Audi Q5 hybrid quattro seis cilindros con un consumo de un cuatro cilindros


 

El Audi Q5 hybrid quattro aúna las prestaciones de un seis cilindros y el consumo de un cuatro cilindros. El habitáculo, extremadamente versátil, ofrece suficiente espacio para el ocio y la familia. Este modelo está propulsado por un 2.0 TFSI de 211 CV (155 KW) y un motor eléctrico de 54 CV (40 KW), una combinación que garantiza una potencia de sistema de 245 CV (180 KW). El consumo medio de acuerdo con el Nuevo Ciclo de Conducción Europeo (NEDC) se limita a 6,9 litros cada 100 km. La tracción integral permanente quattro y un ágil tren de rodaje conforman un paquete técnico simplemente superior.

 

Uno de los principales objetivos perseguidos por Audi a la hora de desarrollar este vehículo ha sido la posibilidad de recorrer largos trayectos en modo exclusivamente eléctrico. A una velocidad constante de 60 km/h, el SUV híbrido más deportivo del mercado recorre unos 3 km sin producir emisiones locales, y puede circular en modo exclusivamente eléctrico a una velocidad de hasta 100 km/h.

 

El Audi Q5 hybrid quattro es el automóvil perfecto para un estilo de vida activo; es eficiente, dinámico, espacioso, multifuncional y confortable. Y llegará al mercado español en el cuarto trimestre de 2011 con un precio base de 57.400 euros.

 

Las dimensiones

 

El Audi Q5 hybrid quattro mide 4,63 metros de longitud y 1,90 metros de anchura, pero sólo 1,63 metros de altura, con lo que presume de las proporciones más deportivas de su segmento. También su valor Cx de apenas 0,32 establece todo un récord en su clase. El diseño es elegante y esbelto, característico de Audi, la marca líder en este ámbito.

 

Desde el exterior, el Q5 hybrid quattro se da a conocer por su inscripción hybrid engastada en el lateral, o bien en la zaga, por su parrilla Singleframe pintada en Negro brillante, su exclusivo color exterior Plata polar Ártico, llantas de 19 pulgadas en diseño turbina de 10 brazos y embellecedores cromados en los tubos de escape finales.

 

 

 

Sus faros pueden equiparse opcionalmente con luces de xenón plus y con la luz de marcha diurna en tecnología LED, en cuyo caso también los pilotos traseros brillan mediante diodos luminosos.

 

La perspectiva lateral viene determinada por las líneas ascendentes; el elegante contorno del techo, coronado con barras longitudinales planas, realza la esbelta imagen del Audi Q5 hybrid quattro, de inconfundible corte coupé. El envolvente portón del maletero, al igual que el capó del motor, se ha fabricado en aluminio ligero.

 

La batalla de 2,81 metros proporciona un generoso espacio a bordo. La forma de los asientos es ergonómica y su concepto flexible. Los respaldos de los asientos traseros pueden reclinarse y abatirse con gran comodidad; basta con accionar los mecanismos de desbloqueo ubicados en el maletero para abatirlos sobre los asientos. El volumen del maletero aumenta así de los 460 a los 1.480 litros. Las celdas de la batería de iones de litio se han alojado en una zona a prueba de impactos bajo el suelo de carga, de modo que apenas reducen el volumen del maletero.

Por delante: el equipamiento de seguridad

 

La carrocería del Audi Q5 hybrid quattro se compone en gran parte de piezas de acero de alta y de máxima resistencia. Estos componentes reducen el peso del vehículo al tiempo que mejoran la seguridad ante impactos, la rigidez y el comportamiento vibratorio. En las plazas delanteras, los limitadores de la fuerza del cinturón y los airbags actúan conjuntamente de un modo novedoso y especialmente inteligente.

 

En toda la red de alto voltaje los componentes conductores presentan un aislamiento galvánico, es decir que carecen de una conexión conductora de electricidad con el resto del vehículo, y no hay, por tanto, mayor riesgo de sufrir una descarga eléctrica. En caso de activarse los pretensores de los cinturones o los airbags, se interrumpe la tensión del sistema de alto voltaje del

Q5 hybrid quattro.

 

 

 

En su interior, el Q5 hybrid quattro diversifica el claro y elegante lenguaje de formas de Audi. El cockpit está orientado al conductor y su manejo es muy intuitivo. El nuevo concepto de indicadores con powermeter le muestra al conductor la potencia global del sistema en una escala de 0 a 100. Mientras que el gran monitor MMI visualiza paralelamente los modos operativos.

 

Brazos de aluminio: el tren de rodaje

 

El tren de rodaje también realza el carácter dinámico del Audi Q5 hybrid quattro. A fin de reducir las resistencias al avance se ha rebajado la altura de la carrocería en 25 mm. La dirección, configurada para proporcionar una repuesta directa, aúna estrechamente al conductor con la calzada. Tanto el eje delantero de cinco brazos como el eje trasero de brazos trapezoidales constan en su mayor parte de aluminio. El accionamiento electromecánico de la dirección ubicado en la parte inferior envía los impulsos de giro directamente a las ruedas. Grandes frenos en formato de 17 pulgadas procuran una fuerte deceleración. Las ruedas de construcción ligera de 19 pulgadas con neumáticos de la serie 235/55 pertenecen al equipamiento de serie, mientras que el equipamiento opcional ofrece ruedas de hasta 20 pulgadas de diámetro.

