Škoda Superb 1.4 TSI DSG realiza el recorrido entre Shangai y Pekín usando menos de un depósito de combustible

El Škoda Superb 1.4 TSI DSG ha abierto una nueva página en la historia de los récords de conducción. Por primera vez, un vehículo ha realizado el recorrido entre Shangai y Pekín usando menos de un depósito de combustible.

Antes de la salida, el depósito de 60 litros de capacidad fue sellado en Shangai ante la presencia de dos notarios. El récord fue realizado bajo condiciones normales de tráfico en autopista y el vehículo era estrictamente de serie. El conductor del buque insignia de Škoda fue el piloto de rallyes chino Li Zhi, quien condujo hasta Pekín con un consumo de combustible que ni siquiera alcanzó los 4,5 litros a los 100 km. Con el motor 1.4 TSI DSG, el Superb es uno de los pocos vehículos de su categoría que cumple con las Políticas Económicas Medioambientales de China, que subvenciona la compra con 3.000 yuanes.

 

Tras llegar a Pekín, el Presidente de Škoda China, el Dr. Gerrit A. Marx, afirmó: “Škoda es una compañía que se preocupa por el medio ambiente. El objetivo principal es ofrecer tecnología eficiente en todos nuestros modelos a precios asequibles”. El Superb 1.4 TSI DSG ofrece mucho espacio para todos los ocupantes y el motor de 125 CV demostró lo que se puede lograr combinando lo último en tecnología y conducción económica. “Por supuesto que el bajo consumo es una prueba de la calidad de nuestro Superb, pero también es una evidencia de nuestra gran infraestructura en China y de la importancia del conductor, ya que más del 10% del consumo depende del uso de su pie derecho”, añadió Marx.

 

El récord combinó conducción confortable de larga distancia y bajo consumo. “Raramente he conducido una distancia tan larga de un modo tan confortable y económico”, aseguró Li Zhi. Calidad excelente, espacio, diseño elegante, seguridad integral y una relación calidad-precio equilibrada hacen del Superb el buque insignia de la marca Škoda no solo en China.

 

Gerhard Plattner, poseedor de varios récords y con tres entradas en el “Libro Guinness” por conducción económica con Volkswagen y Škoda, fue el acompañante en este primer trayecto entre Shangai y Pekín, y subrayó: “El Superb es un ejemplo perfecto de conducción eficiente. No solo es importante para el bolsillo de cada uno; todo el mundo es responsable del medio ambiente y de preservar los recursos. Con un consumo inferior a lo normal, queremos demostrar que, junto con los fabricantes automovilísticos, cada conductor puede contribuir a reducir la polución medioambiental”.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.