Škoda expone seis vehículos históricos en la feria del automóvil “París Rétromobile 2011”

Škoda Auto participa con seis modelos históricos en la edición de este año de la feria del automóvil “París Rétromobile 2011” que se celebra del 2 al 6 de febrero de 2011. La compañía exhibe el legendario Voiturette A (1906), un Laurin & Klement Škoda 110 (1928), un Škoda Superb 3000 (1939), un Škoda 1100 OHC (1958), una Motocyclette Type B (1903), además de una réplica de una moto de carreras (la original se fabricó alrededor de 1900). Todos los modelos pertenecen al Museo Škoda en Mladá Boleslav y, con la excepción del Škoda 110, están todavía en perfectas condiciones de funcionamiento.

El Voiturette A es una de las estrellas de este salón para los amantes de los coches clásicos. Este vehículo se ha reconstruido recientemente prestando gran atención a los detalles. En 1905, el Voiturette A supuso el inicio de fabricación de automóviles en la planta de Škoda de Mladá Boleslav – que todavía operaba bajo la marca “Laurin & Klement” en aquella época. El público mostró un gran interés en 1905 por el “coche pequeño” de Mladá Boleslav, entre otras cosas, por su precio relativamente asequible de 3.600 Coronas para la fecha.

“Nuestros expertos han conseguido reconstruir pieza a pieza un coche de aquella época y hacer que funcione perfectamente. Se han necesitado seis años para lograr su completa reconstrucción. Nuestros técnicos han realizado un excelente trabajo: el Voiturette A se ha restaurado para recobrar todo su esplendor. En este proceso se ha mantenido el concepto técnico original, aunque varias de las piezas se han tenido que reproducir o ser reemplazadas”, explica Eckhard Scholz, miembro del Comité de Dirección de Škoda Auto responsable de Desarrollo Técnico.

El Laurin & Klement Škoda 110 también se ha reproducido a partir de un vehículo desmontado. Tras tres años de trabajo intensivo, se ha logrado que el vehículo esté en perfectas condiciones de funcionamiento en la actualidad. También se ha conseguido reproducir una moto de carreras construida originalmente por Laurin & Klement en 1900, en base al proyecto original. La réplica funciona perfectamente, al igual que el Škoda Superb 3000, el Škoda 1100 OHC y la Motocyclette Type B. Škoda Auto emplea habitualmente vehículos históricos para participar en exposiciones y carreras de clásicos.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.