Mercedes-Benz España entrega la primera unidad de un Clase A E-CELL en Barcelona

Hoy viernes 22 de julio ha tenido lugar en las instalaciones del concesionario de Mercedes-Benz, Cars Barcelona, la entrega de la primera unidad en España de un Clase A E-CELL. Artenginy (AEGroup) es el primer cliente en disponer de este vehículo 100% eléctrico, desarrollado para el día a día y con el que se reafirma que la movilidad libre de emisiones directas es hoy ya una realidad de la mano de Mercedes-Benz.

Artenginy (AEGroup), empresa especializada en servicios en el sector de la ingeniería civil, han impulsado nuevas áreas de negocio relacionadas con la eco-eficiencia y las energías renovables y más recientemente las propuestas de iluminación sostenible en áreas urbanas y sistemas de movilidad alternativos y las infraestructuras urbanas asociadas, como son los puntos de recarga para vehículos eléctricos. La elección del Clase A F-CELL para sus desplazamientos supone la confirmación de su apuesta por la movilidad libre de emisiones.
En el acto de entrega estuvieron presentes Josep Bou Termens, Presidente de AEGroup y fundador de Artenginy, Agustí Payá Pérez, Director General de AEGroup y Laureano Ollé Director Comercial de Cars Barcelona.

Dentro de la filosofía de Mercedes-Benz la orientación al cliente implica que los vehículos eléctricos tienen que tener todos los atributos característicos de la marca. Entre ellos, además de la seguridad y el confort, también deben incluir un elevado nivel de prestaciones y una funcionalidad ejemplar. Los ingenieros de Mercedes-Benz combinan estas exigencias de producto «clásicas» de Mercedes con el know-how adquirido durante varias décadas en el campo de la electromovilidad.

El Clase A E-CELL es un claro ejemplo de producto orientado al cliente. Este turismo de cinco plazas combina las últimas tecnologías de seguridad con un alto nivel de prestaciones, y es idóneo para el uso diario y en familia. Se basa en la Clase A actual y, al igual que ésta, también dispone de habitáculo y maletero de generosas dimensiones y uso variable, sin restricciones en cuanto al espacio o la variabilidad. Las dos baterías de ión litio de gran eficiencia y con una autonomía conjunta de 250 km (ciclo normalizado europeo) son compactas y van integradas de forma segura en el doble piso del vehículo. El motor eléctrico ofrece una potencia máxima de 70 kW (95 CV) y un elevado par motor de 290 Nm, asegurando una propulsión silenciosa y exenta de emisiones directas. La velocidad máxima está limitada a 150 km/h y acelera de 0 a 60 km/h en 5,5 segundos. Bajo el piso del habitáculo se sitúan dos baterías de ión litio con una capacidad combinada de 36 kW/h que se recargan en un enchufe domestico de 220v.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.