Nuevo BMW Serie 5 Touring, excelente economía con EfficientDynamics

El nuevo BMW Serie 5 es la expresión más pura del placer de conducir un automóvil perteneciente al segmento medio superior. Las extraordinarias cualidades del modelo familiar se amplían mediante soluciones funcionales adicionales, de carácter selecto. Las múltiples cualidades reflejan con claridad la competencia que el fabricante más exitoso de automóviles selectos tiene en materia de desarrollo. Por ello, una de las cualidades que también distinguen al nuevo modelo familiar, consiste en contar con una relación especialmente favorable entre el placer de conducir y el consumo de combustible. Este resultado es producto de la aplicación de la estrategia de desarrollo EfficientDynamics de BMW, cuyos resultados se aplican de serie y en amplia medida en el nuevo BMW Serie 5 Touring. La extraordinaria economía y el ejemplar nivel de emisiones son, por lo tanto, buenas razones para disfrutar plenamente a los mandos de un BMW Serie 5.

Todos los motores que se montan en el BMW Serie 5 Touring son producto de la estrategia de desarrollo BMW EfficientDynamics. Además de los motores de gasolina y diésel de consumo optimizado, también las cajas de cambios redundan en un grado de eficiencia especialmente alto, así como el uso inteligente de materiales ligeros, la aerodinámica mejorada en muchos detalles, y diversas otras medidas destinadas a mejorar la eficiencia del nuevo modelo. De esta manera, cada variante de la gama del nuevo BMW Serie 5 tiene cualidades ejemplares en su respectivo segmento en materia de consumo y emisiones. El nuevo BMW 520d Touring, por ejemplo, logra ampliar su liderazgo en su segmento, ocupando el primer lugar por su bajo consumo. El BMW 530d Touring, equipado con la caja de cambios automática y con la tecnología opcional BluePerformance, es el cuarto modelo de la marca que cumple ya ahora la norma UE6, que sólo entrará en vigor a principios del año 2014. De este modo, la marca BMW consigue ampliar de manera consecuente su liderazgo en materia de reducción de las emisiones, tal como las exige la norma UE6.

BMW EfficientDynamics en el nuevo BMW Serie 5 Touring: Ampliación consecuente del liderazgo.

Los motores de gasolina del nuevo BMW Serie 5 Touring: combinación perfecta de soluciones innovadoras para aumentar la eficiencia.

Los motores de gasolina del nuevo BMW Serie 5 Touring se distinguen por sus reacciones espontáneas, facilidad de subir de revoluciones y funcionamiento sedoso, cualidades típicas de la marca que se combinan con un nivel de eficiencia sin parangón. Los propulsores de seis cilindros que puede llevar el nuevo BMW Serie 5 Touring cuando se lance al mercado, disponen de innovaciones técnicas que se obtuvieron a través de la aplicación de la estrategia BMW EfficientDynamics. Gracias a la combinación específica de las innovadoras tecnologías, cada uno de estos cuatro motores tiene características específicas.

El denominador común más importante que identifica a todos los motores de gasolina es el sistema de alimentación de combustible mediante la tecnología de inyección directa de segunda generación. Este sistema, que lleva el nombre de High Precision Injection, cuenta con inyectores de funcionamiento especialmente preciso, montados en posición central entre las válvulas y en las cercanías inmediatas de las bujías. De esta manera se obtiene una reducción cuantificable del consumo de gasolina, también en el tráfico real cotidiano. El motor de seis cilindros atmosférico del nuevo BMW 523i Touring cuenta con una versión especialmente eficiente del sistema de inyección High Precision Injection. Gracias a la inyección directa en modalidad de mezcla pobre, los valores de consumo de estos modelos son especialmente bajos. Con el método llamado de alimentación estratificada, se forman capas superpuestas en las cámaras de combustión, variando su relación de combustible y aire. A mayor distancia de la bujía, disminuye el contenido de gasolina. Únicamente en las inmediaciones de la bujía se cuenta con una capa especialmente rica y, por lo tanto, de fácil encendido. Una vez que se produce el encendido, también se queman de manera limpia y uniforme las capas de mezcla pobre, que se encuentran a mayor distancia de las bujías.