 

El SUV híbrido de Audi ofrece una maniobrabilidad precisa y deportiva, al tiempo que se muestra inquebrantablemente estable y confortable. El cambio entre la propulsión eléctrica y convencional pasa desapercibido. Su sistema de estabilización ESP incorpora una serie de novedosas funciones inéditas entre los modelos de la competencia. Así, el ESP detecta a través de un sensor si el vehículo monta una baca, y por lo tanto, si el centro de gravedad del Audi Q5 hybrid quattro se encuentra a una mayor altura; después de todo, la carga sobre el techo puede llegar a alcanzar los 75 kg. En este caso, el ESP interviene con mayor antelación en situaciones límite, lo que posibilita una línea característica básica del sistema notablemente deportiva.

 

Cuenta de serie con un asistente para el descenso de pendientes que proporciona una mayor seguridad al descender por cuestas pronunciadas, ya que mantiene el ritmo por debajo de una velocidad de 30 km/h. El ESP y el ABS incorporan campos característicos específicos para la conducción offroad. En terreno sin asfaltar, la atención del ESP se centra en proporcionar la máxima tracción. El ABS detecta automáticamente la naturaleza del suelo y selecciona la estrategia de regulación ideal para arena, grava o piedras.

 

 

Audi ha equipado generosamente su nuevo SUV de altas prestaciones: entre otros, el climatizador automático, el ordenador de a bordo con pantalla en color y el sistema MMI navegación plus con indicador del flujo de energía, así como el sistema de sonido Audi, se ofrecen de serie. La versión perfeccionada del MMI navegación plus con disco duro y reproductor de DVD ofrece junto con el teléfono de automóvil Bluetooth online la posibilidad de utilizar imágenes de Google Earth para la navegación u otros servicios online. Para los dispositivos móviles también se dispone de un punto de acceso inalámbrico WLAN.

 

La recepción de radio digital opcional y la interfaz para la conexión USB de un iPod o reproductor MP3 se conjugan perfectamente con el sistema de sonido de alta tecnología de los especialistas daneses Bang & Olufsen.

 

Los sistemas de asistencia: lujo de gama alta

 

A petición del cliente, Audi equipa el Q5 hybrid quattro con sistemas de vanguardia procedentes de la clase superior que convierten la conducción en una experiencia más fascinante y relajada. El asistente de aparcamiento advanced resulta de gran ayuda a la hora de maniobrar gracias a una cámara de marcha atrás, el Audi lane assist ayuda a que el vehículo no se salga de su carril por error, mientras que el Audi side assist avisa al conductor de los posibles peligros al cambiar de carril.

 

Los demás equipamientos son también buena muestra del elevado nivel de rendimiento del Audi Q5 hybrid quattro. Se cuentan entre ellos la llave de confort, que permite acceder al vehículo sin hacer uso de ella, el gran techo de cristal panorámico, el climatizador automático de confort de tres zonas, las cortinillas parasol para las ventanillas laterales traseras y el sistema de iluminación dinámica en curva adaptive light. El asistente para las luces de carretera conmuta automáticamente entre las luces de carretera y las luces de cruce. Los asientos delanteros pueden disponer de regulación eléctrica y climatización.


Relación de detalles interesantes

El Audi Q5 hybrid quattro

 

Carrocería

– Longitud 4.629 mm, anchura 1.898 mm, altura 1.625 mm

– Proporciones dinámicas, mejor valor Cx de su clase (0,32)

– Dos paquetes de diseño disponibles

 

Maletero

– Volumen del maletero desde 460 hasta 1.480 litros

– Numerosos detalles prácticos para disfrutar del deporte y del tiempo
libre, banqueta trasera desplazable longitudinalmente (de serie) y respaldo del
asiento del acompañante abatible como opcional

 

Interior

– Larga batalla de 2.812 mm, generosa oferta de espacio, numerosos
portaobjetos

– Manejo intuitivo del sistema MMI perfeccionado

– Nivel de seguridad pasiva especialmente elevado

 

Motores

– Motor híbrido con una elevada potencia del sistema de 245 CV (180 KW)

gracias a la combinación de un 2.0 TFSI con 211 CV (155 KW) y un motor

eléctrico de 54 CV (40 KW); par máximo del sistema de 480 Nm

– Bajo consumo medio de 6,9 litros a los 100 km; reducidas emisiones de CO2 con 159 g/km

– 2.0 TFSI con inyección directa, turbosobrealimentación y sistema de control de

válvulas AVS

Tren de rodaje

– Eje delantero desplazado hacia delante

– Asistente para el descenso de pendientes de serie

 

Equipamiento

– Climatizador automático y sistema de sonido Audi de serie

– Modernos sistemas de asistencia y comunicación disponibles

– Gran techo de cristal panorámico opcional

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.