Up! blue-e-motion el Beetle con motor eléctrico del siglo XXI

El prototipo Up! blue-e-motion de cero emisiones presentado por primera vez en China se basa en los módulos de la Nueva Familia de Coches, prevista para 2011, pero, con una longitud de 3,19 metros, es todavía más compacto. También ofrece un innovador concepto de asientos 3+1. En su aspecto, las poderosas y claramente dibujadas líneas del Up! blue-e-motion siguen la excelencia y potencial de culto del nuevo “ADN de diseño” de Volkswagen. Esto sucede porque nunca antes un vehículo ultra compacto -que no pretende ser retro, sino marcar nuevos caminos-ha revelado unas cualidades tan atractivas, eternas, independientes y dinámicas. En el interior, el Volkswagen más pequeño de todos también asombra con su impresionante utilización del espacio.

Unidad de propulsión – Batería y conducción integral

Este 3+1 plazas de 135 km/h está propulsado por un motor eléctrico con una potencia máxima de de 60 kW (potencia continuada: 40 kW). El motor de este vehículo de tracción delantera, montado en la parte frontal, desarrolla un par motor máximo de 210 Nm desde el primer momento. El conductor activa la marcha adelante o atrás girando un dial en la consola central. La aceleración de 0 a 100 km en 11,3 segundos ilustra claramente que el Up! blue-e-motion también convertirá la conducción en diversión. Este modelo tiene aún mejor respuesta en el sprint intermedio entre 30 y 50 km/h, muy típico en conducción por ciudad: 3,5 segundos. Este dinámico rendimiento está basado en las excelentes características de par motor de la unidad eléctrica, así como el bajo peso bruto de 1.085 kilos del Up! blue-e-motion .

Batería de litio: El bajo peso del coche es más impresionante si se tiene en cuenta que 240 kilos corresponden a la batería de litio. La capacidad implementada de 18 kWh de la batería permite conducir distancias de hasta 130 kilómetros, dependiendo del estilo de conducción, suficiente para la ciudad y los trayectos de la mayoría de conductores. El Up! blue-e-motion se “reposta” en el garaje de casa, en las instalaciones de un parking o en la carretera en una de las futuras estaciones municipales de recarga. Dependiendo de la infraestructura de carga disponible y el estado de carga de la batería, esta puede recargarse hasta el 80% de su capacidad en una hora.

Si las baterías se recargan en un garaje privado, por ejemplo, enchufándolas en una salida doméstica de corriente de 220/230 voltios, tardará un máximo de cinco horas. Generalmente, las tasas eléctricas nocturnas fuera de horas punta no son caras en la mayoría de países. Por ejemplo, en Alemania, si se recarga durante la noche, el Up! blue-e-motion se puede conducir a lo largo de 100 kilómetros por sólo dos euros en coste de electricidad.

Las baterías se alojan en la carrocería inferior del Up! blue-emotion. Para distribuir de forma óptima el peso del sistema de baterías, se diseñó una bandeja especial, con protección para choques. Los ventiladores e intercambiadores de calor requeridos para ello están situados en la parte frontal de la carrocería inferior.

Propulsión integral: Los equipos de Desarrollo Conceptual y Desarrollo de Motor integraron el montaje de los elementos de propulsión más importantes y los auxiliares en el compartimento del motor del frontal del coche. El diseño integral del propulsor eléctrico hizo una contribución clave a la reducción del peso y los requisitos de espacio de la unidad de propulsión. Todos los componentes clave del tren de propulsión se han compactado en la llamada propulsión integral. En esta unidad, el motor eléctrico, el cambio y el diferencial forman la pieza central de este propulsor. La potencia se suministra a través de un variador de alto voltaje, que se incorpora en este propulsor integrado junto con el transformador DC/DC del sistema eléctrico de 12 voltios y el módulo de carga. Con 140 kilos, el propulsor integral también es muy ligero. Sus ventajas, en pocas palabras: poco espacio, confort acústico ideal, alto desarrollo de par motor y potencia, y excelente rendimiento de conducción en ciudad. El sistema cumple con los requisitos de un innovador propulsor eléctrico de forma prácticamente ideal.

Estilo – el Beetle del siglo XXI

El Up! blue-e-motion demuestra con énfasis que los Volkswagen con cero emisiones no estarán faltos de emoción. El responsable de ello, una vez más, es el equipo dirigido por el Jefe de Diseño del Grupo Volkswagen, Walter de Silva. Junto con Klaus Bischoff (Jefe de Diseño de la marca Volkswagen) y su equipo, ha desarrollado un diseño para el Up! blue-e-motion que refleja el alcance visual de la futura New Small Family. Aunque el Up! blue-e-motion presenta semejanzas con prototipos ya presentados de esta nueva serie de modelos –el Up! (especialista en ciudad), el Space-Up! (micro furgoneta) y el Space Up! Blue (furgoneta con pila de combustible)–, representa una etapa de diseño que refleja de forma más fiel el coche de futura producción.

