Nuevos motores diésel para la gama MINI

Nuevos motores diésel: mayor capacidad de recuperación y aceleración, reducción de las emisiones a 99 gramos de CO2 por kilómetro.

Con la nueva generación de motores turbodiésel, los modelos de la gama MINI logran ampliar su excepcional liderazgo en materia de eficiencia. La tecnología de los propulsores de 1.600 cc se basa en la extraordinaria experiencia con la que BMW Group cuenta en materia de desarrollo de motores. Las cámaras de combustión ofrecen la misma relación óptima entre diámetro y carrera que los motores de 2.000 cc utilizados en los modelos de la marca BMW. Además, estos motores que se montan transversalmente en la parte delantera y que disponen de cárter y culatas específicos, son ideales para el montaje en los modelos MINI. Se trata de motores turbodiésel con un sistema de inyección directa según el principio de funcionamiento common-rail y una unidad turbo con geometría variable de la turbina, por lo que la entrega de la potencia es óptima a cualquier régimen. En comparación con los motores antecesores, la capacidad de recuperación y el grado de eficiencia son muy superiores. Al tratarse de motores de aluminio son especialmente ligeros y, adicionalmente, consiguen establecer un listón de referencia en el segmento de los automóviles pequeños en cuanto a acústica se refiere.

Tanto el MINI Cooper D como el MINI One D están equipados de serie con un filtro de partículas diésel y, además, con un catalizador por oxidación. Estos dos componentes están montados en una misma carcasa, no precisan de mantenimiento alguno y funcionan sin medios auxiliares adicionales, lo que significa que el conductor no se percata de su existencia. Al igual que todos los modelos MINI, también las nuevas variantes turbodiésel cumplen la norma de gases de escape UE5.


El potencial que albergan los nuevos motores turbodiésel se pone de manifiesto de manera especialmente impactante en el MINI Cooper D. Gracias a una entrega de potencia máxima de 82 kW/112 CV a 4.000 rpm y al par máximo de 270 Nm disponible entre 1.750 rpm y 2.250 rpm, este modelo permite una aceleración muy espontánea y una gran capacidad de recuperación desde revoluciones muy bajas. Para acelerar de 0 a 100 km/h necesita 9,7 segundos, y alcanza una velocidad punta de 197 km/h. El nuevo MINI Cooper D consume una media de 3,8 litros a los 100 kilómetros según el ciclo de pruebas UE5, mientras que el valor de CO2 apenas alcanza los 99 gramos por kilómetro.

También el MINI Clubman y el MINI Cabrio con eficiencia óptima.

El MINI Cooper D Clubman, equipado con el más potente de los dos motores diésel, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 10,2 segundos y alcanzar una velocidad punta de 197 km/h. Según el ciclo de pruebas UE, el consumo medio es de 3,9 litros a los 100 kilómetros, mientras que el valor de CO2 es de 103 gramos por kilómetro.

Con el lanzamiento de la nueva gama de modelos MINI también se presenta el primer modelo descapotable de la marca, equipado con un motor diésel. El MINI Cooper D Cabrio combina la extraordinaria eficiencia del motor turbodiésel con el gran placer que confiere conducir un coche descapotable que sigue siendo único en el segmento de automóviles pequeños. El MINI Cooper D Cabrio para el crono en 10,3 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h, y su velocidad máxima es de 194 km/h. El temperamento deportivo de esta nueva variante se conjuga con un consumo medio de 4,0 litros a los 100 kilómetros según el ciclo de pruebas UE, mientras que el valor CO2 es de 104 gramos a los 100 kilómetros.

MINI One D: nuevo motor y, por primera vez, dos variantes de modelos.

También el modelo básico entre los MINI equipados con un motor diésel se distingue por su capacidad de recuperación desde bajas revoluciones y, además, por su consumo ejemplarmente modesto. El motor turbodiésel del MINI One D tiene una potencia de 66 kW/90 CV a 4.000 vueltas, y su par máximo, disponible entre 1.750 rpm y 2.500 rpm, es de 215 Nm. El MINI One D es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 11,4 segundos, y su velocidad punta es de 184 km/h. En comparación con su antecesor, también este modelo combina las mayores prestaciones con un nivel optimizado de eficiencia. Según el ciclo de pruebas UE, su consumo medio es también de apenas 3,8 litros a los 100 kilómetros, mientras que su valor de emisiones de CO2 es de 99 gramos por kilómetro, lo que representa un nuevo récord.

Además, el nuevo motor básico de la gama también puede montarse en el MINI Clubman. Con este propulsor, el MINI Clubman acelera de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos y alcanza una velocidad punta de 182 km/h. Según el ciclo de pruebas UE, el consumo medio de esta variante asciende a 3,9 litros a los 100 kilómetros, y su valor de CO2 es de 103 gramos por kilómetro.

La reducción adicional del consumo y de las emisiones se debe al mayor grado de eficiencia de los nuevos motores diésel y, además, a la aplicación de serie de soluciones de acuerdo con el criterio MINIMALISM. Estas soluciones se combinan específicamente según modelo y pueden ser, entre otras, el sistema de recuperación de energía de frenado, la función Auto Start-Stop, el indicador del momento óptimo para el cambio de marchas, la servodirección electromecánica EPS, y la activación de los grupos secundarios únicamente cuando es necesario. De serie, la transmisión está a cargo de una caja de cambios manual de seis marchas. Los dos modelos cuentan con un nuevo embrague autorregulado. Este sistema de ajuste automático también consigue que se mantenga la misma sensación de resistencia en el pedal del
embrague durante toda la vida útil del coche. Además, la sincronización de las marchas se ha optimizado mediante un recubrimiento de carbono en los forros del embrague.

Prensa BMW
Foto Copyright by BMW AG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.