El Audi Q3 obtiene cinco estrellas Euro NCAP

 

Los resultados de las pruebas de protección para ocupantes en caso de choque, así como las de seguridad para niños y la protección a peatones convierten al Audi Q3 uno de los vehículos más seguros de su categoría.

La seguridad en Audi forma parte de una estrategia global, en la que es prioritario conseguir los máximos estándares en seguridad no solo activa, también pasiva. El Audi Q3 supera las pruebas de seguridad del Programa Europeo de Evaluación de Nuevos Vehículos (Euro NCAP) con cinco estrellas, la máxima calificación posible.

Además de evaluar la seguridad pasiva que ofrece el vehículo para adultos y niños en caso de accidente comprobando el funcionamiento de los sistemas de retención y el comportamiento de la estructura del vehículo ante una colisión frontal o un impacto lateral, el test de Euro NCAP también presta atención a la dotación de serie del vehículo en lo referido a sistemas de seguridad, especialmente a los avisadores de olvido de cinturón, el control de estabilidad o los dispositivos limitadores de velocidad.

Como ya hiciera el Audi Q5, el nuevo SUV compacto de Audi, el Q3, también consigue las cinco estrellas en la prueba de EuroNCAP, la máxima puntuación global, con un total de 34 puntos, lo que supone una valoración de 94 sobre 100. El resultado de las pruebas valora especialmente el nivel de protección conseguido para los ocupantes del vehículo independientemente de su talla o de la posición de los asientos, así como la protección a los niños, o el comportamiento del paragolpes delantero a la hora de proteger a los peatones en caso de atropello.

Fundado en 1997, el Euro NCAP está conformado por los departamentos de transporte de Suecia, Holanda, Francia, Alemania, el Reino Unido y Cataluña; también la Comisión Europea, la Fundación FIA, el Allgemeiner Deutscher Automobil-Club (ADAC), la firma Thatcham en representación de las aseguradoras de vehículos británicas y la International Consumer Research and Testing (ICRT) en representación de las organizaciones de consumidores europeas.

El Euro NCAP somete a los vehículos a minuciosas pruebas de seguridad. La más exigente es el coche frontal, que se realiza contra un muro a 64 km/h contra un muro con una barrera deformable y con un 40% de solapamiento. Para evaluar la seguridad en caso de choque lateral se hace impactar una barrera deformable contra el lateral del vehículo a una velocidad de 50 km/h. Distintas pruebas realizadas a 40 km/h permiten comprobar la protección que ofrece el vehículo a peatones (adultos y niños) en caso de atropello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.