Audi A1 un modelo con carácter, diseño exterior

Audi lanza una nueva serie con mucho carácter, inteligente y deportiva.
El A1 concentra todas las virtudes de la marca en algo menos de cuatro metros de longitud: un diseño moderno, una calidad sin concesiones y revolucionarias tecnologías de eficiencia. Su ágil tren de rodaje y los potentes motores lo convierten en el automóvil más deportivo de su segmento.

La marca Audi es sinónimo de pasión automovilística. El A1 es un verdadero Audi. Su presencia sobre el asfalto es rotunda, poderosa y llamativa. Sus dimensiones corroboran su dinámico trazado de líneas: 3.954 milímetros de longitud y 1.740 milímetros de anchura, pero sólo 1.417 milímetros de altura. Su batalla mide 2.469 metros y los voladizos son proporcionadamente cortos.

El arco del techo, la marcada línea de cintura que rodea el vehículo y los montantes C notablemente inclinados otorgan al tres puertas una silueta muy característica. Todos los detalles de la carrocería evidencian su alta calidad y su esmerada ejecución. Audi es conocida por trasladar a la fabricación en serie numerosas ideas e innovaciones de sus prototipos: el A1 recupera las características de marcado estilo del prototipo A1 Metroproject quattro de 2007. Su diseño está estrechamente vinculado con el lenguaje de formas de la marca, emotivo, valiente y moderno.

nuevo Audi A1 Copyright Volkswagen - Audi Españanuevo Audi A1 Copyright Volkswagen - Audi Españanuevo Audi A1 Copyright Volkswagen - Audi España

El frontal del vehículo evidencia ya de forma clara la pertenencia a la familia Audi, aunque en detalle presenta algunos toques personales. La parrilla del radiador Singleframe, por ejemplo, constituye una nueva fase evolutiva; sus esquinas superiores oblicuas se vieron por primera vez en la berlina de lujo A8. Las barras transversales parecen estar suspendidas en el aire. Las grandes entradas de aire, con bordes de formas acentuadas y barras horizontales, contribuyen en gran medida a proporcionar al A1 una imagen deportiva; los faros antiniebla opcionales están integrados en sus esquinas exteriores.

El Audi A1 mira a la carretera decidido y concentrado, como un atleta justo antes del pistoletazo de salida. Los bordes inferiores de los faros forman una onda, mientras que el wing (un contorno cuya forma depende de la técnica de iluminación empleada) estructura su interior. Como en todo Audi, la luz diurna, extremadamente eficiente, se incorpora de serie. En los faros opcionales xenón plus dicha luz es generada por dos diodos luminosos de 10 vatios en cada faro y emitida a través de un conductor de fibra óptica. La imagen que proporciona es la de una banda homogénea, que parece seguir el trazado del wing; el intermitente se encuentra justo debajo.

Si el cliente lo desea puede combinar los faros con el asistente para luces de carretera, otra de las novedades que debuta en el segmento de los compactos. El sistema detecta los vehículos que circulan en sentido contrario con ayuda de una pequeña cámara integrada en el retrovisor interior, y conmuta automáticamente entre las luces de carretera y las luces de cruce.

Característico: el arco del techo

Desde una perspectiva lateral, el elemento más característico del A1 es el arco del techo de trazo deportivo. Si el cliente lo desea Audi puede pintarlo en uno de los cuatro colores disponibles, que contrastan con el color de la carrocería causando un llamativo efecto. El arco acaba donde mismo lo hace el montante C, que se encuentra aún más inclinado que en muchos coupés, lo que otorga a la zaga un corte dinámico, realzado adicionalmente por el spoiler de techo.

El trazado ascendente de las líneas parece prolongar y acelerar al A1 desde el punto de vista óptico. El borde superior del capó del motor se extiende por debajo de las ventanillas laterales hasta la zaga. En la zona donde el capó envolvente, como en el deportivo Audi TT, descansa sobre la aleta delantera nace la base para un elemento de diseño típico de Audi: la línea de cintura. Se adentra en la puerta y se extiende hasta el lateral trasero, manteniéndose muy pegada al paso de rueda, con lo que brinda al A1 una poderosa figura sobre el asfalto.

El marcado borde sombreado que se extiende por debajo de la línea de cintura, las superficies de chapa fuertemente arqueadas en los flancos y la ascendente línea dinámica por encima de las taloneras son también elementos característicos del lenguaje de formas de la marca. También lo es la relación entre las superficies de chapa y la franja acristalada formada por las ventanillas, que es de dos tercios a un tercio. Los retrovisores exteriores se encuentran en las puertas, como en el TT y en el R8, y las manecillas de las puertas están compuestas por unas robustas asas. Los pasos de rueda, definidos con gran delicadez, albergan ruedas de hasta 18 pulgadas de diámetro.

