El nuevo BMW M5 en el NAIAS de Detroit 2012

El nuevo BMW M5 se estrena con el propósito de continuar con la tradición establecida por sus antecesores y, además, para redefinir una vez más las vivencias que se pueden experimentar a los mandos de un automóvil de altas prestaciones de cuatro puertas. El BMW M5 de la quinta generación despierta pasiones gracias a la armonía de su concepto, a su avanzada tecnología y a sus extraordinarias cualidades dinámicas, combinadas de manera única con las propiedades características de una berlina selecta perteneciente al segmento premium. El motor más potente jamás utilizado en un modelo fabricado en serie por BMW M GmbH, el diferencial activo M que optimiza la transmisión de la fuerza a las ruedas posteriores y la tecnología de su chasis, desarrollados recurriendo ampliamente a la experiencia acumulada por la marca en la competición automovilística, garantizan que el BMW M5 ocupe un lugar privilegiado entre las berlinas de altas prestaciones.

El nuevo BMW M5 está provisto de un nuevo motor V8 de altas revoluciones con tecnología BMW M TwinPower Turbo que tiene una potencia máxima de 412 kW/560 CV entre 6.000 y 7.000 rpm. Su par máximo es de 680 Nm, disponible entre 1.500 y 5.750 vueltas. Gracias a la espontánea entrega de la potencia y a la gran capacidad de aceleración constante, el nuevo BMW M5 es capaz de parar el crono en 4,4 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h (0 –200 km/h: 13,0 segundos). Según ciclo de pruebas UE, su consumo promedio es de apenas 9,9 litros a los 100 kilómetros (emisiones de CO2: 232 g/km).

Aunque el nuevo BMW M5 es un 10 por ciento más potente y tiene un par máximo un 30 por ciento superior al modelo antecesor, consume más de un 30 por ciento menos. La evidente optimización de la relación entre las altas prestaciones propias de un modelo M y el consumo se explica por el grado de eficiencia extraordinariamente alto del nuevo propulsor V8 y, además, por la aplicación de numerosas soluciones correspondientes a la estrategia de teconologías EfficientDynamics, tales como la función Auto Start/Stop combinada con una caja de cambios M de siete velocidades de doble embrague (DKG) con Drivelogic.

El nuevo BMW M5 dispone de un chasis de peso aligerado que aprovecha la experiencia acumulada en el deporte de competición automovilística y perfectamente adaptado a la gran potencia del motor, capaz de transformar la impresionante entrega de potencia en fascinantes prestaciones. El chasis incluye amortiguadores regulados electrónicamente, dirección Servotronic específica M, sistema de regulación de la estabilidad con M Dynamic Mode y sistema de frenos de alto rendimiento de material compuesto. En combinación con el diseño característico del modelo, adaptado a sus funciones específicas, se obtiene el conjunto armonioso que distingue a todos los modelos de BMW M. La conjunción precisa de conjunto propulsor, chasis y diseño es el resultado de amplias pruebas realizadas en el trazado clásico del circuito Nürburgring con el fin de mejorar cada detalle del coche. Así se obtuvieron valores óptimos de aceleración longitudinal y transversal al efectuar maniobras extremas y al frenar con vehemencia.

El sistema de mandos, los asientos deportivos, el volante M de cuero, así como el cuadro de instrumentos y la consola al estilo específico M, contribuyen a realzar la exclusiva sensación de estar conduciendo un modelo

M. Por primera vez se dispone de dos teclas M Drive para activar el reglaje óptimo según la situación de conducción. Los materiales de alta calidad y de esmerado acabado, la gran amplitud del habitáculo y el equipamiento de serie muy completo redundan en el ambiente moderno y lujoso propio de los modelos de la serie 5 de BMW. El nuevo BMW M5 puede personalizarse recurriendo a casi todos los equipamientos opcionales ofrecidos para la berlina de la serie 5 de BMW, incluyendo una gran cantidad de sistemas de asistencia al conductor y de servicios de movilidad de BMW ConnectedDrive.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.