Según Klaus Bischoff, “el Up! blue-e-motion se caracteriza por un diseño reducido, muy nítido, pero altamente emocional”. Y esto no se debe a una coincidencia. Las líneas del coche siguen consistentemente la nueva era de “ADN de diseño” de Volkswagen, desarrollada por de Silva y Bischoff. Sus rasgos estilísticos clave son la simplicidad, la pureza, la durabilidad y perfección de sus tecnologías y la calidad. Bischoff añade que “el nuevo prototipo está en mucha más armonía con sus “hermanos” de la New Small Family, el Roadster BlueSport y el nuevo Polo”. Las dimensiones del Up! blue-e-motion son 3,19 metros de largo, 1,64 metros de ancho y 1,47 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,19 metros.

Frontal: Aunque el estilo del Up! blue-e-motion fue desarrollado a partir del Up!, el vehículo eléctrico se diferencia de los modelos con propulsión convencional de esta nueva serie de modelos. Si tomamos el frontal, concuerda perfectamente con la cara de la nueva familia de la marca, al mismo tiempo que hace referencia a uno de los grandes iconos de la historia automovilística en la zona del capó del motor: el Beetle. Sin embargo, el Up! blue-e-motion no muestra la más mínima señal de estilo retro, sino al contrario, pues los diseñadores han creado nuevas e inconfundibles herramientas de diseño que conducirán al pequeño Volkswagen hacia el futuro.

En concordancia con esta imagen, encontramos los faros delanteros con sus ópticas en forma de diamante-, que se extienden a lo largo de toda la superficie del faro. Otro detalle interesante son los antiniebla. A primera vista, es difícil reconocerlos como tales. Los diseñadores los han configurado como elementos cromados en forma de C en las carcasas de los faros delanteros. También define claramente el estilo de este vehículo la línea negra que recorre de forma circular el parachoques delantero, una característica típica de la New Small Family. “Con la interacción entre todos los elementos, el parachoques, los faros delanteros y el capó”, comenta Klaus Bischoff, “el Up! blue-e-motion parece que realmente esté sonriendo. Y es así como debe ser”. Un detalle significativo: Prácticamente no hay aperturas en el frontal, pues no hay necesidad de separar la refrigeración de la unidad de propulsión.

El logo de VW en el capó en forma de V del Up! blue-e-motion es mucho más que un homenaje al Beetle. Oculto bajo el logo rebatible, se encuentra integrado un puerto para cargar las baterías. La ventaja de situar el puerto de corriente aquí es que facilita la recarga eléctrica del Up! blue-e-motion desde estaciones tanto a la derecha como a la izquierda de la calzada, o directamente enfrente del coche.

Perfil lateral: “Manteniendo el ‘ADN de diseño’ de Volkswagen, las secciones laterales también exhiben un alto nivel de pureza estilística, siguiendo ese principio de la Bauhaus, creado en Alemania en los años 20, que dice que ‘menos es más’”, explica Walter de Silva. La identidad visual de este vehículo se creó intencionadamente a partir de unos pocos elementos gráficos que se combinan para formar una nueva unidad en el enfoque clásico Bauhaus al arte creativo y la tecnología innovadora. Estos elementos definitorios del perfil lateral del Up! blue-e-motion incluyen las lunas laterales y la línea en forma de hombro sobre las manetas de las puertas, conocida como la línea tornado. El estilo del perfil lateral también se define por los pequeños salientes del chasis del coche, la proyección hacia fuera de los pasos de rueda y el pilar C único. “Visualmente, el pilar C alineado verticalmente se posiciona sobre la rueda trasera, lo que confiere una sensación de equilibrio y solidez. Estas propiedades son indispensables para un Volkswagen. Por último, pero no menos importante, el prominente y poderoso estilo de las ruedas da al vehículo un porte perfecto”.

Sección trasera: Las formas gráficas básicas del portón trasero y el parachoques trasero siguen el diseño del primer Up! Sin embargo, el portón, ahora presenta unos faros traseros significativamente mayores con un aspecto de cristal tintado oscuro. Entre los faros traseros, hay una línea diseñada en cromo que se extiende por todo el portón. Esta línea cromada circular une los dos faros traseros en dirección vertical. Estos acentos se reflejan también en un elemento gráfico a juego en los parachoques delantero y trasero.

Techo solar: El techo del Up! blue-e-motion está equipado con células solares sobre un área de 1,4 m2. Esta zona, entre la parte trasera del spoiler del borde del techo y el parabrisas, se puede incrementar con 1,7 m2 adicionales desplegando los visores solares, que también cuentan con células solares. Estas suministran energía de forma continua al sistema eléctrico del vehículo, y mientras está aparcado, ayudan a refrigerar el interior proporcionando esta energía al sistema de ventilación.

