El nuevo Volkswagen Sharan establece referentes de calidad y seguridad

El monovolumen Volkswagen es 22 cm más largo y aprox. 30 kilos más ligero El excelente coeficiente aerodinámico de 0,299 mejora el grado de eficiencia

El nuevo Sharan es un automóvil completamente rediseñado como reflejan, por ejemplo, sus nuevas proporciones: con una longitud de 4,85 metros es 22 centímetros más largo. En paralelo, aumenta el ancho en 9,2 centímetros hasta un total de 1,9 metros (medido desde los tiradores delanteros de las puertas); la altura disminuye en 1,2 centímetros a 1,72 metros. El resultado son unas proporciones más dinámicas y un atractivo general impresionante. El monovolumen ofrece por primera vez puertas correderas para las plazas traseras. Detalle inteligente: la opción con puertas correderas eléctricas dispone de un dispositivo de protección antiaprisionamiento que garantiza la seguridad de los ocupantes al entrar y salir del automóvil. Las innovaciones se extienden por toda la carrocería. La rigidez torsional estática y dinámica, establece nuevos referentes en el segmento. Los diseñadores consiguen reducir nuevamente el peso del Sharan. El modelo 1.4 TSI BlueMotion Technology, por ejemplo, pesa ahora aproximadamente 30 kilos menos que la versión anterior.

El simpático y funcional diseño de la carrocería le confiere al Sharan un carácter fresco y desenfadado exento de efímeros elementos modernos, y que se caracteriza, sobretodo, por líneas horizontales muy claras. El diseño exterior persigue el objetivo de concederle a la carrocería un máximo de tensión basándose en sus equilibradas proporciones y utilizando el menor número de líneas posible.

nuevo Volkswagen Sharan

Frontal – Función y diseño

Siguiendo el nuevo ADN, el inconfundible diseño Volkswagen de nuestros tiempos se refleja especialmente en el frontal típico de la marca, que acentúa consecuentemente las líneas horizontales y la geometría claramente dibujada. Sinónimo de elegancia: las barras transversales en negro brillante de la parrilla con los perfiles y el distintivo VW cromados. Los faros dobles con luz de conducción diurna integrados en el contorno en “V” del capó pueden obtenerse tanto en la versión H7, como en la versión Bi-Xenón.

Debajo de los faros y de los parachoques, pintados del color de la carrocería, se sitúa otra entrada de aire y los faros antiniebla (de serie para el Sharan Advance y Sport) ubicados a izquierda y derecha con una función con luz de giro adicional (si el Sharan equipa faros Bi-Xenón, la luz de giro estará integrada en el módulo de los faros). En función de la línea de equipamiento, Volkswagen también ofrece biseles cromados para la entrada de aire inferior (a partir de la versión ‘Advance’) y un perfil embellecedor cromado situado por debajo de los faros antiniebla (a partir de la versión ‘Sport’).

nuevo Volkswagen Sharan

Parte trasera – Función y diseño

La gráfica trasera presenta una estructuración tan clara como la del frontal. Las características más destacadas del diseño trasero son el conciso alerón de techo, el portón trasero más prolongado hacia abajo (altura del faldón trasero: 0,67 metros) y los grandes faros traseros cuyo estilo armoniza a la perfección con el de los faros delanteros. Al igual que en el modelo anterior, los faros traseros son también dobles pero mucho más grandes. Éstos parten de la columna D hasta adentrarse en el portón trasero presentando un inconfundible diseño nocturno en forma de estilizada “M”. Práctico detalle de servicio: para cambiar una bombilla fundida sólo es necesario abrir un pequeño capuchón situado en el revestimiento interior e introducir la herramienta correspondiente del kit del automóvil para aflojar fácilmente el tornillo de sujeción central. En el lado derecho del vehículo, el capuchón ha sido diseñado como unidad de manejo con enchufe de 12 voltios que puede ser deslizada hacia abajo, incluyendo el enchufe, para facilitar el acceso al tornillo de sujeción central de la bombilla y aflojarlo.

Silueta – Función y diseño

La característica más destacada del Sharan es la silueta de superficies lisas. Esto se debe a que los diseñadores De Silva y Bischoff, apostaron consecuentemente por la homogeneidad de superficies que, en conjunto con un paso de rueda más largo de 2,92 metros y la longitud total del monovolumen, perfecciona la integración óptica de las puertas corredizas. Los diseñadores han conferido a las ventanillas laterales un aspecto claro y geométrico exclusivo. Las ventanillas se prolongan más hacia abajo transmitiendo transparencia y ligereza. El borde inferior del diseño de las ventanillas se eleva dinámicamente en la parte delantera y trasera, aportando a las columnas A y D del techo un carácter muy individual. Los diseñadores lo denominan “Reverse Angle” (ángulo inverso), un elemento de diseño utilizado también en el frontal y en la parte trasera, así como en otros modelos Volkswagen. La barra de techo del monovolumen, negra de serie para el Sharan Advance y cromada para el Sharan Sport, está elegantemente integrada en la silueta. Este detalle de equipamiento está disponible como opción para el Sharan Edition.

