La nueva gama Audi Q5 es hasta un 15 por ciento más eficientes

Deportivo, espacioso, cómodo y multifuncional, el exitoso Audi Q5 tiene un carácter versátil. Ahora, el SUV de la clase media de Audi es aún más atractivo, eficiente y deportivo, gracias a la adopción de muchas nuevas soluciones en materia de diseño, infotainment, motores y chasis. El Q5 hybrid quattro combina la potencia de un V6 con la economía de combustible de un motor de cuatro cilindros.

Motores: cinco opciones, tres TDI y dos TFSI

Audi presenta la actualización del Q5 con cinco posibilidades mecánicas: tres motores TDI y dos TFSI. Todos ellos combinan la inyección directa de combustible con la turboalimentación, y el sistema start-stop es de serie en todas las versiones. La mayoría de los motores han visto mejoradas sus cifras de prestaciones, reduciendo el consumo de combustible en hasta un 15 por ciento.

El motor 2.0 TDI se ofrece en dos variantes. En su versión con una potencia de 143 CV (105 kW) y 320 Nm de par máximo, y combinado con el cambio manual y la tracción delantera, el consumo medio es de 5,3 l/100 km, lo que se corresponde con unas emisiones de CO2 de 139 g/km. Gracias a un depósito de combustible de 75 litros, la autonomía del Audi Q5 2.0 TDI alcanza los 1.400 km.

La versión más potente del cuatro cilindros, alcanza 177 CV (130 kW) y un par máximo de 380 Nm, con un consumo medio de apenas 6 l/100 km en su versión con cambio S tronic y tracción quattro. El V6 3.0 TDI, que se presenta en una nueva edición revisada, rinde 245 CV (180 kW) y 580 Nm de par, y está siempre asociado al cambio S tronic de siete velocidades y a la tracción quattro. Esta versión del Audi Q5 acelera de cero a 100 km/h en 6,5 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h, con un consumo medio de sólo 6,4 l/100 km.

Los motores de gasolina del nuevo Audi Q5 también cuentan con la tecnología más avanzada. El nuevo cuatro cilindros de dos litros recibe innovaciones en el sistema de control de las válvulas, en la gestión térmica, en la inyección, en el turbocompresor y en el escape, ahora con el colector integrado en la culata. Su potencia es de 225 CV (165 kW), y alcanza un par máximo de 350 Nm, con un consumo medio de 7,6 l/100 km.

El V6 3.0 TFSI con sobrealimentación, que sustituye en la gama al motor de 3,2 litros atmosférico, ofrece incluso más potencia, con 272 CV (200 kW) y un par máximo de 400 Nm. Permite al Q5 acelerar de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, con una velocidad máxima de 234 km/h, y el consumo medio en ciclo combinado se queda en apenas 8,5 l/100 km, lo que significa un ahorro de 0,8l/100 km respecto a su predecesor.

La transmisión de fuerza

Cada uno de los motores del nuevo Audi Q5 se asocia al sistema de transmisión óptimo para su rendimiento. Para el motor de cuatro cilindros se monta de serie un cambio manual de seis velocidades. Como opción en el 2.0 TFSI, y de serie en el 3.0 TFSI, se ofrece el cambio tiptronic de ocho velocidades, mientras que la deportiva caja S tronic de siete marchas es de serie en el 3.0 TDI, y opcional en el 2.0 TDI más potente.

En las versiones de cuatro cilindros, las transmisiones están integradas en el nuevo sistema de gestión térmica, que reduce el tiempo necesario para el calentamiento tras un arranque en frío. Todas las transmisiones tienen relaciones de cambio largas en las marchas superiores para reducir el consumo, mientras que las relaciones más ajustadas en las marchas cortas mejoran las cualidades dinámicas.

La tracción permanente a las cuatro ruedas quattro es de serie en todas las versiones del Audi Q5 salvo en el 20 TDI de 143 CV. En situaciones de conducción normal, el diferencial central distribuye la potencia del motor entre los ejes delantero y trasero en una proporción 60:40, pero este reparto es variable según las condiciones de adherencia. El sistema torque vectoring termina de mejorar el comportamiento dinámico con calibradas intervenciones en los frenos.

