Nissan GT-R Egoist se construirá bajo pedido y acabado a mano según los deseos del cliente

Llega el superdeportivo a medida. Creado sin reparar en los medios, cada Nissan GT-R Egoist se producirá al gusto del cliente final. Es la más alta expresión del arte GT-R.

GT-R Egoist – lo más destacado:

* § El GT-R definitivo, creado sin reparar en medios.
* § Construido bajo pedido y acabado a mano según los deseos del cliente.
* § Interior personalizado con 84 combinaciones disponibles y utilizando sólo piel de la más alta calidad.
* § Sistema de sonido Bose exclusivo configurado en función de la estatura del cliente.
* § Emblema del acabado artesanal Urushi GT-R en el volante.
* § Ruedas especiales y alerón trasero de carbono en la versión Spec-V
* § Basado en el GT-R 2011 con…
* § Cambios en la suspensión para un mayor confort.
* § Electrónica revisada para un control superior.
* § Frenos más grandes y nuevos neumáticos a medida.

NISSAN GT-R EGOIST  NISSAN GT-R EGOIST  NISSAN GT-R EGOIST

En general

Por si los 530 CV del motor, uno de los chasis con tracción integral más avanzados del mundo, y la exclusividad de un superdeportivo no bastaran; Nissan tiene la respuesta: el Egoist, la expresión definitiva del famoso GT-R, creado específicamente para cada cliente con los mejores materiales.

Esta exclusiva versión, especialmente desarrollada por el “padre” del GT-R, el ingeniero jefe del proyecto Kazutoshi Mizuno, tiene un habitáculo acabado a mano utilizando sólo los materiales de más alta calidad, un equipo de sonido Bose, ajustado a la altura exacta del propietario y otras características que ponen de relieve antiguas expresiones del arte japonés.

La atención por el detalle es tan importante en todos los aspectos del coche que, por ejemplo, para crear el logotipo pintado a mano que adorna el volante, se necesitan varios días.

Esta pequeña maravilla asegura que cada GT-R Egoist se fabrica sólo bajo pedido y que, por su elevado precio, se dirige a una clientela muy selecta.

“La exclusividad es algo que las personas adineradas desean. Y aunque el GT-R de serie no será nunca un coche cualquiera, el Egoist combina una exclusividad genuina con los materiales más sofisticados,” explica Pierre Loing, Vicepresidente de Estrategia y Planificación de Producto de Nissan International SA.

“Unos artesanos lo montan a mano de manera meticulosa y gracias a la amplísima gama disponible de combinaciones de colores exteriores e interiores, será muy difícil encontrar dos GT-R Egoist exactamente iguales”.

El GT-R Egoist al detalle

El Egoist se ha desarrollado sobre la versión 2011 del Nissan GT-R, que ya de por sí presenta importantes mejoras en el motor, el chasis y la aerodinámica.

Las revisiones aplicadas al motor V6 de 3,8 litros turboalimentado han permitido ganar potencia (de 485 a 530 CV) y par (de 588 a 612 Nm) al tiempo que mejoraban tanto el consumo como las emisiones. Las mejoras aerodinámicas han permitido ganar un 10% de apoyo mientras que los cambios en la suspensión han mejorado el comportamiento dinámico y suavizado el confort de marcha.

La creación del Egoist, no obstante, ha llevado al GT-R a las más altas cotas de personalización, exclusividad y rareza. La mayor parte de la atención se ha centrado en el habitáculo, con un revestimiento completo de piel de calidad superior creado por Seton Leather en Alemania.

El revestimiento de piel se ha ampliado a todo el interior, e incluye áreas como la base de los asientos delanteros, el marco de los anclajes de los cinturones de seguridad, los pilares A y B, la consola central y el túnel de transmisión. Incluso el interior de los posavasos y los umbrales de las puertas están tapizados en piel. Para crear contrastes visuales entre las diferentes secciones, en algunos puntos el cuero es liso y en otros acolchado.

Además, no se trata de un cuero normal. Seton se ha convertido en el proveedor favorito de un selecto grupo de marcas de coches de lujo. Su cuero se ha elegido entre muchos otros por su calidad y su consistencia obtenidas gracias al tratamiento que Seton da a su ganadería.

La empresa cría sólo una raza de ganado bovino y los animales crecen en unas condiciones perfectamente controladas en Baviera, en el sur de Alemania. Los terneros se crían durante 18 meses en un entorno controlado para asegurar una alimentación más consistente y una ausencia de lesiones en la piel provocadas por picaduras de insectos o por arañazos con cables, vallas u otros objetos.

Gracias a su cuidada alimentación, los animales crecen más de lo habitual lo que implica que hacen falta menos pieles para tapizar cada coche. Dicho esto, conviene saber que para cada GT-R Egoist son necesarias no menos de 15 pieles.

Seton necesita más de dos meses para convertir las pieles en las piezas de cuero necesarias para cada coche y mandarlas a Japón para su instalación. El revestimiento del habitáculo de cada Egoist se realiza a mano en la planta que fabrica el GT-R en Yokohama y queda al cuidado de un Takumi, un maestro artesano.

Cada coche se aparta de la cadena de montaje normal y se traslada a un área especial de la planta donde el pack de cuero Seton espera para ser instalado. Cada instalación precisa de tres horas de trabajo.

