Shell, del Ferrari de Fórmula 1 al depósito de tu coche

El Gran Premio de Europa, que se celebró el pasado fin de semana en Valencia, fue la ocasión perfecta para que Shell, proveedor que suministra a Ferrari el combustible y los lubricantes para sus coche de calle y para las máquinas más perfectas de la competición del motor, el F10 de Fernando Alonso y Felipe Massa, nos invitara gracias a una iniciativa de blopies.com a utilizar, por primera vez en España, el simulador Shell V-Power de Fórmula Uno, un simulador deportivo profesional que permite experimentar sensaciones únicas con un equipamiento electrónico similar al que utilizan los pilotos de Fórmula 1 del equipo Ferrari. Además pudimos visitar el TrackLab de Shell situado en el Paddock y asistir a una puesta en escena de un Pit Stop, en una estación de servicio. En el video a un ritmo trepidante, como una carrera de F1, vereís parte de lo vivido el fin de semana.

Gracias a Shell pudimos visitar el Track Lab que Shell tiene junto a Ferrari en los circuitos de Fórmula 1. Por una parte, del motor-home de Ferrari, subia Fernando Alonso después de disputar la sesión de entrenamientos del viernes por la tarde, por la otra los ingenieros de Shell nos acompañaban a visitar uno de los rincones más protegidos y secretos del paddock, el Track Lab en el que Shell analiza el combustible de los coches rojos. Motivos de seguridad y, sobre todo, confidencialidad justificaban que no pudieramos hacer fotografías dentro del laboratorio, pero si que podemos contaros lo que vimos.

Shell V–Power es el combustible que Ferrari utiliza en sus monoplazas con una composición que es más de un 99%, similar a la que puedes poner en el depósito de tu coche en cualquiera de las gasolineras que Shell tiene en las calles de todo el mundo.

Otra parte importante son los lubricantes Helix, sometidos a las más exhaustivas y duras pruebas cuando los motores giran a 18.000 revoluciones, son analizados constantemente para saber el estado de los motores y demás componentes. Los estudios se centran básicamente en encontrar partículas metálicas, como hierro, aluminio, magnesio y titanio, si los ingenieros detectan una anomalía en estos valores, pueden predecir un fallo o rotura, de ahí la importancia de analizarlos constantemente.

Shell dedica más de 8.000 horas hombre, al año, en el desarrollo de estos productos destinados a Ferrari, tanto en Fórmula 1 como en los coches deportivos de calle, toda esta investigación se aplica directamente en el desarrollo de los combustibles que distribuye Shell a nivel mundial para coches de calle.

Shell suministra a Ferrari el soporte completo de análisis para combustible y muestras de aceite en cada competición utilizando la máxima tecnología. En el Track Lab de Shell ubicado dentro de uno de los camiones de transporte de Ferrari los científicos de Shell llevan a cabo más de 40 pruebas cada fin de semana de carreras con el combustible Shell V-Power y el lubricante Helix de Shell utilizados en los automóviles, para asegurarse de que los pilotos podrán obtener siempre el máximo rendimiento.

La asociación entre Ferrari y Shell suministra el banco de pruebas perfecto para los productos Shell de calle, desde los carburante s Shell V –Power, a los lubricantes Shell Helix, pasando por otros productos especiales como Shell Spirax. Los conocimientos adquiridos y los límites sobrepasados en el ambiente extremo de la competición y sus punteras instalaciones contribuyen al desarrollo y la producción de productos óptimos para los clientes de todo el mundo.

El Track Lab de Shell

Después de desarrollar cada año el nuevo carburante conforme a las regulaciones de la FIA (Federación International de Automovilismo), este es evaluado rigurosamente por Shell y Ferrari. Si la muestra propuesta ofrece más potencia o eficacia se presenta a la FIA para su aprobación.

Tras obtener la aprobación definitiva el carburante está listo para competir y es aquí cuando el laboratorio de pista de Shell lo reconoce como propio. Para dar con el carburante óptimo, Shell se acerca a los límites tanto como puede, pero la FIA puede tomar una muestra aleatoria en cualquier momento durante un fin de semana de competición, por lo que Shell y Ferrari mantienen siempre un extremo rigor para asegurarse de que el carburante esté siempre dentro de los límites de la legalidad y permanezca en las mejores condiciones durante el fin de semana de carreras.

Para analizar el carburante se utiliza un método de cromatografía de gas en el laboratorio de pista de Shell durante todo el fin de semana, Shell puede asegurar a Ferrari que su carburante está siempre en sus mejores condiciones. Si una muestra tomada por la FIA no corresponde a la previamente aprobada, el equipo podría ser descalificado.

Teniendo en cuenta la estricta normativa que limita los motores que los equipos disponen para toda la temporada el papel del análisis de carburante en el laboratorio de pista de Shell es cada vez más crítico.

Este es el diario de un fin de semana en el Laboratorio de pista de Formula 1 de Shell:

Miércoles
Una vez que los camiones de los ingenieros de Ferrari llegan y aparcan exactamente en el lugar designado, comienza la puesta a punto del laboratorio. Para maximizar el espacio, el laboratorio de pista de Shell ocupa una zona muy pequeña, permitiendo que otros materiales se puedan guardar ahí durante la fase de transporte. Desde el miércoles, los científicos de Shell van colocando su material de trabajo, preparándose para todo el trabajo del fin de semana. También ejecutarán las pertinentes pruebas en su instrumental para asegurarse de que todo está perfecto.

Jueves
Desde el jueves, los monoplazas están preparados para correr, aunque no haya ninguna actividad en el trazado. Shell toma muestras del carburante de los automóviles, de las carlotas (los aparatos que se utilizan para meter y sacar el carburante de los automóviles en el box) y de los depósitos, para asegurarse de que el carburante todavía está en las mismas condiciones que cuando abandonó Chester en el Reino Unido y que no ha habido ningún tipo de contaminación.

Viernes
Una vez que los monoplazas están en pista, se tomará otra vez una muestra de carburante de cada coche o carlota, antes de que corra, para asegurar que todo está en orden.

Sábado
Después de rodar durante la mañana, se evalúan las muestras tomadas antes de las sesiones clasificatorias. El monoplaza dejará el box cargado de carburante y Ferrari tiene que tener la certeza de que ya está en condiciones óptimas para la carrera.

Domingo
Una vez que los coches están en el Parque Cerrado, no hay mucho más que los equipos puedan hacer. Sin embargo Shell todavía puede tomar muestras de carburante para mayor seguridad, tanto para los camiones de carburante, como para una última comprobación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.