Shell y Ferrari juntos en los Grandes Premios de Fómula 1

Shell en una iniciativa pionera, organizada por Blopies.com, ha mostrado a escogidos bloggers del sector del motor el Track Lab con el que el proveedor de combustible y lubricantes de Ferrari acompaña al equipo de Maranello a todos los Grandes Premios del Campeonato Mundial de Fórmula 1.

Hoy más de 40 personas de Shell colaboran constantemente en el programa de desarrollo de producto con Ferrari; desde los laboratorios de Shell y en sus instalaciones repartidas por el mundo, en la base de la Scuderia Ferrari en Maranello y viajando a los circuitos del Mundial, prueba tras prueba, carrera tras carrera y temporada tras temporada, Shell y Ferrari trabajan juntos exclusivamente para conseguir los mejores carburantes y lubricantes en Fórmula 1.

Ayer viernes por la mañana pudimos visitar el laboratorio instalado en el motor-home que Ferrari tiene instalado, detrás del box del equipo, en el circuito de Valencia. Motivos de seguridad y, sobre todo, confidencialidad justificaban que no pudieramos hacer fotografías dentro del laboratorio, pero si que podemos contaros lo que vimos.


(fotografía del 22/06/10)

En una parte del motorhome de Ferrari, donde casualmente pudimos ver como entraba Fernando Alonso, poco antes de la sesión de entrenamientos del viernes por la tarde, Shell tiene instalado un laboratorio donde controla exaustivamente la gasolina Shell V-Power y el lubricante Helix que Shell suministra a Ferrari.

Después de desarrollar cada año el nuevo carburante conforme a las regulaciones de la FIA (Federación International de Automovilismo), este es evaluado rigurosamente por Shell y Ferrari. Si la muestra propuesta ofrece más potencia o eficacia se presenta a la FIA para su aprobación.

Para analizar el carburante se utiliza un método de cromatografía de gas en el laboratorio de pista de Shell durante todo el fin de semana, Shell puede asegurar a Ferrari que su carburante está siempre en sus mejores condiciones. Si una muestra tomada por la FIA no corresponde a la previamente aprobada, el equipo podría ser descalificado.

Shell toma muestras del carburante de los automóviles, de las carlotas (los aparatos que se utilizan para meter y sacar el carburante de los automóviles en el box) y de los depósitos, para asegurarse de que el carburante todavía está en las mismas condiciones que cuando abandonó Chester en el Reino Unido y que no ha habido ningún tipo de contaminación.

Shell analiza también, de forma exaustiva, los lubricantes
que utiliza el monoplaza para, sobre todo, tener un profundo análisis de los metales y elementos químicos que la fricción de los componentes, sometidos al entorno más competitivo, puedan dar una pista al equipo de si alguno de sus componentes necesita un análisis sobre su posible falta de rendimiento o peligro de fallo.

Los ingenieros de Shell nos explicaron, dentro de las lógicas reservas, cuales son sus trabajos durante el fin de semana del Gran Premio para estar seguros que el producto que proporcionan a Ferrari sea capaz de exprimir al máximo el rendimiento de los coches del Cavallino Rampante.

Nos interesaba saber cuál era la diferencia entre la gasolina Shell V-Power que Fernando Alonso lleva en su F10 y la que se puede comprar en el surtidor de una gasolinera de la maraa, la respuesta prácticamente ninguna. Más del 99 por ciento de la composición quimica de la gasolina que lleva el piloto asturiano es la misma que sale por la manguera del surtidor de la esquina. Por cierto tuvimos en nuestra mano una de las muchas muestras que se tomaron el viernes por la mañana del coche de Alonso, en Valencia.

Pero ¡No!, no hubo suerte y tuvimos que devolversela a los técnicos para que siguieran trabajando en ella y con su trabajo consiguieran darle las milésimas necesarias al Ferrari F10 para que, por la tarde, Alonso consiguiera el mejor tiempo en los entrenamientos libres del Gran Premio de Europa.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.