BMW Z4 2011 con Nuevos motores BMW TwinPower Turbo y paquete exclusivo Design Pure Balance

Con su clásico diseño, sus potentes motores y sus excelentes características dinámicas, el BMW Z4 ya se ha establecido como líder en el segmento premium de los roadster. Ahora, este biplaza deportivo tiene nuevos atractivos. A partir de otoño de 2011, habrá dos versiones equipadas con lo último en motores de gasolina de cuatro cilindros con tecnología BMW TwinPower Turbo. Los nuevos motores de 2,0 litros de cilindrada se montan en el BMW Z4 sDrive20i y en el BMW Z4 sDrive28i, que ahora reemplazan a los modelos con motor atmosférico de seis cilindros BMW Z4 sDrive23i y BMW Z4 sDrive30i. Con su combinación de mejora de la eficiencia y las prestaciones con una reducción simultánea del consumo de carburante y las emisiones, los nuevos motores de184 CV y 245 CV también son más ligeros gracias a su bloque de cilindros totalmente de aluminio. Esto reduce la carga en el eje delantero, mejorando la agilidad y la estabilidad.

 

El BMW Z4 está equipado de serie con una transmisión manual de seis velocidades, pero opcionalmente los nuevos motores pueden combinarse con una transmisión automática de ocho velocidades. Todos los modelos de la gama BMW Z4 en el futuro tendrán de serie la dirección asistida en función de la velocidad Servotronic. El BMW Z4 sDrive 35i también tendrá llantas de aleación de 18 pulgadas de radios en estrella. Esta popular gama de roadster también estará disponible con el paquete de equipamientos Design Pure Balance, que ofrece una mejora en el diseño. La pintura Mineralweiss metalizado está disponible exclusivamente en combinación con ese paquete.

 

BMW Z4 sDrive28i y BMW Z4 sDrive20i con tecnología BMW TwinPower Turbo

 

Los nuevos motores de gasolina de cuatro cilindros son elementos clave de la estrategia BMW EfficientDynamics, que tiene como objetivo combinar el placer de conducción con la reducción del consumo de carburante y las emisiones. Ambas versiones están basadas en el mismo núcleo del motor de 1997 cc con fricción reducida; sus diferentes potencias se deben principalmente a la tecnología de inyección y turbocompresión. Las características clave de la tecnología única en el mundo BMW TwinPower

 

Turbo incluyen inyección directa High Precision Injection, turbocompresión de doble entrada, distribución variable Doble-Vanos y control variable de las válvulas VALVETRONIC. Estas características le proporcionan al nuevo motor de cuatro cilindros una categoría de potencia que en un motor atmosférico requeriría más cilindros y mayor cilindrada. Al mismo tiempo, con su bloque de cilindros totalmente de aluminio, estos motores son más ligeros y compactos que un motor de seis cilindros de potencia equivalente. Esto tiene obvias ventajas en cuanto a características dinámicas: la menor carga en el eje delantero conlleva mayor agilidad y unas características aún mejores en la dirección y en la capacidad de tomar las curvas.

 

Prestaciones más dinámicas, menor consumo de carburante

 

En la versión que monta el nuevo BMW Z4 sDrive28i, el motor de 1997 cc de cuatro cilindros proporciona una potencia máxima de 180 kW / 245 CV a 5.000 rpm, casi los mismos 190 kW / 258 CV del propulsor de seis cilindros al que reemplaza. En cuanto al par motor, es realmente mejor. Con un par máximo de 350 Newtons metro (+ 40 Nm), disponible a partir de 1.250 rpm, este nuevo motor tiene una respuesta notablemente mejor. La alegre entrega de potencia desde poco más del régimen de ralentí continúa durante todo el recorrido hasta la zona alta del cuentarrevoluciones. El tiempo de aceleración resultante desde 0 hasta 100 km/h para el BMW Z4 sDrive28i es sólo 5,6 segundos, es decir, igual de rápido que el modelo precedente BMW Z4 sDrive30i (0,4 segundos más rápido en el caso de las versiones automáticas). El nuevo propulsor de cuatro cilindros también ofrece mejor aceleración en cada marcha. La velocidad máxima sigue siendo 250 km/h.

 

A pesar del aumento en las prestaciones, este roadster también hace gala de un menor consumo de carburante. El consumo medio del BMW Z4 sDrive28i en el ciclo de pruebas EU ha mejorado de forma impresionante: 1.7 l/100 km –es decir, el 20 por ciento –, hasta 6,8 l/100 km. Y con la correspondiente reducción de las emisiones de CO2 , que ahora son 159 gramos por kilómetro.

El motor de cuatro cilindros que monta el BMW Z4 sDrive20i está basado en el mismo diseño principal. Sin embargo, debido a la diferente tecnología de inyección y turboalimentación, esta versión proporciona 135 kW / 184 CV de potencia a 5.000 rpm, con un par máximo de 270 Newtons metro a 1.250 rpm. A pesar de un incremento del par motor de 20 Newtons metro, este modelo también cuenta con una reducción media EU del consumo de carburante de 1,7 litros o aproximadamente el 20 por ciento con respecto a su predecesor de seis cilindros, el BMW Z4 sDrive23i, a la vez que consigue un tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h de 6,9 segundos y una velocidad máxima de 235 km/h.