El propulsor de seis cilindros en línea del nuevo BMW 535i Touring se combina con un sistema turbo. La tecnología BMW TwinPower Turbo consigue que estos motores se comporten como motores atmosféricos de mucho mayor cilindrada y, por lo tanto, de mayor peso, de mayor consumo y de valores de emisiones más altos. El motor de seis cilindros del BMW 535i Touring se combina por primera vez el sistema BMW TwinPower Turbo y la inyección directa de gasolina High Precision Injection con el sistema de regulación plenamente variable de las válvulas VALVETRONIC. Este sistema logra regular de manera continua la carrera de las válvulas y los tiempos de accionamiento de las válvulas de admisión. Las pérdidas por estrangulación que se producen durante los cambios de solicitación se reducen a niveles mínimos, por lo que se aprovecha de manera especialmente eficiente la energía contenida en el combustible. Adicionalmente, de esta manera las respuestas del motor son óptimas. El propulsor de 225 kW/306 CV del nuevo BMW 535i Touring permite que el coche acelere de 0 a 100 km/h en 6,0 segundos. Estas prestaciones se combinan con un consumo promedio único en esta categoría de potencia, ya que apenas es de 8,6 litros a los 100 kilómetros según ciclo de pruebas UE.

La optimización del peso también es parte del constante trabajo de desarrollo de motores de acuerdo con la estrategia BMW EfficientDynamics. El motor del nuevo BMW 535i Touring es, en su mayor parte, de aluminio. El motor de seis cilindros en línea del BMW 523i Touring dispone de un cárter de magnesio y aluminio. Esta solución es un 24 por ciento más ligera que un cárter de aluminio comparable, de por sí ya muy liviano.

La disminución del peso no solamente redunda en un mayor grado de eficiencia, sino, además, logra aumentar la agilidad del correspondiente coche. Todas las variantes del nuevo BMW Serie 5 Touring tienen una repartición casi ideal de 50:50 del peso entre los ejes. En combinación con la tracción trasera, esta repartición equilibrada del peso constituye una de las bases principales para el comportamiento dinámico y superior del nuevo familiar de la serie 5 de BMW.

Motores diésel de última generación: gran capacidad de recuperación y aceleración, ligeros y eficientes.

También las variantes con motores diésel del nuevo BMW Serie 5 Touring reflejan el más avanzado nivel del trabajo de desarrollo de propulsores de la marca. Tanto el motor diésel de cuatro cilindros, como también el de seis, son de aluminio y cuentan con el sistema de inyección common-rail de última generación y sistema turbo. Por ello, estos motores brillan por su capacidad de recuperación y aceleración, su funcionamiento muy sedoso y su eficiencia ejemplar.

El BMW 530d Touring está equipado con un motor diésel de seis cilindros en línea de última generación. Este propulsor se distingue por estar dotado de una serie de soluciones innovadoras, que redundan en un alto grado de eficiencia y en un proceso de combustión muy limpio. La renovada reducción del peso en comparación con las versiones anteriores de estos motores, no solamente logra aumentar la eficiencia, sino, además, la agilidad del BMW 530d Touring. El motor tiene una cilindrada de 3.000 cc. Las respuestas vehementes desde revoluciones muy bajas se explican por el sistema turbo optimizado, con geometría de admisión variable. La alimentación de combustible a través del sistema de inyección directa common-rail de última generación está a cargo de inyectores piezoeléctricos que aplican una presión de hasta 1.800 bar. En comparación con el modelo antecesor, el nuevo BMW 530d Touring tiene una potencia superior en 7 kW, mientras que el consumo promedio según ciclo de pruebas UE es menor en hasta un cuatro por ciento.