El chasis del nuevo Audi Q5

El Audi Q5 conserva el eje delantero de cinco brazos y la suspensión trasera de brazos trapezoidales, con modificaciones en la definición de los muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras para conseguir mayor refinamiento y confort de marcha. Con una relación más directa, el nuevo sistema de dirección asistida electromecánica permite al conductor un control superior de lo que sucede entre las ruedas y el asfalto. El sistema, que ajusta la asistencia a la velocidad del vehículo, no consume energía cuando se circula en línea recta, lo que permite reducciones de consumo de combustible de unos 0,2 l/100 km.

El Audi Q5 equipa de serie llantas de aleación, en diferentes tamaños según la versión. Entre las opciones disponibles tanto por parte de Audi como de quattro GmbH, se ofrecen llantas de hasta 20 pulgadas, con neumáticos en medidas que llegan hasta los 255/45. Aquellos clientes especialmente centrados en el rendimiento deportivo pueden solicitar la suspensión deportiva S line. El freno de estacionamiento electromecánico se puede complementar opcionalmente con el sistema Audi hold assist, mientras que el asistente que controla la velocidad para el descenso de pendientes pronunciadas es de serie. El programa de estabilización electrónica ESP adapta su funcionamiento a las características de la superficie por la que se circula.

Otro de los elementos destacados de la nueva gama Audi Q5 es el sistema Audi drive select, que permite al conductor variar la ley de funcionamiento del pedal del acelerador, los puntos de cambio de la transmisión automática, el grado de asistencia de la dirección y el funcionamiento del climatizador automático en base a cuatro programas, incluyendo un modo efficiency. Cuando se equipa el sistema de navegación de Audi, se añade un quinto modo, individual, programable por el usuario.

Además, el sistema Audi drive select puede integrar tres componentes opcionales, el control de crucero adaptativo, la amortiguación variable y la dirección dinámica, que modifica su desmultiplicación en función de la velocidad del vehículo mediante un sistema de accionamiento armónico. Cuando se llega al límite en conducción deportiva en curvas, compensa el subviraje o el sobreviraje al intervenir con ligeros pulsos en la dirección.

EL Audi Q5 también ofrece un magnífico rendimiento fuera del asfalto. Puede superar pendientes de hasta 31 grados, y ofrece unas favorables cotas, con un ángulo de entrada y salida de la carrocería de 25 grados, un ángulo ventral de 17 grados, y una altura libre al suelo de 20 centímetros.

Diseño exterior

El nuevo Audi Q5 es a la vez progresivo y deportivo, espacioso y funcional. Su diseño, que ahora adquiere rasgos distintivos, permite visualizar estas propiedades, con una línea de techo que imita a un coupé y con un portón trasero de diseño envolvente. Se ha modificado el diseño interior de los grupos ópticos; las luces diurnas LED en los faros xenón plus tienen ahora un diseño curvo que rodea los faros. Audi también ofrece el sistema de luces adaptativas con luz dinámica en curva y luz estática de giro.

Las líneas horizontales en el frontal cobran mayor importancia con la parrilla Singleframe de bordes biselados acabada en negro brillante; sus barras cromadas verticales, así como el emblema de los cuatro aros, tienen una apariencia esculpida. Los paragolpes de nuevo diseño integran entradas de aire con acabado en color negro y alto brillo, y los faros antiniebla incorporan biseles cromados.

Cuando se montan los faros xenón plus, los grupos ópticos traseros también incluyen un nuevo diseño con bandas uniformes de diodos luminosos LED. También se han rediseñado el difusor y las salidas de escape, que son de dos tipos, en función del motor.

Hay una gama de 15 colores de carrocería para elegir, incluyendo cuatro nuevos. Como opciones, se ofrece el paquete exterior S line, o un paquete offroad; los dos le otorgan al Audi Q5 una apariencia exclusiva, con detalles de diseño que también afectan al color de algunos elementos de la carrocería.

El nuevo Audi Q5 mide 4,63 metros de largo, 1,90 metros de ancho y 1,65 metros de alto. Su coeficiente aerodinámico es de 0.33, y la superficie frontal de 2,65 metros cuadrados. El peso de la versión básica se sitúa en 1.755 kg.

Tanto el capó del motor como el portón posterior se han fabricado en aluminio, mientras que una gran parte de los elementos estructurales de la carrocería son de acero de ultra alta resistencia, lo que reduce el peso final y mejora la seguridad en caso de choque. El Audi Q5 recibió el premio “Euro Car Body Award”, el galardón más prestigioso en diseño de automóviles.

