AUDI RS 4 Avant potentes prestaciones para su utilización a diario

Regresa un clásico moderno de Audi: la tercera generación del RS 4 Avant, su motor V8 de 4.2 litros desarrolla 450 CV y la caja de cambios S tronic de siete velocidades y la tracción integral permanente quattro se ocupan de transferir esa potencia a la carretera.

El Audi RS 4 Avant utiliza el mismo propulsor V8 atmosférico de altas revoluciones que equipa el RS 5 Coupé. Esta mecánica de 4.163 centímetros cúbicos desarrolla 450 CV a 8.250 rpm, lo que supone una potencia específica de 108 caballos por litro. Su par máximo de 430 Nm está disponible desde las 4.000 hasta las 6.000 rpm. El poderoso V8, con sus tapas de balancines pintadas de rojo, consigue que el RS 4 Avant acelere de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos. Alcanza una velocidad máxima, electrónicamente limitada, de 250 km/h. Esta velocidad puede ser incrementada bajo pedido hasta los 280 km/h.

Construido a mano en la planta que Audi posee en Györ, Hungría, el motor 4.2 FSI combina su impresionante potencia con una eficiencia ejemplar, pues logra un consumo medio de tan sólo 11 litros de combustible por cada 100 kilómetros.

Con su elevada eficiencia y el largo desarrollo de la marcha superior, la caja de cambios S tronic de siete velocidades también colabora a la buena economía de combustible. Los conductores pueden optar porque esta rapidísima transmisión de doble embrague pase de una a otra velocidad en modo automático, o bien cambiar de marcha manualmente, utilizando la palanca de cambios o las levas colocadas en el volante. Para realizar salidas explosivas, los conductores también pueden activar el Launch Control, que gestiona el funcionamiento del embrague a la velocidad óptima de arrancada y con el mínimo patinamiento de las ruedas.

Máxima tracción: quattro con diferencial central de corona

Como todos los modelos RS de Audi, el RS 4 Avant viene de serie con el sistema de tracción integral permanente quattro. El corazón de dicho sistema es el diferencial central de corona. Este componente compacto y ligero puede variar inmediatamente la distribución de la potencia entre los ejes delantero y trasero, y lo hace de una forma muy suave y en un amplio rango, de manera que al eje delantero puede llegar hasta un 70% y al trasero un 85%. El reparto inicial 40:60 garantiza un comportamiento deportivo.

El diferencial central de corona trabaja junto con el sistema “torque vectoring” (control del par), que actúa sobre cada una de las cuatro ruedas del vehículo. Si en una curva la carga en la rueda interior se reduce demasiado, el sistema torque vectoring frena ligeramente dicha rueda antes de que empiece a patinar. Audi ofrece la opción del diferencial deportivo, un mecanismo que usa dos etapas superpuestas para distribuir activamente la potencia entre las ruedas traseras.

Aluminio en abundancia: el chasis

El chasis del Audi RS 4 Avant tiene un diseño muy sofisticado. Muchos de los componentes de la suspensión delantera de cinco brazos y de la suspensión trasera de brazos trapezoidales autoajustables están fabricados en aluminio. La nueva dirección asistida, de dureza variable en función de la velocidad, recurre a un sistema electromecánico con una relación directa para mantener siempre un tacto muy preciso sobre la carretera. Además, esta dirección ayuda al conductor a mantenerse en la trayectoria, gracias a pequeñas correcciones cuando se frena en superficies que tienen diferentes grados de agarre en cada lado.

La puesta a punto específica para este modelo rebaja la altura al suelo de la carrocería 20 milímetros en comparación con el Audi A4 Avant. Las nuevas llantas de aluminio forjado pulidas que monta de serie tienen un diseño con diez radios y llevan neumáticos en medida 265/35. Audi también ofrece como opción llantas de 20 pulgadas con neumáticos 265/30. Éstas pueden ser bien de aluminio pulido con aspecto de titanio y diseño de cincos radios, o en otras dos variantes adicionales con un diseño tipo rotor de cinco brazos.

Las entregas del Audi RS 4 Avant está previsto que comiencen en el otoño de 2012 y su precio base en España rondará los 86.000 euros.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.