En la zaga, el portón del maletero, también envolvente, subraya el efecto de anchura, aspecto novedoso en el segmento de los compactos. El portón presenta unas formas muy marcadas, formando un borde de ruptura aerodinámica sobre la matrícula. Debajo del citado borde se encuentran los grupos ópticos traseros en una sola pieza; su forma de cuña es similar a la de los faros delanteros, y se integran en el diseño con gran naturalidad.

La versión básica integra ya una luz trasera inusualmente ancha y homogénea. En la versión xenón plus, y también como equipamiento opcional, las luces se componen de 54 LED, que juntos apenas consumen 3,5 vatios de potencia. Los LED denominados SuperRed proporcionan un color rojo intenso, y generan una figura luminosa tridimensional en forma de dos arcos invertidos.

Dos viseras cromadas otorgan a la luz de freno, reforzada a través de reflectores, una imagen en forma de anillo. La luz antiniebla trasera está integrada en la luz de freno y utiliza sus diodos luminosos, que pueden gestionarse de manera flexible. Dado que los pilotos traseros no pueden verse con el portón del maletero abierto, el A1 incorpora en los montantes C luces LED adicionales; otro ejemplo del cuidado de los detalles y del entusiasmo técnico de Audi.

Un difusor de color negro deportivo en el faldón cierra la zaga en su parte inferior, y aporta al A1 una imagen poderosa sobre el asfalto. En el lado izquierdo desemboca el sistema de escape en uno o dos (1.4 TFSI) tubos finales, que en la versión Ambition integran elegantes embellecedores.

El sistema de escape en su conjunto es muy ligero; los grosores de las paredes de los tubos y de los silenciadores son menores gracias al uso de aceros inoxidables de alta calidad.

La carrocería del A1 está disponible en diez colores diferentes. Las pinturas sólidas se denominan Blanco Amalfi, Azul Cúmulo y Negro Brillante, y las pinturas metalizadas Plata Hielo, Negro Phantom, Marrón Teka, Rojo Shiraz, Azul Scuba, Rojo Misano y Azul Esfera.

Para todos los gustos: las configuraciones del exterior

Además de las pinturas para la carrocería, Audi ofrece a sus clientes numerosas posibilidades de personalización con más de 800 configuraciones para el exterior, incluidas láminas adhesivas para el arco del techo. Las carcasas de los retrovisores exteriores pueden pintarse en el color del arco o en el color de la carrocería. El paquete Competition Kit Aero, que llegará al mercado más adelante, incluye un perfil para el spoiler delantero, taloneras de nuevo diseño, un difusor trasero y embellecedores para los tubos de escape en un deportivo diseño cromado. Para complementarlo se ofrece además un gran spoiler de techo.

La filial quattro GmbH oferta otros opcionales deportivos, como las lunas oscurecidas para las plazas traseras. El paquete en diseño negro incluye los marcos de la parrilla Singleframe y de los faros antiniebla, así como el soporte de la matrícula y la parrilla en color negro brillante o mate. El paquete exterior S line consta de paragolpes de diseño propio, modificaciones en la parrilla del radiador, en el borde del spoiler delantero, en las entradas de aire, en el embellecedor del difusor, en las taloneras y en los tubos de escape. Las aletas delanteras y las molduras de acceso portan inscripciones S line; un llamativo spoiler de techo completa este paquete.

La carrocería

Como en todo Audi, en el A1 también rige una máxima: la carrocería constituye la base para la calidad, la maniobrabilidad precisa y deportiva, la ausencia de ruido a bordo y la seguridad.

La carrocería del A1 está compuesta por dos tercios de aceros de alta y de máxima resistencia con diferentes clases de resistencia. Los de mayor resistencia son los aceros de conformación en caliente: las láminas se calientan en un horno a temperaturas elevadas e inmediatamente después se les da forma con una herramienta de compresión enfriada por agua. Este cambio brusco de temperatura les aporta su excelente resistencia a la tracción.

Los aceros de conformación en caliente constituyen el 11% de la carrocería. Se utilizan en la celda del habitáculo, en las zonas traseras de los largueros, en el arco del techo y en los montantes A y B: es decir, allí donde es especialmente importante una máxima resistencia y un peso reducido. Los aceros de alta y de máxima resistencia contribuyen de manera decisiva a reducir el peso de la carrocería, que asciende a sólo 221 kilos. La combinación de la elevada rigidez torsional con la estructura de la carrocería y el reducido peso se traduce en un excelente índice de calidad de construcción ligera (criterio que establece la relación entre el peso, el tamaño y la rigidez torsional).

Otro de los factores que incrementa la rigidez es el procedimiento de unión de la carrocería que se emplea en la nueva planta de Audi en Bruselas. En cada vehículo se utilizan 66 metros de adhesivo estructural, y su aplicación es supervisada en muchas zonas mediante sistemas ópticos. El adhesivo proporciona uniones firmes y herméticas, hasta el punto de poder prescindir de medidas de estanqueidad en muchos casos, lo que ahorra peso.

