistema de Puertas Easy Access ofrece un acceso lateral líder en su segmento de 1,5 metros.

 

Los vehículos compactos multiactividad a menudo eran sinónimo de concesiones poco convincentes en materia de estilo o equipamiento. El nuevo B-MAX hace posible que menos tamaño no equivalga a menores prestaciones. Ofrece motores con economía de combustible líder en su segmento, las innovaciones de Ford ECOnetic Technology y el sistema de control por voz SYNC que permite la integración de teléfonos móviles y reproductores de audio. También se incluyen un panel de instrumentos de tacto suave, una sofisticada iluminación ambiental y un tapizado premium o un acabado en cuero premium opcional.

 

Ford ha destinado una inversión continuada de 675 millones de euros en las nuevas instalaciones de Craiova en la que actualmente se fabrican el nuevo B-MAX y el galardonado motor EcoBoost 1.0. La planta de Craiova supone un nuevo nivel de sofisticación y modernidad en materia de producción en Rumanía.

 

“B-MAX es la respuesta exacta a lo que los usuarios buscan en un vehículo de este tamaño, y destaca el compromiso de Ford para ofrecer a nuestros clientes en Europa la capacidad de elegir dentro de ese segmento”, afirma el responsable del proyecto B-MAX en Ford, Klaus-Peter Tamm.

 

“Es pequeño, consume poco, tiene estilo y cuenta con un nivel de equipamiento que satisfará plenamente a los usuarios que anteriormente conducían un coche más grande. Es una oportunidad única en su segmento y un coche que se ajusta a las necesidades del día a día de cualquier persona”.

 

El nuevo B-MAX sale a la venta en Europa en septiembre de 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.