 

Turboalimentación de doble entrada

 

Este nuevo motor de cuatro cilindros en línea también cuenta con turboalimentación de doble entrada. Esto significa que los conductos en espiral de los gases de escape de los cilindros 1 y 4 y los de los cilindros 2 y 3 están separados hasta que llegan a la turbina. Esto reduce la contrapresión del escape a bajas revoluciones, lo que hace posible utilizar de la manera más eficiente los pulsos de los gases de escape. El resultado es una respuesta instantánea al acelerador y la rápida subida de vueltas típica de los motores BMW.

 

VALVETRONIC, Doble-Vanos e inyección directa

 

A la facultad de estos motores de proporcionar gran cantidad de potencia a la vez que se reducen las emisiones también contribuyen el control variable de las válvulas VALVETRONIC y la distribución variable Doble-Vanos. El último sistema VALVETRONIC tiene un motor paso a paso optimizado, más rápido y con sensor integrado. El control variable y continuo de la alzada de las válvulas evita la necesidad de montar válvula de mariposa para el acelerador. En su lugar, la masa de aire se controla dentro del motor, lo que proporciona una respuesta más rápida. Al mismo tiempo se han reducido significativamente las pérdidas por bombeo.

 

La excelente eficiencia de los motores con turbocompresión también se debe al sistema de inyección directa de gasolina High Precision Injection. Los inyectores de solenoide, ubicados en posición central entre las válvulas, reciben una presión máxima de inyección de 200 bar y controlan de manera precisa el suministro de carburante. El carburante se inyecta muy cerca de la bujía, lo que redunda en una combustión limpia y homogénea. El efecto refrigerante del carburante inyectado directamente también posibilita el uso de una mayor relación de compresión que en los motores de inyección indirecta, lo que conlleva mejoras adicionales en la eficiencia.

 

Prestaciones excepcionales basadas en innovadoras características del diseño

 

Las excepcionales prestaciones de los nuevos motores de cuatro cilindros de gasolina se deben finalmente a varias características innovadoras del diseño de las piezas principales del motor. Por ejemplo, los árboles de equilibrado ubicados a diferentes alturas conllevan una optimización de la absorción de las vibraciones, mientras que un amortiguador de péndulo centrífugo integrado en el volante bimasa proporciona una notable reducción del funcionamiento irregular cuando el motor gira a bajas revoluciones. Así el conductor puede hacer uso del gran par motor sin sacrificar la suavidad. De hecho, el nuevo motor de 2,0 litros de cilindrada con cuatro cilindros alcanza el mismo nivel de suavidad que un motor de seis cilindros.

La eficiencia se ha mejorado aún más con la utilización de lo último en accesorios del motor, como la bomba de aceite controlada por ordenador y la bomba de agua eléctrica que funciona según las necesidades. Igualmente, ambos nuevos modelos de este roadster cuentan con Auto Start-Stop de serie en las versiones manuales de seis velocidades.

 

Transmisión automática de ocho velocidades: mayor confort sin incremento del consumo de carburante

 

El BMW Z4 sDrive28i y el BMW Z4 sDrive20i están equipados de serie con una transmisión manual de seis velocidades. Sin embargo, opcionalmente los conductores pueden confiar los cambios a una nueva transmisión automática de ocho velocidades, muy similar en términos de tamaño y peso a la anterior de seis velocidades. Las dos marchas adicionales proporcionan una apreciable mejora en la suavidad, las prestaciones deportivas y la eficiencia. Todas las versiones automáticas cuentan con volante deportivo equipado de serie con mandos para el cambio de marchas, de forma que el conductor también puede cambiar de marcha manualmente. El mando derecho se usa para seleccionar la marcha superior y el mando izquierdo para reducir. También es de serie con la caja automática de ocho velocidades una palanca selectora con nuevo diseño.

 

La nueva transmisión automática de ocho velocidades cuenta con menores tiempos de reacción y cambio, capacidad de reducción directa, mínimo deslizamiento en el convertidor de par y bajas pérdidas por fricción, junto con una gran amplitud de la desmultiplicación que mejora tanto las prestaciones en aceleración como la circulación con el motor girando a bajas revoluciones. El controlador electrónico de la transmisión hace posible alterar las características de los cambios según se requiera, para facilitar un estilo de conducción deportivo o más relajado. La mejora global de la eficiencia conlleva que el BMW Z4 con transmisión automática de ocho velocidades ofrece unas cifras de consumo de carburante y emisiones idénticas a las de las correspondientes versiones manuales.

 

Nuevo paquete de equipamiento Design Pure Balance y pintura exterior exclusiva Blanco Mineral metalizado para el BMW Z4

 

Con el nuevo paquete Design Pure Balance, los diseñadores de BMW han desarrollado un paquete de elegantes molduras específicamente a medida para este popular modelo roadster. Cuenta con un extenso interior en piel, con el destacable atractivo del nuevo color Cohibabraun y las costuras en Lotusweiss. El paquete está rematado con más elementos embellecedores en piel Negra con las costuras en Umbra, además de madera Anthrazit Fineline y los asientos deportivos de serie.

 

Por primera vez el BMW Z4 estará disponible en Mineralweiss metalizado, que se ofrece exclusivamente en combinación con el nuevo paquete de equipamiento interior. Como alternativa el paquete Design Pure Balance también puede combinarse con otras pinturas exteriores. Este nuevo paquete reemplaza al anterior paquete  “Design Pure White”.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.