El diseño interior

El interior del SUV de altas prestaciones Audi Q5 tiene una apariencia sólida y confortable, y avanza un paso más en refinamiento. Muchos de los mandos de control tienen ahora acabados en cromo, y tanto la instrumentación como la llave de contacto o el mando de ajuste de la columna de la dirección reciben ligeras modificaciones. Los paneles de la consola central están acabados en color negro de alto brillo, y todas las versiones de volante, incluyendo las que incorporan levas de cambio, reflejan el nuevo estilo característico del Q5.

También la ergonomía se ha perfeccionado. El componente central del sistema multimedia, el MMI navigation plus, ahora atiene cuatro botones, y el dial de control del volumen cuenta con una función adicional. Se han mejorado otros controles como el de la calefacción de los asientos, el nuevo sistema de aire acondicionado de alta eficiencia, el mando del sistema Audi drive select y el volante multifunción.

Entre los extras dignos de mención especial merecen ser destacados el climatizador automático de tres zonas, y los asientos de confort con control climático y función de ventilación. El techo panorámico de cristal también crea un agradable ambiente en el habitáculo.

Una calidad de acabado sin compromisos es siempre cuestión de orgullo para Audi. Se ha actualizado la selección de materiales, colores y tapicerías, incluyendo tres nuevos tonos para el interior, tres tipos de tejidos y tres calidades de cuero, lo que permite un total de 35 diferentes combinaciones y, por lo tanto, una gran libertad cuando se trata de la personalización del vehículo. Los paneles de las puertas están tapizado, y entre las opciones para el interior se incluyen inserciones en tres tipos de madera, y una versión con acabado en aluminio.

El paquete S line ofrece un interior acabado en color negro, asientos deportivos y distintos elementos que realzan la elegancia del nuevo Audi Q5. Este paquete se completa con las llantas de 19 pulgadas equipadas con neumáticos en medida 235/55, la suspensión deportiva y el exclusivo color para la carrocería Gris Daytona con efecto perla. Los distintos paquetes de diseño, y el programa o la línea Audi exclusive amplían las posibilidades de personalización.

El Audi Q5 se caracteriza por su practicidad cuando se trata de actividades relacionadas con la familia y el ocio. Con una distancia entre ejes de 2,81 metros, ofrece un amplio espacio interior. El respaldo de los asientos traseros es regulable en inclinación, y cuando esta segunda fila de asientos se pliega -una maniobra que se realiza con facilidad utilizando la función de desbloqueo remoto- la capacidad del maletero aumenta desde los 540 hasta los 1.560 litros.

Audi ofrece un sistema opcional de raíles para configurar el espacio de carga, portón trasero de accionamiento eléctrico, posibilidad de plegar el respaldo del asiento del pasajero delantero y asientos traseros deslizantes con diez centímetros de ajuste longitudinal, así como un hueco practicable en los mismos que facilita el transporte de objetos largos. El Audi Q5 también tiene una gran capacidad de remolque, alcanzando un máximo de hasta 2.4 toneladas métricas de carga de remolque, en función del motor y de la pendiente a superar.

Los sistemas de asistencia al conductor

En esta versión actualizada del Audi Q5, la conducción es más relajada y segura, en gran parte debido a los sistemas de asistencia desarrollados por Audi. El detector de fatiga con recomendación de reposo es de serie en todas las versiones. Si el sistema detecta que la atención del conductor disminuye -en base a los movimientos del volante y de otros parámetros- recomienda una parada para tomar un descanso. El control de crucero adaptativo asume un papel protagonista entre los sistemas de asistencia opcionales del nuevo Audi Q5. Basado en el funcionamiento de un radar, controla la distancia al vehículo que circula por delante, y a velocidades inferiores a los 30 km/h puede incluso iniciar una frenada de emergencia si detecta que se puede producir una colisión inminente. El sistema Audi active lane assist ayuda al conductor para que no se produzcan salidas de la trayectoria con pequeñas intervenciones en la dirección para mantener el vehículo dentro del carril, y el Audi side assist vigila el ángulo muerto a los lados y por detrás del Audi Q5 para ayudar al conductor a cambiar de carril de forma segura.

