La nueva generación de Mercedes-Benz Clase C

A partir de la primavera de 2011, la Clase C llega a los concesionarios después de una profunda modernización. El frontal y la zaga de este popular modelo muestran un diseño más rotundo. El nuevo tablero de instrumentos —con superficie estructurada de alta calidad y prominentes molduras— y el visualizador TFT de alta definición en el cuadro de instrumentos (disponible opcionalmente) subrayan el carácter lujoso del habitáculo. El consumo de combustible ha disminuido hasta un 31%, en función del modelo. Entre las medidas adoptadas para aumentar la eficiencia se cuentan los nuevos motores, el cambio automático de siete velocidades evolucionado 7G-TRONIC PLUS y la función de parada y arranque ECO. Al mismo tiempo se introducen por primera vez en esta serie de modelos diez sistemas de asistencia a la conducción, desde ATTENTION ASSIST para detectar el cansancio del conductor hasta la regulación de la distancia DISTRONIC PLUS. La nueva generación de equipos telemáticos ofrece, entre otras funciones, conexión a Internet y representación cartográfica con efecto tridimensional para las funciones de navegación.

«El equipo de propulsión y los sistemas de seguridad de la nueva generación de la Clase C ofrecen el confort y la seguridad de nuestros modelos de lujo. Numerosos detalles de valor sensible en el habitáculo recuerdan al nuevo CLS y establecen un estándar de calidad inédito en su segmento», declara Joachim Schmidt, responsable de Ventas y Marketing de Mercedes-Benz Cars. La actualización del habitáculo se completa con una nueva generación de equipos telemáticos, que no sólo ofrecen un concepto de visualización completamente nuevo, sino que permiten incluso el acceso a Internet dentro del automóvil.

Más de 2.000 componentes nuevos distinguen a la generación más reciente de la Mercedes-Benz Clase C de su antecesora. El lanzamiento al mercado europeo tendrá lugar a partir de marzo de 2011. Además del equipamiento de serie —ahora con volante de cuero—, las dos líneas ELEGANCE y AVANTGARDE constituyen la base del programa de personalización de la Clase C. Ambas líneas de acabado presentan ahora diferencias más notorias.

La Clase C es la serie con mayor volumen de ventas de Mercedes-Benz y, por tanto, tiene una importancia vital para nuestra empresa. Desde su presentación en marzo de 2007, más de un millón de clientes en todo el mundo han optado por un modelo de la serie actual. Si nos remontamos al lanzamiento al mercado de la primera Clase C en 1982 (por aquel entonces con la denominación 190), Mercedes-Benz ha vendido en total más de 8,5 millones de vehículos en este segmento. En 2010, la Clase C volvió a copar los primeros puestos en las cifras de matriculación. La berlina lidera su segmento en todo el mundo desde 2008 y ha asumido igualmente el puesto de honor en los estudios de calidad en Europa (estadística de averías del ADAC) y en Estados Unidos (estudio de calidad de J.D. Power).

Dinámico, resuelto, seguro de sí mismo: el diseño exterior

El paragolpes muestra ahora un diseño más dinámico y expresivo. Desde el punto de vista formal se ha adaptado el frontal al nuevo lenguaje estilístico de la marca. La parrilla del radiador, el elemento central del frontal, se apoya más claramente sobre las formas del paragolpes. La entrada de aire central se abre en forma de V hacia arriba, configurando visualmente una amplia base para la parrilla del radiador. A partir del deportivo aflechado en punta del centro del paragolpes nacen llamativos elementos laterales que se prolongan por debajo de los faros hasta la línea de cintura lateral, estableciendo un vínculo con los laterales del vehículo. Las entradas de aire en los laterales del paragolpes están dispuestas en posición muy baja y confieren al vehículo una patente estabilidad sobre el asfalto.

La berlina y el Estate incorporan ahora un nuevo capó de aluminio que contribuye a mantener reducido el peso del conjunto y, por lo tanto, a disminuir el consumo de combustible. También son de aluminio, entre otras piezas, los guardabarros delanteros y los módulos de las puertas. El contorno del capó en la zona de los faros y de la parrilla del radiador subraya aún más la forma de flecha del frontal, lo que, junto con los faros de nuevo diseño, confiere al vehículo una fisonomía más expresiva.

Se ha modificado la forma de los faros con cubiertas transparentes para lograr un efecto más dinámico y audaz y realzar junto con el capó, la parrilla del radiador y el paragolpes la forma aflechada del frontal. Esa impresión se refuerza tanto en la forma exterior de los faros como en el interior de la carcasa. Los faros revelan su actualidad por su funcionamiento preciso y por la alternancia de acabados mates y brillantes. Los faros halógenos siguen la disposición clásica, con luz de cruce en la parte exterior y luz de carretera en la interior; los intermitentes, por su parte, están integrados discretamente en el extremo exterior de los faros, junto a los guardabarros.

Si se eligen los faros bixenón con Intelligent Light System (ILS) disponibles como equipo opcional, la sensación de profundidad se refuerza con módulos de alumbrado dispuestos en línea. La luz de posición con su característica forma de C acentúa el diseño nocturno. Detrás se ubica una luz de giro que roza prácticamente el módulo luminoso principal, dispuesto en la parte exterior. Una banda de intermitentes de diodos luminosos forma la base inferior del faro. Las luces diurnas de diodos luminosos situadas en el paragolpes en posición horizontal confieren un aspecto inconfundible a la Clase C.

