GP de Europa F1. Jaime Alguersuari “Yo no soy superman, sólo he conducido un gran coche”

 

Jaime Alguersuari ha finalizado en 8ª posición el Gran Premio de Europa de Fórmula 1, disputado hoy en el Valencia Street Circuit. Al acabar la carrera, hemos tenido ocasión de hablar con el piloto español, que ha resumido su actuación de hoy en estos emocionantes términos:

“Me preguntáis si es el día más feliz de mi vida, y no me atrevo a dar una clasificación de mis emociones. Sólo sé que he conducido igual que en Mónaco, igual que en Canadá, igual que en Barcelona, igual que en China, igual que en Turquía, igual que en Malasia e igual que en Australia.

¿Qué ha cambiado? Yo os he dicho a los periodistas desde Australia que tenía problemas de degradación de los neumáticos, que estaba trabajando muy duro con mi ingeniero, Andrea Landi, para encontrar el camino; que no me importaba para nada la crono del sábado, porque a mí no me sirve hacer un coche para una vuelta.

Hemos trabajado como locos durante carreras y carreras, con mucha incomprensión incluso por parte de algún sector de la prensa, y yo he repetido una y otra vez que estaba trabajando para poner el coche a punto, en los balances, en las suspensiones, en la geometría, en las presiones… y poco a poco las cosas han ido llegando.

Todo el mundo ha visto hoy que sólo he ido a dos paradas.

Este es mi éxito personal en Valencia, haber resuelto la degradación de los neumáticos, poder mantener un ritmo alto desde el principio hasta el final de la carrera con sólo dos cambios de ruedas.

Yo no soy superman, no me siento un superclase, soy un atleta que ama su trabajo y pretende hacerlo lo mejor posible en un deporte que requiere un gran conocimiento técnico, y que hoy he conducido un buen coche.

Para los que amen la estadística y me sigan, les adelanto que aún no tengo un coche perfecto a una vuelta.

Yo aún no lo he encontrado; pero lo encontraré durante esta temporada, palabra de honor.

Pero sí tengo ahora un coche perfecto para la carrera, sea en seco o en mojado.

De hecho, al terminar el GP de hoy he sentido una gran emoción, pero aunque parezca mentira, he pensado en Mónaco.

Cuando tenía a Sutil a medio segundo y faltaban tres vueltas, sabía que no me iba a adelantar.

Me faltaban los cuatro puntos de Mónaco, que se perdieron a seis vueltas del final por el incidente de Sutil, del que yo fui ajeno.

Mi alegría ahora por conocer el afecto recibido de parte de Red Bull y Toro Rosso -todos son felices- y también por saber que en las tres últimas carreras, Mónaco, Canadá y Valencia, en mi país habría sumado tres octavos y 12 puntos.

Siento un gran honor en haber podido conducir este coche en Valencia, en España y delante de la gente que me quiere”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.