El mítico Renault 5 cumple 40 años

Su fabricación en España coincidió con la puesta en marcha de la factoría de Montaje II en Valladolid, de donde salieron, entre 1.972 y 1.984, cerca de 700.000 unidades.

Renault se dispone a celebrar el 40 aniversario del Renault 5 a lo largo de todo el año 2012, a través de diferentes eventos de carácter internacional, entre los que se encuentran:

El Rallye Monte Carlo histórico: Renault Classic ha preparado tres Renault 5 de grupo 2 para recorrer, del 29 de enero al 4 de febrero de 2012, los 2500 km de esta gran categoría clásica. Al volante de estos 3 coches: Jean Ragnotti, que correrá con el mismo coche y número de carrera que utilizó en su hazaña de 1978 en el rallye de Monte Carlo; Manu Guigou y Alain Serpaggi.

El Salón Rétromobile (París): seis modelos de Renault 5 estarán presentes en el stand Renault del 1 al 5 de febrero.

El Festival of Speed en Goodwood (Reino Unido) del 29 de junio al 1 de julio: presencia estática y dinámica de Renault 5 de la colección Renault.

El Festival Renault en el autódromo de Linas-Montlhéry los días 22 y 23 de septiembre: presencia estática y dinámica de Renault 5 de la colección Renault.

Las World Series by Renault (7 encuentros): presencia estática y dinámica de Renault 5 de la colección Renault.

 

Nace Renault 5

Uno de los profesionales de Renault, Bernard Hanon, que formaba parte de la estructura americana de la empresa y era profesor de gestión en la universidad de Nueva York, entendió muy bien la evolución y las aspiraciones de la juventud de entonces. En contacto con sus estudiantes, supo ver que aspiraban a menos conformismo y a entender los profundos cambios que estaban aconteciendo en la sociedad.

Su gran suerte fue trabajar para una empresa que lleva la innovación en sus genes y está atenta a la evolución de la sociedad y a las expectativas de sus clientes. Renault ya había lanzado en años anteriores dos vehículos revolucionarios: Renault 4 en 1961 y Renault 16 en 1965.

Confía su proyecto al entonces director general Louis Dreyfus, quien se deja convencer fácilmente y acepta que se lance el proyecto. Su nombre en código será 122.

 

«Supercar»

Para su lanzamiento en 1972, Renault 5 aparece con el nombre de «Supercar» en un dibujo animado publicitario, a su vez muy innovador. El estilo moderno y original del coche supone una auténtica revolución en este segmento.

El coche presenta formas redondeadas que se ven acentuadas por la supresión de las empuñaduras de las puertas que, al igual que los paragolpes, están ahora integradas en la carrocería. Por primera vez aparecen los paragolpes de poliéster. Otra innovación importante: se ha previsto lanzar el vehículo en versión 2 puertas. Los comerciantes, escépticos, no creen entonces que un utilitario de dos puertas pueda interesar a las familias y pronostican unos volúmenes limitados. En realidad, gracias a su estructura bicuerpo, el coche ofrece un gran volumen interior y es capaz de acoger a cuatro adultos. El portón y la banqueta trasera abatible le aportan el lado práctico y, en lugar de contar con una plataforma, el coche recurre a una estructura monocasco (al igual que Renault 4), con un motor transversal

Su posicionamiento se estudió en profundidad. Ya no tenía nada que ver con los modelos económicos de la época y enseguida se consideró como un coche urbano elegante y moderno. Sus dimensiones eran magníficas para la ciudad: 3,50 m de largo y 1, 52 de ancho. Renault 5 estuvo inicialmente disponible en versión L, con el motor del Renault 4 (782 cm3/36 CV) y TL, con el motor del Renault 8 (956 cm3/47 CV) y un equipamiento de serie más completo (reposabrazos, bandeja trasera, limpiaparabrisas de dos velocidades, etc.).

El éxito de Renault 5 fue inmediato y desbordó todos los pronósticos. Los plazos de entrega no tardaron en alargarse y las fábricas no conseguían adaptar su producción a los pedidos.

 

 

Cerca de 5,5 millones de Renault 5 vendidos en los 5 continentes

Desde el año de su lanzamiento en 1972 al cese de su fabricación para la exportación en 1992, se fabricaron 5.325.890 de unidades de Renault 5 en sus distintas versiones.

 

El vehículo más vendido en Francia durante 10 años

En Francia, Renault 5 se produjo entre 1972 y 1986 en la fábrica de Flins (bajo el nombre de Lauréate a partir de 1984). Durante diez años (de 1974 a 1983), Renault 5 conseguirá ser el vehículo más vendido en Francia con, dependiendo de los años, una cuota de mercado de entre un 10 y un 16%. La versión «TL» fue sin duda la más comercializada, con 239 513 ejemplares en 1980 (un 79,75% de la gama) frente a tan sólo 27 694 ejemplares con la «L».

 

Un Renault 5 para cada uno: barato, rutero, refinado o deportivo, el coche se llama L, LS, TL, GTL, TS, TX, Alpine, Turbo o Automático.

 

– 1974: se desvela una versión deportiva bautizada LS. Su motor de 1289 cm3 ofrece 64 CV DIN con un equipamiento de gama alta. Al año siguiente recibe incluso asientos integrales.

– 1976: aparece la versión GTL, equipada con un motor 1289 cm3 de 42 CV DIN. Estrena bandas laterales de protección realizadas en el mismo material que el de los paragolpes delanteros y traseros. Sin embargo, la gran novedad del año es el R5 Alpine. Dotado de un motor 1397 cm3 que desarrolla una potencia de 90 CV, se reconoce por sus llantas específicas y su paragolpes delantero con luces antiniebla integradas. En 1977, este modelo lucirá las llantas de tres aperturas del Alpine A 310 y este mismo año el motor de la versión L será sustituido por un 845 cm3 de 36 CV DIN.

