El nuevo Ford B-MAX protege a ocupantes y peatones en caso de cualquier tipo de accidente

El nuevo Ford B-MAX está diseñado para ofrecer una protección excepcional en caso de cualquier tipo de accidente, así como para facilitar la accesibilidad al interior del habitáculo del vehículo.

“Mantener la seguridad de los ocupantes y ofrecer todos los beneficios del sistema de puertas Ford Easy Access era un objetivo clave para nosotros”, dijo Klaus-Peter Tamm, Jefe de Ingeniería de Programación de Ford Europa. “El equipo de desarrollo ha utilizado soluciones de ingeniería innovadoras -y presentado múltiples solicitudes de patente-durante el desarrollo de este coche único”.

Entre los elementos clave del nuevo Ford B-MAX se incluyen las siguientes:

Acero de alta resistencia

Las puertas delanteras y traseras están reforzadas con acero al boro de resistencia súper alta en áreas clave de carga, y con aceros de alta y súper alta resistencia en el 58 por ciento de la estructura del chasis y las puertas.

En caso de impacto lateral, los marcos de las puertas están preparados para absorber la energía del golpe. En última instancia, unos receptores de choque especiales (que bloquean las puertas unidas), en combinación con un mecanismo de pestillo reforzado y el pilar central integrado, aseguran que las puertas se mantienen firmemente acopladas a la estructura del techo y el suelo.

Siete airbags

Al igual que el Fiesta, el nuevo B-MAX dispone de siete airbags de última generación: airbags de conductor y pasajero delantero, airbags laterales 3D Thorax, airbags de cortina a lo largo de toda la cabina, y un airbag de rodilla para el conductor.

El B-MAX es el primer Ford en facilitar la desactivación del airbag del pasajero delantero a través de un interruptor del panel de instrumentos estándar, para los que llevan un asiento de niños mirando hacia atrás.

Los asientos delanteros han sido diseñados específicamente con sistemas de cinturón de seguridad y contención integrados, y la estructura de los asientos y los puntos de soporte están fabricados en acero de alta resistencia para asegurar una protección perfecta en caso de accidente.

Los dos asientos delanteros también cuentan con un nuevo reposacabezas con cuatro modos de ajuste que puede moverse horizontalmente para mayor confort y seguridad.

El cinturón del conductor dispone de pretensores gemelos y los asientos traseros están equipados con soportes Isofix para facilitar el ajuste de los asientos de niños.

Protección de peatones

B-MAX ha sido cuidadosamente diseñado para reducir el riesgo de daños a los peatones. El área entre el capó y el parabrisas, ha sido construida para mitigar el efecto de los golpes con la cabeza mediante la reducción de las zonas de contacto rígidas. Ford también ha instalado en el B-MAX un nuevo sistema dual de limpiaparabrisas automático que permite retirar los motores y el mecanismo del limpiaparabrisas del centro del vehículo.

Tecnologías seguras e inteligentes

B-MAX estará disponible con un conjunto de tecnologías inteligentes y seguras diseñadas para ayudar a los conductores a evitar accidentes y darles apoyo en caso de que se enfrenten a una situación de emergencia. Será el primer Ford con el Sistema de Asistencia de Emergencia (integrado en SYNC) disponible en Europa. El sistema asiste a los ocupantes del vehículo haciendo una llamada a los servicios de emergencia en caso de accidente. Este sistema está integrado en SYNC y no supone un coste o cuota adicional.

Ford también incorporará la galardonada tecnología Active City Stop en el B-MAX. Este sistema controla lo que hay por delante y acciona los frenos de forma automática si detecta una colisión con un vehículo a baja velocidad o parado frente al coche. Al igual que el resto de modelos Ford, el B-MAX cuenta con el Programa Electrónico de Estabilidad –un sistema de frenada y estabilidad que ayuda al conductor a mantener el control del vehículo en condiciones extremas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.