Sebastian Vettel afianza su liderazgo con la victoria en Spa

Después de una carrera llena de acción marcada por la estrategia de neumáticos, el piloto de Red Bull Sebastian Vettel ha convertido su pole en un nuevo triunfo, el 17º de su carrera. Con esta victoria en Bélgica, el alemán ya acumula los mismos puntos que los que logró el pasado año al final de la temporada, para conseguir el campeonato 2010.

 

Por primera vez en todo el fin de semana, las condiciones metereológicas se han mantenido secas, tras unas pruebas y una clasificación pasadas por agua. Vettel ha utilizado una estrategia a tres paradas, empezando la prueba con PZero amarillos blandos, antes de cambiarlos por los PZero blancos medios hasta el final de la carrera.

 

Su compañero de equipo, Mark Webber, ha parado en dos ocasiones, realizando una excelente gestión de sus neumáticos medios, que le ha permitido conseguir el segundo puesto a nueve vueltas del final.

 

Todos los pilotos han iniciado la carrera con PZero amarillos blandos, excepto Jenson Button y Michael Schumacher. Ambos, que partían de la parte baja de la parrilla debido a problemas en la clasificación, han usado estrategias diferentes a sus rivales, empezando con los medios y finalizando con los blandos.

 

Antes del inicio de carrera, se han producido varias discusiones con respecto al blistering aparecido durante la sesión de clasificación. Este fenómeno aparece por el sobrecalentamiento del compuesto, causando la degradación de la banda de rodadura. Tras una exhaustiva revisión de la situación, la conclusión ha sido que el blistering era consecuencia del set up de algunos vehículos, que afectaba a la vida del neumático y no tanto a la rigidez estructural. De hecho, ninguno de los pilotos de cabeza ha sufrido  problemas significativos durante la carrera. Ninguno de los primeros pilotos ha parado más tarde de la vuelta 32, asegurando así la emoción hasta el final, con cuatro cambios de liderazgo en las primeras ocho vueltas.

 

El director de Pirelli Motorsport, Paul Hembery, ha comentado: “Spa-Francorchamps siempre ofrece carreras emocionantes, aunque ha sido algo raro no ver nada de lluvia durante la carrera de este año. En lo referente a la carrera en si, todos los pilotos disponían de poca información con respecto al rodaje en seco en Spa, algo que ha hecho el reto más grande. Ha habido un tema con el blistering del neumático frontal pero estamos seguros de que no se va a volver a producir una situación similar, si se siguen nuestras indicaciones sobre el tema. Por supuesto, si alguno de los equipos estaba preocupado por sus circunstancias, tenían la opción de cambiar sus reglajes y empezar desde el pit lane. Sin embargo, la mayor parte ha creído innecesario hacerlo. El problema parece que ha aparecido porque algunos equipos han aplicado una carga excesiva en el hombro interno del neumático frontal, debido a sus reglajes, lo que ha provocado el sobrecalentamiento del compuesto, sin afectar de ningún modo a la rigidez estructural del neumático. Por lo tanto, en ningún caso ha habido un problema de seguridad y habría sido injusto para los equipos que habían seguido nuestras indicaciones, por lo que se ha tomado la decisión de que se iniciara la carrera con los neumáticos de clasificación, según lo que indica la regulación. Aunque teníamos la posibilidad de sustituir los neumáticos tras la clasificación, no ha sido necesario. Los neumáticos medios se han comportado sin problemas durante todo el fin de semana. Tanto Michael Schumacher como Jenson Button han empezado con los PZero blancos medios, que han sido parte importante de su gran rendimiento de hoy.“

 

Jaime Alguersuari:

 

Nos costó encontrar a Jaime porque a pesar de que ha visto el Gran Premio por televisión, estaba muy disgustado. Justo antes de salir de Spa nos dijo lo siguiente:

 

“Menos mal que han pasado más de dos horas desde el incidente.

 

Estaba realmente enfadado.

 

No con Senna, porque la Fórmula 1 es un promedio y siempre hay alguien que pierde en algún momento la cabeza y no controla las pulsaciones de su corazón, da igual quién sea.

 

Hoy he hecho una salida perfecta, impecable, muy rápida, ya había superado a Webber y estaba quinto, estaba en el centro de la curva, a mí izquierda Alonso perfectamente controlado y a mi derecha nadie.

 

Estaba con el giro total de volante hacia la derecha, preparando la aceleración y recuperación del volante, para iniciar la bajada hacia la ‘ese’ de Eau Rouge, cuando de repente no sé de dónde ni cómo, me han dado un golpe con mucha violencia, de modo que si no saco las manos inmediatamente del volante me las rompen.

 

La energía del impacto fue tan alta que desplazó mi coche y para rematar la faena, Alonso con su rueda de atrás me rompió la suspensión izquierda.

 

Si las cosas ocurren en milésimas de segundos antes, el golpe de Senna, logra un Strike y nos deja a pie, a 500 metros de la salida a los dos, a mí y a Alonso.

 

Por lo tanto paso página y olvido lo ocurrido.

 

Me quedo con lo mejor de este fin de semana, me siento tan fuerte como el que más y me veo capaz de ganar un Gran Premio, si el coche me lo permite.

 

Estoy convencido de que la gente que me quiere va a disfrutar con mi trabajo y también con Toro Rosso en las últimas ocho carreras de la temporada. Os espero en Monza.”

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.