En el paragolpes trasero se han modificado las aristas y las líneas divisorias para acentuar aún más la sensación de anchura de la berlina y del Estate. Esto se aprecia especialmente en el ascenso más vertical de las aristas laterales hacia los grupos ópticos traseros. Una arista continua en el extremo superior del paragolpes enlaza la zaga con la vista lateral y subraya el carácter deportivo de la parte posterior del vehículo. Después de la reestilización, los pilotos traseros se integran aún más en la zaga mediante una cubierta convexa. La característica forma ondulada de la superficie se traslada al interior del grupo óptico y constituye una reminiscencia de las series anteriores. Los intermitentes de diodos luminosos en el centro acentúan la sensación de profundidad, pues parecen estar suspendidos por delante de las bandas luminosas de color rojo formadas por diodos luminosos en un plano posterior. Los pilotos traseros se reconocen de inmediato, sobre todo por la noche.

El diseño aerodinámico de la Clase C es la clave de la máxima eficiencia de su carrocería. El coeficiente de resistencia aerodinámica cx es 0,26 y marca un récord en su categoría. Además, en combinación con su superficie de resistencia aerodinámica, opone una resistencia al viento de cx x A = 0,57 m², menor que la mayoría de los modelos compactos e incluso utilitarios.

Alto valor y carácter deportivo: el habitáculo

Uno de los aspectos centrales del diseño del habitáculo era la nueva configuración del tablero de instrumentos, que debía compaginar rasgos vigorosos y deportivos con alta sensación de calidad. Dentro de la actualización del modelo se han revalorizado las molduras. Los mandos presentan ahora un acabado más detallado, con superficie galvanizada. La moldura del cuadro de instrumentos, prolongada por medio de un reborde, cubre ahora también armónicamente el display central. El cuadro de instrumentos y una discreta arista se prolongan hasta el lado del acompañante. Los difusores de aire trapezoidales situados en el centro y los difusores redondos en los laterales destacan por sus molduras galvanizadas.

Un componente importante del nuevo tablero de instrumentos es la moldura de grandes dimensiones que nace en el difusor de aire central, se extiende por la zona del acompañante y llega hasta el difusor exterior de aire en el lado derecho, subrayando el carácter generoso del habitáculo. La sección superior del tablero de instrumentos con nueva textura superficial se prolonga en la línea de cintura en las puertas.

En el panel de mandos de la unidad de comunicación e información se puede reconocer la nueva generación de equipos telemáticos con pulsadores de barra plateados. La combinación de pulsadores con superficie mate, áreas brillantes y una nueva rueda moleteada subraya la impresión de valor del habitáculo. En combinación con la nueva generación de telemática, la Clase C reestilizada puede equiparse ahora opcionalmente con un nuevo cuadro de instrumentos con display integrado (visualizador TFT en combinación con el volante opcional con 12 teclas). El conductor tiene delante tres aros tubulares con superficie galvanizada como demostración patente del cariz deportivo de la Clase C.

El carácter lujoso de este modelo se subraya con la nueva generación de volantes de tres radios, introducida con el nuevo CLS y disponible ahora en la línea de equipamiento eminentemente deportiva AVANTGARDE de la Clase C. El volante con radio central cromado realza la elegancia deportiva de la Clase C. En la versión básica y en los modelos ELEGANCE se monta un nuevo volante de cuatro radios, que se completa con molduras cromadas en la versión ELEGANCE.

Las líneas ELEGANCE y AVANTGARDE muestran ahora diferencias más acusadas en el habitáculo. Por ejemplo, las nuevas molduras de fresno marrón o raíz de nogal oscuro (ELEGANCE) y de aluminio cepillado o fresno negro brillante (AVANTGARDE). La variante ELEGANCE cuenta de serie con reposacabezas de confort con apoyos laterales ajustables.

Más potencia, menos consumo: el equipo de propulsión

El consumo de combustible ha disminuido hasta un 31% en algunos modelos. Todos los vehículos de la Clase C incorporan de serie la función de parada y arranque ECO desde el momento del lanzamiento al mercado (excepto el C 300 CDI 4MATIC). Todas las motorizaciones ostentan el distintivo BlueEFFICIENCY, que las acredita como especialmente eficientes y ecológicas. En los modelos equipados con transmisión automática —excepto el C 300 CDI 4MATIC— se monta a partir de ahora el cambio automático de siete velocidades evolucionado 7G-TRONIC PLUS (introducción con el C 250 CDI 4MATIC en junio de 2011). Asimismo se ha optimizado la desmultiplicación total de las nuevas cadenas cinemáticas con vistas a reducir el consumo.

Todos los motores de gasolina sin excepción trabajan con inyección directa. Una novedad es el nuevo motor V6 de gasolina que debuta en el C 350 BlueEFFICIENCY, con el innovador y eficiente procedimiento BlueDIRECT. Este seis cilindros ilustra perfectamente el salto cuantitativo que se ha registrado en materia de eficiencia. Sus cifras de potencia y par han aumentado de forma clara: el C 350 BlueEFFICIENCY entrega 225 kW (306 CV) y 370 Nm (C 350 hasta ahora: 200 kW/272 CV y 350 Nm). Al mismo tiempo, el consumo ha disminuido considerablemente: el C 350 BlueEFFICIENCY se conforma con una media de 6,8 litros/100 km (es decir, 3,1 litros o un 31% menos que el anterior C 350).

Los motores de gasolina de cuatro cilindros con inyección directa y turbocompresor experimentaron una importante mejora en el año 2009. Estos grupos se caracterizan igualmente por sus excelentes prestaciones y por su ejemplar austeridad de consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.