Interior I – Instrumentos y Controles

Klaus Bischoff: “El interior fue diseñado en completa armonía con el estilo exterior del coche, y exhibe una estética similar con una influencia de pureza técnica”. Para mejorar el ahorro de energía del coche eléctrico evitando cargas innecesarias, los mandos como los ajustes de retrovisores exteriores y los elevalunas fueron diseñados para ser operados manualmente. Sin embargo, el altamente innovador Up! blue-e-motion hace su aparición con una impresionante selección de controles e interfaces de futura generación con alta tecnología para el usuario. Todas son de uso intuitivo, haciendo de la conducción y la vida con este Volkswagen algo simple y sin estrés.

HMI: El prototipo tiene una HMI (Interfaz Hombre-Máquina) basada en una pantalla táctil con indicadores específicos inteligentes y funciones de asistencia. Durante la navegación, por ejemplo, el sistema monitoriza continuamente el estado de la carga de las baterías, así como de los consumidores de energía activados como luces y aire acondicionado, la última información del tráfico, perfiles de desnivel de rutas potenciales y las localizaciones de las estaciones de carga disponibles. El conductor puede ver estas “estaciones de repuesto” cuando quiera; las estaciones disponibles deben reservarse dentro de un período de tiempo definido.

El proceso de carga también se puede planear al minuto y de forma precisa a través de la HMI. Esto permite al usuario cargar el Up! blue-e-motion durante un período específico de tiempo en el cual la electricidad está disponible a bajo precio. El proceso se puede activar en cualquier momento a través de una aplicación de uso muy intuitivo instalada en un iPhone o dispositivo móvil similar, desde fuera o dentro del vehículo. Adicionalmente, desde esta aplicación se puede solicitar el estado actual de la carga y la localización del vehículo (a través de un mapa) o simplemente comprobar si el coche está cerrado. Además, para preservar la batería, el programa permite a los usuarios pre-acondicionar el interior del Up! blue-e-motion . Esto incluye enfriar o calentar el interior del vehículo mientras el coche todavía está conectado a la estación de carga y está adquiriendo su energía eléctrica de la red de suministro.

Interior II – Concepto asientos 3+1

El generoso espacio implementado en un área total del vehículo de 5,1 m2 es absolutamente increíble. Varios factores son responsables de esta inteligente disposición. En primer lugar, está el reducido tamaño del panel de instrumentos, que se ha movido más adelante de lo habitual hacia el compartimento del motor. Esto fue posible, entre otras cosas, por la optimización de los componentes en el panel de instrumentos. En segundo lugar, este pequeño Volkswagen tiene 3+1 asientos. Esto significa que el asiento del acompañante está situado 50 milímetros más adelante, gracias a que los instrumentos también se han movido. Este diseño incrementa tremendamente el espacio para las piernas en la parte trasera, detrás del asiento del acompañante. Como resultado, pueden sentarse dos adultos confortablemente en el lado del acompañante. La entrada al vehículo también se ha simplificado por el componente Easy-Entry, que permite correr el asiento del acompañante hasta empujarlo 270 milímetros más lejos de los asientos traseros. Hay menos espacio para las piernas detrás del asiento del conductor en posición “normal”, pues el espacio aquí ha sido diseñado como un asiento libre.

Rebajar el túnel central delante de los asientos traseros también se ha traducido en más libertad de movimientos para los pasajeros de detrás. Ahora, sirve como reposapiés adicional. Esto ha sido posible gracias al uso de un freno de mano eléctrico al estilo del Passat, por lo que no hay ningún mecanismo de palanca que interfiera en espacio reducido para los pies de conductor y el acompañante.

Área de carga: Este espacio para el equipaje se puede cerrar lateralmente con una partición desplegable que sale de los respaldos traseros. Las soluciones inteligentes de distribución no acaban aquí: para optimizar el confort en la parte trasera, los respaldos están divididos 60/40. Cuando el respaldo del asiento del conductor está abatido (al 40%), la capacidad de carga aumenta de 85 a 180 litros (con posibilidad de cargar hasta el borde superior del respaldo del asiento delantero). Este espacio se puede aislar con una barrera de carga que se despliega desde el respaldo abatido. Cuando los asientos traseros están completamente abatidos, la capacidad de carga es de 320 litros, e incluso alcanza los 520 litros cuando se carga hasta los soportes del techo. Para transportar objetos largos, el respaldo del asiento del acompañante también se puede abatir para dejar un espacio de paso. Con esta configuración, el Up! blue-emotion puede cargar objetos de hasta dos metros de largo.

Este alto grado de variabilidad también va a caracterizar la asequible versión de serie del Up! propulsada por motor eléctrico. Esta es la razón por la que, según dice el profesor Dr. Martin Winterkorn y así escribió en las especificaciones para estos Volkswagen del futuro, deben ser realmente asequibles y ofrecer una practicidad para el día a día sin compromisos.

Prensa Volkswagen – Audi España
Foto Copyright Volkswagen – Audi España

Una Respuesta para “Up! blue-e-motion el Beetle con motor eléctrico del siglo XXI”
  1. Paula says:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.