Audi SQ5 TDI con motor V6 TDI 3.0 sobrealimentado y 313 CV

A punto de celebrarse las 24 Horas de Le Mans, Audi presenta el nuevo modelo estrella de la recién optimizada gama Q5: el Audi SQ5 TDI. Su motor V6 TDI 3.0 sobrealimentado con dos turbocompresores, entrega nada menos que 313 CV (230 KW) de potencia y genera 650 Nm de par motor, disponibles entre las 1.450 y las 2.800 rpm. El Audi SQ5 TDI llegará a los concesionarios en el primer trimestre de 2013 y es el primer modelo S en la historia de Audi provisto de un motor diésel.

El potente V6 TDI, con una cilindrada de 2.967 cc, ha sido concebido como motor biturbo; una válvula une los dos sobrealimentadores dispuestos en línea. La refrigeración de las culatas, los tiempos de mando y las alzadas de los árboles de levas de admisión, los pistones y sus pernos, así como la refrigeración de aceite se han configurado en base al concepto de altas prestaciones. El sistema common rail establece una presión de hasta 2.000 bares y realiza hasta ocho inyecciones parciales en los cilindros por cada carrera. El 3.0 TDI biturbo suena con rotundidad. Su acústica viene modulada por un actuador de sonido integrado en el sistema de escape: se trata de un altavoz ubicado en una corta ramificación secundaria del sistema.

El Audi SQ5 TDI resuelve la aceleración de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, y su velocidad punta alcanza los 250 km/h. El consumo de este modelo se limita a un promedio de 7,2 litros a los 100 km: un valor excepcional al que también contribuyen la innovadora gestión térmica, el sistema de arranque y parada, y la bomba de aceite regulada.

Un tiptronic de ocho relaciones, tan rápido como suave en su manejo, y la tracción integral permanente quattro con su gestión de par individual para cada rueda se encargan de transmitir la fuerza del potente diésel V6 a la calzada.

La dirección del Audi SQ5 TDI es de accionamiento electromecánico: responde con una enorme sensibilidad y gran eficiencia. El tren de rodaje deportivo rebaja la altura de la carrocería en 30 milímetros; las llantas de serie en diseño de cinco radios paralelos presentan 20 pulgadas de diámetro e incorporan neumáticos en el formato 255/45. Audi ofrece como opcional llantas de hasta 21 pulgadas. Las pinzas de freno del eje delantero son de color negro, e incluyen el emblema S. A petición del cliente, el sistema opcional de dinámica de conducción Audi drive select puede ampliarse con la dirección dinámica y su relación de transmisión variable.

En cuanto al diseño, llaman la atención especialmente la parrilla Singleframe en gris platino con sus barras dobles galvanizadas en óptica de aluminio, el alerón del techo y el parachoques modificado. En torno a las ventanas el acento lo ponen el paquete de brillo y los retrovisores exteriores en diseño de aluminio. Audi ofrece el nuevo modelo estrella pintado en los colores de efecto cristal Azul Estoril y Negro pantera. La carrocería se compone en gran parte de aceros de máxima resistencia, lo que le otorga una elevadísima ligereza, y la hace segura y rígida.

El interior presenta la estética típica de los modelos S: deportiva, elegante y dominada por el color negro. El revestimiento interior del techo se ofrece opcionalmente en color plata luna. Los asientos deportivos con ajuste eléctrico se presentan tapizados de serie en la combinación napa perla/Alcantara u opcionalmente en cuero, disponible en cuatro tonalidades diferentes. Las inserciones decorativas son de aluminio cepillado, y con carácter opcional se ofrecen también en Carbono Atlas, Lacado brillante negro o la nueva combinación Aluminio/Madera Beaufort negro.

Las escalas de los instrumentos son de color gris e integran emblemas S en óptica 3D; las agujas son de color blanco, y los pedales y las levas de cambio se han revestido en óptica de aluminio. Otros puntos fuertes de la estética interior son el pomo de la palanca de cambio S, los emblemas S sobre las molduras de acceso, el botón de arranque y el volante de diseño específico, la pantalla de inicio con el motivo S y el paquete de iluminación.

Con carácter opcional, Audi ofrecerá también sus sistemas de asistencia e infotainment de última generación, así como con todo el espectro de servicios correspondientes a Audi connect.

El maletero presume de un volumen de hasta 1.560 litros: el SQ5 TDI es el coche ideal para clientes deportivos y con un estilo de vida activo. Con una capacidad de carga de remolque que llega a las 2,4 toneladas, este modelo es además un vehículo tractor de excepcional fuerza.

El Audi SQ5 TDI llegará a los concesionarios españoles durante el primer trimestre de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.