Estreno mundial en el Salón del Automóvil de Frankfurt del Concept Car SEAT IBL

Estreno mundial en el Salón del Automóvil de Frankfurt. SEAT ha desvelado esta noche su nuevo Concept Car, el SEAT IBL. El fabricante español muestra de manera consecuente el inconfundible ADN de su diseño: el nuevo IBL es una fiel expresión de la estética característica de la marca, plasmada en una berlina de formas marcadamente dinámicas y deportivas. El SEAT IBL conjuga un diseño exterior purista con un interior innovador que brilla por la calidad y precisión de sus acabados.

Al definir el nuevo SEAT IBL, el presidente de SEAT, James Muir, se expresa en los siguientes términos: “Este Concept Car confirma que las berlinas deportivas desarrollarán un papel importante en SEAT. Sin embargo, el IBL no es la anticipación de un modelo determinado, más bien muestra la filosofía de diseño de la marca, capaz de conferir a una berlina la inconfundible identidad de SEAT. El IBL expresa perfectamente los valores de la marca gracias a su imagen de gran aplomo, precisión en los detalles y calidad de acabado. En el transcurso de los próximos años, SEAT llevará a cabo una amplia ofensiva de presentación de nuevos modelos en los que podremos apreciar el espíritu del IBL”.

Con el IBL, SEAT completa una serie de Concept Cars que constituyen una fuente genética para el futuro desarrollo del diseño de la marca. El compacto IBE, un concepto de coupé urbano y deportivo, inició esta serie, al que siguió el IBX, un crossover que combinaba la forma de un coupé deportivo con las proporciones de un SUV. Ambos mostraron el nuevo código del ADN de diseño de SEAT a través de arquitecturas completamente diferentes.

Explica el Dr. Matthias Rabe, Vicepresidente de I+D de SEAT: “En el Centro Técnico de SEAT hemos conjugado la última tecnología que nos ofrece el Grupo Volkswagen con nuestro lenguaje de diseño, para así conseguir productos tan excitantes como el IBL”.

Nueva interpretación del concepto berlina y coupé

El IBL reinterpreta el concepto de la berlina deportiva. Sus proporciones, su gran distancia entre ejes de 2,71 metros, su longitud total de 4,67 metros y el trazado de su línea de techo lo acercan a la categoría de los coupés de cuatro puertas. El SEAT IBL armoniza a la perfección con un estilo de vida que concede especial importancia al diseño refinado, a la calidad, a soluciones de avanzada tecnología y a un comportamiento dinámico y preciso.

Diseño exterior: precisión purista y deportividad consecuente

Después del IBE y del IBX, el nuevo Concept Car IBL permite apreciar en otro tipo de carrocería la prometedora evolución que experimentará el ADN de diseño de la marca española. Sus formas puristas, el nítido trazado de sus líneas y el preciso moldeado de sus superficies otorgan una identidad inconfundible de la expresión estética de SEAT, modernizándola y, a la vez, acentuándola.

Dice Alejandro Mesonero-Romanos, el nuevo director de Diseño de SEAT: “El IBL es todo emoción. Amor a primera vista. Una primera impresión que perdurará por su diseño elegantemente intemporal”.

Crossover perfecto de berlina y coupé deportivo

Como representante de la evolución de la nueva línea de diseño, el IBL demuestra que la nueva estética armoniza a la perfección con el concepto de un automóvil correspondiente a un segmento superior. El SEAT IBL, fiel al concepto de un crossover, conjuga la elegancia, la espaciosidad y la utilidad de una berlina clásica con el aplomo y el diseño dinámico de un potente coupé deportivo.

Una base genética para las siguientes generaciones

“El IBL es producto del excepcional ADN de diseño que determinará la siguiente generación de automóviles de la marca española”, explica Alejandro Mesonero. “Está claro que el IBL es más que una berlina. Es la interpretación de SEAT de un sedán de cuatro puertas muy deportivo. Con este modelo también demostramos que nuestro dinamismo y carácter juvenil se conjugan con una elegancia capaz de conseguir un automóvil con una imagen única e inconfundible, que pertenece claramente a un segmento superior”.

Irradia potencia

Su longitud de 4,67 metros y su ancho de 1,85 metros convierten al SEAT IBL en una berlina bien proporcionada. La gran distancia entre ejes de 2,71 metros permite que los voladizos frontal y posterior sean pequeños, criterio fundamental para lograr un diseño dinámico y con gran aplomo. La parte delantera es fiel al concepto Arrow Design, uno de los elementos característicos del diseño de SEAT. La forma de flecha se acentúa mediante una línea central trazada sobre el capó y por la parrilla de forma pentagonal, especialmente ancha y baja, en concordancia con las proporciones del modelo.

“Estamos muy satisfechos con el resultado obtenido. Bajo la piel de un vehículo deportivo, el IBL presenta una ergonomía y habitabilidad sorprendentes”, dice el Dr. Rabe.

Esculturas de luz transformadas en faro

Gracias al empleo de LED’s, los faros delanteros son como líneas de trazado nítido a modo de esculturas que expresan la elevada tecnología que incorporan. Cada uno de los segmentos que los componen cumplen funciones específicas: luz de cruce, luz de carretera adaptativa, intermitentes y luz de día.