Audi connect y los sistemas de infotainment

Para el nuevo Q5, Audi ofrece una amplia selección de sistemas de infotainment. En lo más alto encontramos el sistema de sonido Bang & Olufsen y el MMI navigation plus con disco duro, monitor a color con gráficos 3D y reproductor DVD. Se han revisado y mejorado muchas características, como el control por voz y el sistema opcional de recepción digital de radio.

El teléfono de automóvil Bluetooth se complementa a la perfección con el MMI navigation plus. Su punto de acceso WLAN integrado permite a los pasajeros navegar por Internet o consultar el correo electrónico en sus dispositivos móviles. El conductor disfruta de los servicios del perfeccionado sistema Audi connect online, como la búsqueda de puntos de interés en Google mediante control por voz, navegación con imágenes de Google Earth y Google Street View. Otro servicio de Audi connect es la información online sobre el tráfico, que ofrece al conductor información en tiempo real sobre el estado del tráfico en la ruta seleccionada.

Otra nueva característica es la aplicación Audi para teléfonos inteligentes o smartphones para la reproducción de música. Los conductores del Audi Q5 pueden utilizar esta aplicación para sintonizar más de 5.000 emisoras de radio por Internet, y guardar sus emisoras favoritas en la memoria de sus dispositivos móviles. El programa seleccionado accede al sistema MMI navigation plus mediante la red WLAN, y su señal de audio se reproduce a través de los altavoces del vehículo. La radio por Internet también puede controlarse desde el terminal del usuario.

Audi Q5 hybrid quattro

El Q5 hybrid quattro, que se convirtió en el primer modelo híbrido de Audi en pasar a comercializarse en serie, se ha diseñado como un vehículo híbrido en paralelo de alta eficiencia. La potencia procede de un motor 2.0 TFSI de 211 CV (155 kW) de potencia y 350 Nm de par máximo, acoplado a un motor eléctrico con una potencia máxima de 54 CV (40 kW) y un par de 210 Nm. Cuando funcionan de forma conjunta, la potencia máxima del sistema alcanza los 245 CV (180 kW), y el par máximo asciende a 480 Nm.

El Audi Q5 hybrid quattro acelera de cero a 100 km/h en 7,1 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h. En modo completamente eléctrico puede cubrir distancias de hasta 3 kilómetros a una velocidad constante de 60 km/h. En este modo, la velocidad máxima es de 100 km/h, mientras que el consumo medio de combustible es de 6,9 l/100 km.

Una transmisión tiptronic de 8 velocidades convenientemente modificada transfiere la potencia del sistema híbrido a las ruedas sin necesidad de un convertidor de par, que es sustituido por un motor eléctrico combinado con un embrague multidisco. Este embrague se encarga de acoplar y desacoplar el motor eléctrico y el motor TFSI. Una batería de ión-litio compacta y ligera con una capacidad de 1,3 kWh almacena la energía eléctrica. La batería cuenta con un sistema de refrigeración por aire para mantener la temperatura dentro del rango óptimo para un funcionamiento adecuado.

El conductor puede seleccionar entre tres modos de conducción mediante un botón y utilizando la palanca de selección de marchas del cambio tiptronic. El programa EV prioriza un funcionamiento eléctrico, mientras que en modo D controla de forma eficiente el motor de combustión y el motor eléctrico. Seleccionando el programa de cambio S, o el modo de manejo manual del cambio tiptronic, el sistema se configura para un estilo de conducción deportivo.

El módulo de control del sistema híbrido selecciona siempre el mejor modo de funcionamiento en cualquier circunstancia. Así, el Audi Q5 hybrid quattro puede funcionar únicamente con el motor TFSI, sólo con el motor eléctrico, o en modo híbrido. También puede recuperar energía durante las fases de deceleración, o hacer que ambos motores trabajen juntos para conseguir mayor potencia cuando se demanda aceleración.

Exteriormente, el Audi Q5 hybrid quattro se distingue por sus paragolpes totalmente pintados y por el diseño específico tipo turbina de sus llantas de 19 pulgadas de serie; opcionalmente, se pueden montar llantas de 20 pulgadas. En el interior, destacan indicadores específicos que informan sobre el modo de operación del sistema híbrido, así como el indicador de potencia eléctrica “powermeter”, que sustituye en la instrumentación al cuentavueltas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.