Mercedes-Benz España ofrece de forma gratuita su Experiencia 4Matic en Andorra

Por sexto año consecutivo Mercedes-Benz organiza en los Pirineos, Experiencia 4Matic. Durante estos años han pasado por los cursos Experiencia 4Matic más de 20.000 personas, las cuales han disfrutado y aprendido las nociones principales para controlar un vehículo en situaciones de escasa adherencia como son el hielo y la nieve.

La apuesta de Mercedes-Benz por la seguridad no tiene límites y uno de los objetivos en la búsqueda de la excelencia en la seguridad, es la formación de los conductores. Por este motivo, todos los clientes de la Red Oficial de Concesionarios de Mercedes-Benz España, tendrán derecho a un curso de conducción sobre superficies de escasa adherencia como son el hielo y la nieve totalmente gratuito de una hora y media de duración impartido por pilotos expertos. Para todos aquellos interesados, que aún no sean propietarios de un Mercedes, también podrán inscribirse de forma totalmente gratuita a un cursillo de iniciación.

Los cursos Experiencia 4Matic 2011/2012 darán comienzo en  Andorra el 19 de diciembre de 2011 y concluirán el 19 de febrero de 2012. En total se ofrecerán 5.000 pruebas de conducción totalmente gratuitas en Vallnord (Sector Arcalís) y en Pas de la Casa.

Desde que los diseñadores de automóviles concibieron hace más de cien años la idea de distribuir la fuerza del motor entre las cuatro ruedas, la historia de este concepto de tracción ha avanzado a trompicones. Al principio, la tecnología 4×4 se utilizaba solo para aplicaciones militares, en tractoras y camiones pesados, y hasta mediados de los años sesenta no entró en el ámbito de los turismos. Pero desde entonces, su popularidad ha crecido de forma imparable.

Con el sistema 4Matic, Mercedes-Benz no solo ha creado la tracción integral permanente más eficiente, sino que además dispone de la mayor competencia técnica en esta materia. El primer vehículo todoterreno del mundo con tracción a las cuatro ruedas lo construyó Paul Daimler en 1907. Bernhard Dernburg, entonces Secretario de Estado, lo utilizaba para sus viajes por las colonias alemanas de la actual Namibia, por lo que pasaría a la historia del automóvil como “Dernburg-Wagen”. A mediados de los 80, Mercedes-Benz presentó la transmisión 4Matic de primera generación, que acoplaba automáticamente la tracción a las ruedas delanteras en caso de necesidad. A ello siguió la transmisión 4Matic permanente, cuya historia de éxitos comenzó en la primavera de 1997 a bordo de la Clase E de aquel tiempo. Desde entonces, los ingenieros de Mercedes-Benz no han dejado de desarrollar y perfeccionar la tracción total en materia de confort y de estabilidad, hasta el punto de que en 2003 presentaron el primer Clase S con 4Matic. Desde el verano de 2008 está en el mercado la cuarta generación de la tracción integral, disponible también para la Clase CL. La tracción integral 4Matic y el sistema electrónico de tracción 4ETS es un tándem incluido hoy en día en todos los modelos 4×4 de Mercedes-Benz. El sistema 4Matic consiste básicamente en una caja de transferencia integrada en el cambio automático 7G-Tronic que reparte la fuerza de tracción entre las ruedas delanteras y traseras en proporción 45 : 55 (50 : 50 en el ML, GL y G). Esta distribución es permanente, de manera que el sistema está siempre a punto para actuar, evitándose el tiempo de reacción necesario de otros sistemas de tracción 4×4.

La rapidez de actuación también es una característica del sistema 4ETS. El control electrónico de tracción es el mando superior en la cadena cinemática de los modelos 4Matic: la unidad de control reconoce el momento en que una rueda pierde adherencia con el suelo en superficies resbaladizas y la frena individualmente. De esa manera, aumenta la fuerza que hacen las ruedas que tienen más agarre y es posible continuar la marcha incluso en condiciones difíciles. Gracias a los impulsos de freno que aplica el 4ETS en milésimas de segundo se puede prescindir de los bloqueos de diferencial que utilizaban antes los modelos 4×4 como ayuda a la tracción. Si son las dos ruedas del eje trasero las que patinan, el sistema las frena al mismo tiempo, de manera que el 4ETS puede actuar como un diferencial autoblocante central. Como el control de tracción es parte del Programa Electrónico de Estabilidad ESP, cuenta con otros muchos datos relativos a la estabilidad dinámica que puede utilizar para dosificar exactamente los impulsos de freno. La combinación inteligente de 4Matic, 4ETS y ESP, y la interacción de estos sistemas en fracciones de segundo han demostrado ser la garantía para una tracción ejemplar y un alto nivel de seguridad. Pero la tracción integral no es útil solo en la nieve. También mejora la adherencia a la calzada en caso de lluvia y disminuye el riesgo de aquaplaning. Las ventajas de la tracción integral se hacen manifiestas incluso en autopista, ya que reduce notablemente la sensibilidad del vehículo a los efectos del viento lateral. Además, el peso superior que implica la tracción total apenas supone un inconveniente frente a las ventajas del sistema. Las modernas versiones 4Matic de los vehículos Mercedes-Benz son tan confortables y potentes como sus homólogos de tracción trasera, tienen el mismo volumen del maletero y el mismo equipamiento. Y como en los últimos años se ha avanzado mucho en materia de eficiencia, ha disminuido considerablemente el consumo de combustible, situándose ahora en sólo 0,2 hasta 0,6 litros a los 100 km por encima de los modelos con tracción convencional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.