Las entradas de aire situadas en los laterales de la zona inferior del frontal forman un conjunto de finas líneas que asemejan una placa base electrónica, haciendo un guiño a la electropropulsión de un vehículo híbrido enchufable. Estas entradas de aire son de color rojo y negro, están enmarcadas por listones cromados y acentúan la anchura del modelo.

“Nuestros ingenieros han combinado el diseño espectacular de los faros y pilotos totalmente integrados en la carrocería, con funciones innovadoras de iluminación”
, dice el Dr. Rabe.

Atlética y expresiva vista lateral

En la vista lateral del SEAT IBL destacan las grandes ruedas con llantas de 20 pulgadas, con un diseño que combina radios dobles más anchos con otros más finos y estilizados, que no solamente tienen un aspecto muy deportivo, sino que también son especialmente elegantes. Los marcados pasos de rueda ayudan a remarcar su gran tamaño.

Por su parte, el diseño de la carrocería tiene una apariencia muy atlética que le hace parecer estar aferrado al asfalto. La línea de carácter central y la línea cromada que circunda la superficie acristalada le confieren un aspecto más alargado, mientras que las pequeñas manetas de las puertas enrasadas en la carrocería y los soportes de aluminio de los espejos retrovisores exteriores, muestran un diseño minimalista. La pureza del diseño del SEAT IBL se limita a lo esencial, prescindiendo de cualquier adorno superfluo.

La nitidez de los pilotos destaca en la sobriedad de la zaga

El diseño de la parte posterior cierra la estética general del modelo de una manera consecuente. De nuevo, el empleo de LED’s permite un diseño limpio, de líneas puramente trazadas que hacen las veces de pilotos posteriores. Cada uno de los segmentos luminosos que los componen asume también una función específica.

Solo un ligero pliegue nos insinúa la existencia del paragolpes posterior, decorado por un listón horizontal cromado bajo el que se sitúa un difusor de fino diseño que remarca la anchura del vehículo.

Diseño interior: ambiente de lujosa deportividad

El ambiente que impera en el habitáculo está determinado por un diseño minimalista, recogido, reducido a lo esencial, rematado con materiales de alta calidad y acabado impecable. El equipo de diseño de SEAT ha combinado la tecnología más innovadora con una estética deportiva y lujosa para crear un espacio con capacidad para albergar a cuatro ocupantes. En las superficies predomina la piel de color claro mate como la de los medallones centrales de los asientos, que contrasta con otras recubiertas en piel de color negro, de carácter más deportivo, junto a otros elementos decorativos del mismo color rojo intenso del exterior de la carrocería.

Una gran superficie acristalada distingue el diseño del salpicadero

El diseño del salpicadero aparenta gran ligereza, pues parece casi flotar en la parte delantera del habitáculo con la zona de los mandos claramente orientada hacia el conductor. Pero lo que más llama la atención al observar el salpicadero es una superficie de cristal que cubre la totalidad del tablero de instrumentos y que se prolonga hasta la segunda pantalla que se encuentra en el centro del mismo. Justo detrás del volante se encuentra la pantalla principal, completamente digitalizada que permite al conductor programar sus funciones de acuerdo con sus preferencias personales. De esta manera, puede seleccionar una representación circular clásica de los instrumentos, o puede optar por una representación plenamente digitalizada.

Explica Alejandro Mesonero: “El interior del IBL armoniza totalmente con el diseño exterior. Es definitivamente un lugar donde se quiere estar, y un lugar en el que se quiere ser visto”.

Sistemas de información con múltiples configuraciones

Para configurar la jerarquía de las informaciones y los colores de la pantalla principal se puede recurrir a tres programas: ‘Travel’ para viajar relajadamente, ‘Sport’ para una conducción más dinámica y ‘Efficiency’ cuando interesa un bajo consumo y poder aprovechar todas las ventajas de la propulsión híbrida. La segunda pantalla, en el centro del salpicadero, muestra los datos correspondientes a los numerosos sistemas de entretenimiento, comunicación e información. El navegador, por ejemplo, recurre a los datos ofrecidos por Google Earth y obtiene informaciones sobre el estado del tráfico en tiempo real para calcular la ruta de viaje más apropiada. Los sistemas de información y entretenimiento se controlan de manera intuitiva por parte del conductor utilizando los pulgares sobre dos superficies táctiles integradas en los radios del volante.

Novedosa climatización sin corrientes de aire

Al sistema de climatización se le concedió especial atención. Casi toda la parte superior del salpicadero fue concebida como una salida de aire de grandes dimensiones con el fin de evitar molestas corrientes de aire. No obstante, si se desea disponer de un caudal de aire dirigido, hay unas pequeñas salidas individuales situadas alrededor de las pantallas. Estas discretas toberas están delimitadas por un marco de aluminio fresado.

Todos estos elementos son una clara demostración del esmero y la precisión que el equipo de diseño de SEAT ha puesto en cada pequeño detalle del Concept Car IBL.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.