El nuevo BMW 530d Touring con caja de cambios automática puede estar equipado opcionalmente con la tecnología BMW BluePerformance. De esta manera, BMW logra afianzar su liderazgo en materia de implementación de sistemas de tratamiento posterior de los gases de escape, con los que es posible reducir sustancialmente y de manera consecuente el contenido de óxido de nitrógeno (NOX) en los gases. En el caso del nuevo BMW 530d Touring con BMW BluePerformance, el catalizador de acumulación de NOX se suma al filtro de partículas diésel y al catalizador por oxidación de serie. El catalizador de acumulación de NOX funciona durante toda la vida útil del coche, lo que significa que no precisa de mantenimiento alguno y que no es necesario emplear equipos adicionales. De esta manera y considerando el criterio de reducción de óxidos de nitrógeno, el sistema de tratamiento de gases de escape permite cumplir ya ahora la norma UE6 que entrará en vigor a partir del año 2014.

El consecuente y continuado desarrollo del motor diésel de cuatro cilindros del nuevo BMW 520d Touring redunda en una mejorada relación entre las prestaciones y el consumo, de por sí ya muy buena en la versión anterior de este propulsor. La potencia máxima del motor diésel de 2.000 cc de aluminio aumentó en 5 kW, siendo ahora de 135 kW, mientras que el par motor máximo es ahora de 380 Nm, es decir, 30 Nm superior. Al mismo tiempo, el consumo promedio según ciclo de pruebas UE del nuevo BMW 520d Touring es de apenas 5,1 litros a los 100 kilómetros, mientras que su valor de CO2 es de modestos 135 gramos por kilómetro, lo que significa que sigue aumentando su ventaja como el coche más económico y respetuoso del medio ambiente de su segmento.


Estreno en la serie 5 de BMW: la función Auto Start Stop.

El nuevo BMW 520d Touring lleva de serie el sistema Auto Start Stop, con el que se reduce la duración del funcionamiento del motor en ralentí cuando el coche está detenido delante de un semáforo o en un estancamiento. Apenas el conductor coloca la palanca de cambios en posición de neutro y retira el pie del embrague, el motor se desconecta automáticamente. Para continuar, no hay más que pisar el embrague para que el motor se ponga en funcionamiento de inmediato.

Además, todas las variantes del nuevo familiar de la serie 5 de BMW con caja de cambios manual están equipadas desde fábrica con un indicador del momento óptimo para cambiar de marchas. En el tablero de instrumentos aparece una señal luminosa en forma de flecha, proponiendo la marcha óptima en cada momento, por lo que el conductor sabe cuándo es el momento ideal para efectuar el cambio. La electrónica del motor recurre a diversos parámetros correspondientes a las condiciones dinámicas del coche, con el fin de indicar cuándo es oportuno cambiar de marchas, aplicando criterios de reducción del consumo.


Recuperación de la energía de frenado, con indicación del grado de recuperación.

El sistema de recuperación de la energía de frenado, también incluido de serie y controlado mediante un sistema de gestión inteligente del flujo de energía en el coche, consigue que la generación de corriente eléctrica para la red de a bordo se limite principalmente a las fases deceleración y frenado. De esta manera, la carga que soporta el motor es menor y, además, así se genera energía eléctrica en buena medida sin provocar un consumo adicional. Durante las fases de solicitación, por lo general se desacopla el alternador, para disponer de mayor fuerza de impulsión, lo que redunda en un mayor placer de conducir, una cualidad típica de la marca.

En el tablero de instrumentos del nuevo BMW Serie 5 Touring se incluye ahora un indicador de recuperación de energía. Esta representación gráfica que se encuentra por debajo del cuentarrevoluciones, junto al indicador de consumo momentáneo, informa sobre la generación de corriente eléctrica durante las fases de deceleración y frenado. La flecha azul siempre se activa cuando el sistema de recuperación de la energía de frenado alimenta corriente eléctrica a la red de a bordo de manera neutral en términos energéticos.

