El Cinturón de Seguridad Trasero de Ford se Presenta con el Nuevo Mondeo. Combina las Ventajas del Cinturón de Seguridad y del Airbag

Ford Motor Company ha anunciado hoy que su revolucionario cinturón de seguridad trasero hinchable, que combina los atributos de un airbag con los de un cinturón de seguridad convencional, tendrá su debut europeo el año que viene con el nuevo Mondeo, que estará disponible en España a mediados de 2013.
El cinturón de seguridad trasero hinchable está diseñado para reducir lesiones de cabeza, cuello y pecho en pasajeros de asiento trasero, habitualmente niños y pasajeros de edad más avanzada que pueden ser más vulnerables a este tipo de lesiones. En caso de accidente, el cinturón se expande rápidamente para dispersar las fuerzas de colisión a lo largo de un superficie corporal cinco veces más grande que la que logra un cinturón de seguridad convencional.
“Hemos probado el sistema ampliamente haciendo uso de toda nuestra familia de muñecos de pruebas de choque y ofrece protección extra más allá de los sistemas estándar de cinturones de seguridad traseros”, cuenta Joerg Doering, ingeniero de cinturones de seguridad de Ford Europa. “Juntar los atributos de un airbag y un cinturón de seguridad trasero supone un desarrollo significativo. Esta tecnología no está disponible actualmente en Europa”.
En su uso diario, los cinturones hinchables funcionan como cinturones de seguridad convencionales y son seguros y compatibles con asientos de seguridad para niños. Según investigaciones de Ford, más del 90 por ciento de los usuarios que probaron los cinturones de seguridad hinchables los encontraron igual o más cómodos que los cinturones de seguridad convencionales porque están acolchados y son más suaves.
Esta tecnología se presentó por primera vez en el Ford Explorer de 2011 en EE.UU y disfrutó de una popularidad inmediata, con el 40 por ciento de compradores decantándose por incorporarlos.
Como con un airbag, el cinturón trasero hinchable de Ford se activa cuando los sensores detectan un accidente. Esto hace que se libere gas comprimido que sale de un cilindro alojado debajo del asiento trasero y entra por el cinturón a través de la hebilla. El cinturón de seguridad trasero hinchable se despliega completamente en menos de 40 milisegundos.
“Ofrece refuerzo suplementario en la cabeza y el cuello y por ello es especialmente efectivo si lo llevan niños pequeños o personas mayores, que son más vulnerables en caso de accidente”, asegura Doering.
A diferencia de los airbags, que generan calor cuando se despliegan, los cinturones de seguridad traseros hinchables se llenan con gas comprimido frío.
“El nuevo Mondeo será el primer vehículo en su segmento en ofrecer esta tecnología”, cuenta Mark Beal, Gerente de Marketing de Ford Europa. “Confiamos en que gustará mucho a los usuarios”.
La tecnología del cinturón de seguridad trasero hinchable de Ford es la más reciente de una serie de innovaciones en materia de retención que se remonta a 1955 cuando a los usuarios se les ofreció por primera vez la posibilidad de incluir cinturones delanteros.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.