– 1978: coincide con la comercialización de Renault 5 automático, equipado con un motor 1300 cm3 de 55 CV y reconocible por su techo de vinilo.

– 1979: es el año de lanzamiento de la versión 5 puertas. En esta ocasión, se remodela la gama y las versiones L, TL y Société reciben el motor 1108 cm3 de 45 CV. El cuadro de instrumentos es termomoldeado y aparecen nuevos asientos. Pero aquel es sobre todo el año de nacimiento de una “bomba”, el Renault 5 Turbo…

– 1982: aparece Renault 5 TX, una versión lujosa que antecede a las futuras versiones Baccara. Ese mismo año, la potencia del R5 Alpine pasa de 93 a 110 CV gracias a la adopción del turbo Garett.

– 1984: Renault 5 afronta su último año de producción en Francia con esta denominación y todas las versiones (base, TL, GTL, GTS, y TSE) adoptan el nombre de Lauréate. Es también el año en que aparece el Supercinco, pero esa es otra historia…

Los Turbos: “les enfants terribles

Renault 5 Turbo.

– 1979: cuando se desvela el prototipo de color azul en el Salón de Fráncfort, ni siquiera los deportistas en sus sueños más locos habían imaginado semejante fenómeno. No queda de Renault 5 sino la silueta característica, pero resaltada con unas aletas enormes y unos paragolpes y alerones que se salen de lo habitual.

– 1980: habrá que esperar al Salón de Bruselas de enero para descubrir la versión definitiva. El motor ya no está en la parte delantera sino en posición central trasera, justo detrás de los asientos delanteros. El motor 1397 cm3 de Renault 5 Alpine, bien alimentado por un turbo Garett, desarrolla 160 CV.

 

Renault 5 Turbo 2

– 1983: la presentación del turbo 2 es más sencilla que la de su antecesor. De hecho, muchos que sus elementos interiores proceden de Renault 5 Alpine. La carrocería ya no luce abrientes de aluminio, y el techo, el portón y las puertas son de chapa de acero. El motor de 160 CV es más suave, lo que facilita la vida diaria. Las ventas se animan y 3424 unidades saldrán de las cadenas hasta 1986, último año de producción.

 

Renault 5 y la competición

Por supuesto, dado el considerable palmarés de este modelo, el capítulo dedicado a la competición no puede ser exhaustivo. Trataremos simplemente de referir las distintas fases y señalar las hazañas más destacadas.

– 1974: en primavera nace la variante LS. Al final de la temporada ya sustituye al Renault 12, que ha llegado al final de su carrera en la famosa Copa Renault Elf. Su motor es llevado hasta 85 CV DIN.

– 1975: la versión LS es sustituida por una TS prácticamente idéntica pero que se dota de asientos «integrales».

La época de los Renault 5 Alpine

1976: al fin llega el modelo Alpine al catálogo. Está equipado con un motor de 1289 cm3 recalibrado hasta 1397 cm3 que suministra 93 CV a 6400 r.p.m. La parte delantera posee un espoiler específico y los ajustes de las suspensiones dan prioridad al subviraje, lo que permite que se exprese todo el talento de los pilotos.

1977: la versión coupé está disponible desde el inicio de la temporada y Renault 5 Alpine hará, por muchos años, las delicias de pilotos y espectadores y revelará a numerosos pilotos de talento.

Se confían 50 ejemplares a Sinpar para que los prepare de cara a la homologación en grupo 2 y el rally de San Remo será la primera prueba en la que se inscriba el coche. Ragnotti conseguirá la 7ª plaza en la clasificación general y la segunda de su categoría a pesar de los problemas del tren delantero, un resultado notable para un coche que se encontraba al principio de su desarrollo. Unas semanas más tarde, Fréquelin ganaría las Mil Pistas y el rally de Varsovia.

1978: con Jean Ragnotti al volante, el pequeño Alpine va a vivir su primera hazaña en el rallye de Monte Carlo. Respaldados por una climatología caprichosa, mucha nieve y a pesar de una escasa potencia comparada con los coches del grupo 4, los Renault 5 ponen en valor su magnífica motricidad. Ragnotti realiza una auténtica proeza y termina segundo por detrás del Porsche de Nicolas. Renault 5 consigue entonces el apodo de «monopatín». Guy Fréquelin logra el 3er puesto.

 

Renault 5 Turbo llega a la competición

1981 seguirá marcado por la hazaña y la victoria de Jean Ragnotti en el rally de Monte Carlo, tras una batalla titánica con los equipos de Audi y sus Quattro, el Porsche 911 de Thérier y el Stratos de Darniche…

– 1982: el Tour de Córcega con sus 15 000 curvas será el escenario de un duelo homérico entre el Ferrari de Andruet y Jean Ragnotti. Este último encabezará la carrera desde la cuarta etapa y mantendrá el primer puesto hasta el final.

1985: el principio de la temporada se dedica a las necesarias puestas a punto. Sin embargo, el coche muy pronto desvelará su potencial y Jean Ragnotti terminará segundo en el rallye de Touraine. La primera gran victoria del nuevo Renault 5 Maxi turbo se conseguirá en el Tour de Córcega con Jean Ragnotti al volante. También logrará la victoria en el Tour de Francia, así como en el Criterium de Alsacia y en el Rallye del Var.

En España, el R5 Copa, entre los años 1.977 y 1.982, y el R5 Copa Turbo, en los años 83 y 84, constituyeron la referencia de las copas de promoción. En 1.983, Genito Ortiz conquistó el Campeonato de España de Rallyes con su R5 Turbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.