Puertas correderas: el nuevo Sharan ofrece dos puertas correderas en la parte trasera – novedad frente al modelo anterior. Además, las puertas corredizas también pueden ser abiertas y cerradas por control remoto. Inteligente detalle: en caso de que la tapa del depósito, situada en el lateral derecho trasero, quedara abierta, no sería posible abrir la puerta corredera derecha, ni eléctrica ni manualmente, con el fin de evitar daños. Ambas versiones de apertura para las puertas, manual y eléctrica, disponen de elevalunas eléctricos de serie y, lógicamente, de ventanillas laterales completamente descendientes.

Aerodinámica

Gracias a sus vanguardistas tecnologías de propulsión y al perfecto equilibrio aerodinámico, especialmente importante para modelos de este tamaño, el Sharan se convierte en uno de los monovolúmenes más ahorradores y aerodinámicos del mundo. El coeficiente aerodinámico Cw es de 0,299, lo que supone una mejora del 5 % en comparación con el modelo anterior.

Las características aerodinámicas del nuevo Sharan han sido examinadas y perfeccionadas en un estadio de desarrollo muy temprano mediante calculaciones de flujo. Los resultados se aplicaron directamente al diseño de los primeros modelos que, a su vez, sirvieron de patrón para diseñar un modelo individual para el túnel aerodinámico en escala 1:1. Seguidamente la tarea de los ingenieros y los diseñadores fue la de perfeccionar detalles como, por ejemplo, las columnas A. Estas han sido diseñadas con un perfil colector de agua optimizado que se ocupa de desviar el flujo de agua con la mayor precisión posible desde el parabrisas hacia las ventanillas laterales – detalle que contribuye a reducir los coeficientes de resistencia aerodinámica y los niveles de ruido, así como a mejorar la visibilidad en los espejos retrovisores durante la conducción con lluvia.

Rigidez de la carrocería

Volkswagen reduce nuevamente el peso de la nueva generación del Sharan. Teniendo en cuenta la significativa mejora de las características de colisión, la mayor demanda de rigidez, el aumento de la longitud del vehículo y la integración de ambas puertas correderas, el peso de la carrocería del nuevo Sharan debería haber aumentado a un total de 438 kilos. Sin embargo, gracias a la utilización de innovadores materiales y nuevos procesos de producción, no sólo no ha aumentado, sino que se ha podido reducir en un 10 % a 389 kilos.

Los aceros de moldeado en caliente utilizados a gran escala para fabricar la estructura del suelo, las columnas B y, especialmente, el bastidor del techo, representan el mayor porcentaje de ahorro. Sólo con la integración de las piezas de construcción del bastidor del techo moldeadas en caliente conformadas según el concepto de unión flexible ‘Tairoled Blanks’, se redujo el peso en 1,4 kilos.

Gracias a su carrocería especialmente rígida, el Sharan cumple las máximas exigencias en cuanto al comportamiento acústico y vibratorio. Esto se consigue con un diseño innovador de los nodos y los puntos de aplicación de la fuerza. Los espacios de instalación disponibles se aprovechan de forma óptima a través de la estructura de la carrocería montada en tres cascos interconectados. La célula de ocupantes está rodeada de perfiles optimizados mediante ordenador. De este modo, a pesar del aumento de las exigencias en caso de colisión y la mayor longitud del vehículo, se ha podido mejorar la calidad de la construcción ligera, medida representativa de la eficiencia de la distribución del peso, en un 40 % en comparación con el modelo anterior.

Seguridad anti-impacto

El 55 % de la estructura metálica del Sharan se compone de aceros altamente resistentes; el 13 % de estos aceros han sido reemplazados por piezas de construcción de moldeado en caliente. Esta mezcla de materiales altamente sólida utilizada en la célula de ocupantes influye significantemente en el grado de seguridad anti-impacto del nuevo monovolumen, independientemente del tipo de colisión, delantera, trasera, lateral o vuelco.

Protección de peatones: la chapa interna del capó del Sharan ofrece un grado máximo de deformación que, en caso de accidente, evita que los peatones impacten con las piezas duras del bloque del motor. El concepto de protección de peatones incorpora asimismo los parachoques, a través de elementos de deformación diseñados para ceder en la mayor medida posible, y los largueros transversales de las ventanas que ahora disponen también de zonas de deformación. Además, el travesaño transversal del parachoques equipa un elemento de deformación que ofrece un gran potencial de protección para la zona de las piernas.

El sistema de activación de los airbags, que asume numerosas tareas adicionales en caso de colisión, dispone de una unidad de control de airbag situada en la zona delantera del túnel del bastidor compuesta por tres sensores internos, un sensor frontal, situado en el área del soporte del capó, y cuatro sensores satélite para reconocer colisiones laterales. El sistema no sólo acciona los airbags, sino que comunica simultáneamente con otras unidades de control activando las luces de emergencia, desbloqueando las puertas, conectando la iluminación interior y desconectando la bomba de combustible. Además, un sensor frontal adicional reconoce el peligro de colisión con más anticipación aún, preparando de forma óptima los sistemas de contención. Las colisiones laterales se reconocen mediante sensores de aceleración situados en los laterales del vehículo entre la columna B y las estriberas, y otro sensor ubicado en el área inferior de la columna C. Gracias a la excelente ubicación de los sensores no sólo es posible reconocer colisiones laterales, sino también colisiones traseras.

Una Respuesta para “El nuevo Volkswagen Sharan establece referentes de calidad y seguridad”
  1. mario helguera mateos says:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.