En total existen más de 20 combinaciones de colores disponibles, que pueden elegirse para revestir el habitáculo completo en un único color o para combinarse con un tono para la parte alta del habitáculo y otro a juego para la parte inferior. Para la parte inferior existen diez tonalidades, incluyendo un rosa pálido, y para la parte superior hay cuatro disponibles. Las posibilidades de elección incluyen además seis colores diferentes para los pespuntes. Las alfombrillas, por supuesto, se ofrecen también en un color a juego y si tenemos en cuenta todas las combinaciones disponibles, los clientes pueden elegir entre un total de 84 diferentes.

Para complementar el revestimiento de cuero Seton, un material sedoso y aterciopelado se utiliza para revestir el techo, los parasoles, la bandeja trasera y la parte inferior de los paneles de las puertas.

Una vez el interior revestido, el coche vuelve a la línea de montaje para completar el proceso de producción, incluida la prueba de conducción de la que el cliente final puede ser testigo si así lo desea.

Otro ejemplo del tiempo y la milimétrica precisión empleados en la producción del GT-R Egoist es el logotipo del volante. El GT-R “normal” tiene un emblema barnizado, elegante pero producido en serie. Para el Egoist se emplea un emblema pintado siguiendo un antiguo arte japonés tradicional llamado Urushi.

Para el GT-R se utiliza un método concreto llamado Makie, cuya técnica sólo puede aprenderse en la Prefectura de Ishikawa, hogar del GT-R. Antes de poder ejercer este arte, el artesano debe recibir la aprobación del Gobierno.

Para este GT-R tan especial, cada emblema se confía a una única persona, el señor Kubota, del taller Goshikiya. Hacen falta varios días para crear las mezclas de pintura que permiten crear el color intenso y el acabado único del emblema y, por lo tanto, cada uno es diferente del resto.

Esta enorme atención por el detalle es la misma que se aplica al equipo de sonido del coche, realizado a medida. Desarrollado por Bose, la empresa líder en equipos de audio, el sistema, dotado de 11 altavoces, tiene un potente amplificador y es el primero del mundo que utiliza el compuesto de carbono para las bases de los dos woofers de 9 pulgadas integrados en los asientos traseros.

Estas bases de carbono proporcionan una gran rigidez y elevados niveles de amortiguación sin que el peso resulte penalizado, lo que permite al woofer emitir un sonido más claro.

Bose va un poco más lejos en la personalización del equipo de sonido para los propietarios del Egoist. Cuando encarga el coche en el concesionario, al cliente se le toman las medidas para predeterminar cual será su posición ideal de conducción una vez se siente en el coche. La altura, la longitud de las piernas y la posición en la que prefiere recostar la espalda se envían a la fábrica para asegurar que el amplificador digital de ocho canales se adapte específicamente a las medidas del cliente para maximizar así la calidad del sonido. El amplificador está lacado en negro para mejorar la disipación del calor. Se trata, por tanto, de un equipo de sonido realizado a medida.

Para completar las particularidades del Egoist, esta versión equipa algunos de los elementos que se estrenaron en la espectacular variante Spec-V lanzada en 2010. Un ejemplo son las llantas RAYS de seis brazos exclusivas, realizadas en aluminio forjado, que para el Egoist están acabadas en color ‘Blue Sword’. Esta versión dispone también del alerón trasero de carbono.

Puede elegirse también el color de la carrocería, en algunos casos compartido con el GT-R de serie pero, para resaltar su estatus exclusivo, el Egoist es el único GT-R disponible en un nuevo color específicamente realizado para el coche: el blanco Ultimate Opal White.

Y, además, es un coche que mantiene su discreción puesto que su única identificación es un sutil logotipo con la palabra Egoist en el capó trasero.

Aunque no es tan abiertamente deportivo como la versión Spec-V, el Egoist sigue siendo uno de los mejores superdeportivos del momento. El aumento de la potencia y el par ha rebajado la aceleración de 0 a 100 km/h a unos espectaculares 3,046 segundos mientras que la velocidad máxima es de 315 km/h.

La combinación de su avanzada electrónica, incluyendo el modo ‘R Start’ para aceleraciones fulgurantes, y su caja de cambios de seis velocidades con doble embrague que se acciona mediante levas de magnesio en el volante, significa que, cuando las condiciones lo permiten, las citadas prestaciones pueden obtenerse con absoluta facilidad.

El chasis ofrece unos niveles de tracción y de estabilidad desconocidos y, para 2011, el GT-R dispone de un comportamiento mejorado gracias a los pequeños retoques efectuados en muelles y amortiguadores. También se ha mejorado la calidad de la frenada; los frenos delanteros son más grandes para aumentar su resistencia a la fatiga en caso de uso intenso y las llantas de aluminio forjado están ahora calzadas con unos neumáticos Dunlop especialmente concebidos para el GT-R.

“El GT-R Egoist es un coche excepcional. Es cierto que es considerablemente más caro que el GT-R de serie, pero ello refleja la altísima calidad de los materiales utilizados en el habitáculo y la dedicación de los artesanos que participan en su construcción”.

“Hemos visto con el Spec-V que los clientes del GT-R apreciaban la personalización y la exclusividad… y no cabe duda de que el Egoist es el GT-R más especial.”

“Se dirige a clientes adinerados que aprecian las mejores cosas de la vida, pero a los que no les gusta fanfarronear. Es tan exclusivo que no habrá dos iguales… pero tal vez lo que hace todavía más atractivo al GT-R Egoist es su discreción”, explica Simon Thomas.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.