La elevada rigidez de la carrocería desempeña también un importante papel en las excelentes propiedades acústicas del A1, que no entiende de molestas resonancias.

Los ingenieros de Audi han prestado toda su atención a las emisiones sonoras de las áreas de chapa y a su rigidez; todas aquellas zonas que durante la marcha absorben fuerzas se han visto sometidas a reforzamientos selectivos. Un paquete de aislamiento en construcción ligera proporciona en el interior del vehículo un silencio propio del segmento superior.

En lo que respecta a la protección de los ocupantes, el A1 también se coloca al frente de su segmento. Cuando se produce una colisión frontal descentrada, la energía generada es trasladada hasta el lado opuesto, de modo que las cargas a las que se ven sometidos los ocupantes pueden mantenerse a un nivel bajo. Los montantes B, la pared ubicada delante del espacio para los pies y los largueros traseros proporcionan protección adicional gracias a su extremada rigidez. Cuatro sensores que reaccionan ante la aceleración y el aumento de la presión del aire ofrecen información detallada a la unidad de control de los airbags en cualquier tipo de colisión.

El A1 monta de serie dos airbags frontales, airbags laterales para tórax y cadera en los respaldos de los asientos delanteros y airbags para la cabeza continuos. Los tensores y limitadores de fuerza de los cinturones y el sistema integral de reposacabezas de Audi, que reduce las consecuencias de una colisión trasera, completan este paquete. Las fijaciones Isofix para asientos infantiles se incorporan de serie en las plazas traseras. El estado de los cinturones de todos los ocupantes se muestra en el cuadro de instrumentos.

En cuanto a la protección de peatones, el nivel de Audi está muy por encima de los requisitos legales. El paragolpes delantero, el travesaño que hay justo detrás y el capó del motor cumplen todos los criterios relevantes. El capó se bloquea mediante dos cierres en la carrocería, lo que permite una construcción que lo hace muy rígido a pesar de su reducido peso.

Las colisiones a bajas velocidades (aquellas con deformación tipo o los impactos a baja velocidad en los paragolpes, de gran importancia para la asignación de las diferentes primas del seguro) no tienen grandes consecuencias. Los elementos dañados del paragolpes pueden cambiarse por separado. El travesaño frontal y las cajas de amortiguación antichoque replegables atornilladas delante de los largueros se han fabricado en aluminio.

Conforman una estructura interconectada que protegen de manera eficaz los componentes caros, como el radiador y el climatizador, así como la estructura soldada de la carrocería.

Extremadamente perfeccionada: la aerodinámica

Con un coeficiente de resistencia aerodinámica de 0,32 en la versión básica, el Audi A1 se encuentra entre los mejores automóviles de su segmento; la superficie de penetración mide 2,04 m2. Su refinada aerodinámica es el resultado de intensas medidas de optimización en el centro del túnel de viento de la planta de Ingolstadt. En el transcurso de su desarrollo, el coeficiente de resistencia aerodinámica se redujo en 0,08, y con ello también el consumo en 0,6 litros a los 100 km.

Todos los detalles de la carrocería han sido profundamente optimizados, desde las ruedas, pasando por los bordes de ruptura aerodinámica debajo de los pilotos traseros, hasta las pequeñas esquinas que unen el spoiler de techo con la carrocería. Con un diseño muy discreto, mejoran el corte de la corriente y aumentan así la estabilidad aerodinámica.

Un revestimiento de plástico cubre gran parte de los bajos del vehículo, los protege de la sal y de los golpes de las piedras y permite una circulación del aire muy favorable desde el punto de vista aerodinámico. En este ámbito los ingenieros también centraron toda su atención en los más pequeños detalles: delante de las ruedas e incluso en el alojamiento de la rueda de repuesto se han integrado spoilers. El “aerosuelo” reduce el valor Cx alrededor de un 10%.

En el A1, la parrilla Singleframe y su entorno se han sellado por completo, de modo que el aire entrante accede casi sin pérdidas al radiador, sin formar remolinos. El ventilador del radiador, de regulación continua, forma también parte de este paquete de eficiencia.

El A1 se desliza silencioso a través del viento, gracias al elevado nivel de desarrollo al que se ha visto sometido en el túnel de viento acústico. Aquí interactúan las juntas, las lunas y muchos detalles geométricos de la carrocería.

Los retrovisores exteriores desempeñan además otra tarea: gracias a sus ranuras y bordes deflectores, consiguen que las lunas laterales y el cristal de retrovisor se ensucien menos cuando la calzada está mojada.

Interior del Audi A1

Los motores del Audi A1 van de los 86 CV a los 122 CV

El Audi A1 llega con unos precios extraordinariamente competitivos, el equipamiento

Prensa Volkswagen – Audi España
Foto Copyright Volkswagen – Audi España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.