50.000 personas asisten a la carrera Red Bull Autos Locos de Vigo

El equipo vigués “Gripaos Racing” se ha proclamado vencedor de la carrera Red Bull Autos Locos disputada este domingo por la mañana en las calles del centro de Vigo. Su coche artesanal, mezcla de Fórmula y bañera, fue el más rápido en recorrer los 710 metros del circuito (con pendientes de hasta el 9 por ciento), y su puesta en escena y originalidad fue también la más valorada por los jueces. 50.000 personas presenciaron esta singular carrera, en la que tomaron parte 63 equipos llegados de toda España. La ciudad se volcó totalmente con la prueba, y como en los Grandes Premios de F-1 de Mónaco o Valencia, los balcones con mejores vistas al circuito cotizaron al alza.

El segundo clasificado fue el equipo albaceteño “Mortadelo y Filemón”, cuyos integrantes eran una réplica exacta de los personajes de Ibáñez. Terceros fueron “Cuarzo y Sílice Soaprock”, un grupo de ‘trogloditas’ llegados desde Barcelona.

El día comenzaba con la bajada del piloto de rallyes Dani Sordo, a bordo de un rapidísimo auto loco con forma de lata. Sordo ha realizado un descenso perfecto, y las difíciles cuestas viguesas no han sido problema para el santanderino. Sordo fue, además, uno de los jueces de la prueba, junto al varias veces campeón del mundo de trial, Adam Raga, quien con su moto ha realizado una exhibición subiendo sobre varios obstáculos a lo largo del recorrido. El equipo de jueces se completaba con el copiloto de Dani Sordo, el gallego Diego Vallejo, y los televisivos ‘Gonzo’ y Sergio Pazos.

La única prueba el Red Bull Autos Locos celebrada hasta el momento fue la de Barcelona en el año 2003. Desde entonces, la evolución del diseño de los coches, la tecnología empleada y la puesta en escena de los participantes, ha sido espectacular. La mayor inspiración para los diseños la dieron los productos de la tierra (pulpos, percebes, bogavantes o latas de mejillones), pero también hubo casas rodantes, una réplica perfecta de un monstruoso Alien, bañeras rodantes, un caballo de Troya, cohetes espaciales y hasta un ‘Papamóvil’. Aunque el auto que se ganó el aplauso de los más pequeños fue un ‘Bob Esponja’ rodante, junto al del abuelo de la película “Up”. El único equipo íntegramente femenino generó las mayores carcajadas del público al ‘dar a luz’ a un bebé en pleno escenario y dejando que fuera la ‘recién nacida’, la conductora de su paritorio rodante.

El equipo ganador, “Gripaos Racing”, fue el más rápido con su rapidísima bañera (1 minuto y seis segundos para recorrer los 710 metros del circuito). Combinando la puesta en escena de sus mecánicos, vestidos con un atrevido bañador que no dejaba nada a la imaginación, su bañera de ‘alta tecnología’ (frenos de disco, chasis super-rígido de doble cuna y perforado, para aligerar peso) han conseguido un merecido primer puesto. El equipo al completo podrá acudir al próximo Gran Premio de Brasil de Fórmula 1, visitando los boxes del equipo Red Bull Racing y teniendo la oportunidad de conocer a sus pilotos. “Sabíamos que nos meteríamos al menos en el pódium. Es un coche ganador en cuya construcción han colaborado muchos de nuestros amigos. Hemos hecho un enorme esfuerzo, trabajando muchas horas diarias a lo largo de dos meses”, explicaban.

En segundo lugar se ha clasificado el equipo catalán, “Cuarzo y Sílice Soaprock”. Su ‘primitivo‘ vehículo lo construyeron en sólo tres semanas. “Toda la paliza que nos hemos pegado para construir el coche en tiempo récord ha merecido la pena”, comentaban en el podio. Como premio, vivirán una jornada de pilotaje con el dakariano Nani Roma a bordo de su buggy kart-cross.

Los terceros clasificados, “Mortadelo y Filemón”, pilotaban un bólido con forma de cohete, y se encontraban exultantes con su tercer puesto. “La ciudad de Vigo se ha volcado con la prueba de forma extraordinaria. No nos imaginábamos que la carrera iba a generar tanta expectación. Nos hemos sentido verdaderos pilotos por un día.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.