Menor consumo de energía mediante dirección electromecánica y activación de los grupos secundarios únicamente cuando es necesario.

El control de los grupos secundarios, que únicamente se activan cuando es necesario, y el sistema de dirección electromecánica contribuyen a una gestión energética más eficiente. Por ejemplo, la bomba del líquido de refrigerante, que sólo se pone en funcionamiento si las condiciones térmicas así lo exigen, consume mucho menos energía que las bombas de tipo convencional, que funcionan permanentemente a máxima potencia. También la bomba de gasolina, regulada en función de la presión, los sistemas de regulación del chasis con funcionamiento según necesidad y, además, la bomba de aceite que en los modelos BMW 523i Touring y BMW 535i Touring está regulada de acuerdo con líneas características, contribuyen al uso especialmente específico de la energía.

El nuevo sistema de dirección de los nuevos modelos de la serie 5 de BMW también redunda en un mayor nivel de eficiencia. El servomotor de la dirección electromecánica EPS únicamente se activa cuando es necesario asistir la dirección o cuando lo exige el conductor. Con estas medidas se reduce el consumo de energía eléctrica, por lo que el alternador tiene que convertir menos energía primaria en energía eléctrica. Con un sistema de regulación inteligente, también es posible reducir la pérdida de energía que provocan los compresores convencionales de los sistemas de climatización. En el caso del nuevo BMW Serie 5 Touring, el compresor se separa de la correa de accionamiento mediante un acoplamiento magnético cuando está desconectado el climatizador.

En todos los motores se aplicaron de manera consecuente diversas medidas destinadas a reducir las pérdidas ocasionadas por fricción. Mediante el uso de un aceite especialmente fluido en la caja de cambios y, además, con una menor cantidad de aceite en el diferencial del eje posterior, se logran reducir la fricción y las pérdidas ocasionadas por el espumado del aceite desde el mismo momento en que el coche se pone en movimiento. Al igual que en el nuevo BMW Serie 7, también el nuevo familiar de la serie 5 de BMW cuenta con un diferencial de aluminio, por lo que el calentamiento es más rápido, reduciéndose así los esfuerzos térmicos a altas velocidades.

La reducción de la resistencia aerodinámica también contribuye a la disminución del consumo. Todas las variantes del nuevo BMW Serie 5 Touring cuentan con tapas de funcionamiento automático en las entradas de aire refrigerante. Estas tapas se abren o se cierran según lo exijan las condiciones térmicas. De esta manera, cuando el motor necesita menos refrigeración, se pueden aprovechar mejor las cualidades aerodinámicas del coche. Además, los bajos del coche son especialmente planos, lo que favorece al flujo de aire entre el coche y la calzada.

Eficiente transmisión de la potencia: caja de cambios manual con lubricación de cárter seco y caja automática de ocho marchas.

Los nuevos modelos de la serie 5 de BMW están equipados de serie con una caja de cambios manual de seis marchas de nueva generación y, opcionalmente, pueden llevar una caja de cambios automática de ocho marchas. Todas las variantes de las cajas se distinguen por su grado de eficiencia optimizado, sus compactas dimensiones y su bajo peso. La nueva caja de cambios manual de los modelos BMW 535i Touring y BMW 520d Touring tiene, además, un sistema de lubricación de cárter seco y una configuración modificada de los trenes planetarios. Esta nueva solución permite cambiar de marchas de manera más confortable y, al mismo tiempo, reduce las pérdidas de arrastre en la parte mecánica. Adicionalmente, el sistema de control de alimentación de aceite evita las pérdidas ocasionadas por espumado de aceite, que se producen cuando se distribuyen mayores cantidades del lubricante.

La caja automática de ocho marchas también se atiene en buena medida a los principios aplicados según la estrategia de desarrollo BMW EfficientDynamics. Se distingue por la nueva configuración de los trenes planetarios, que permiten añadir dos marchas a las seis que hasta ahora eran usuales y, además, logran que las relaciones sean más amplias, sin por ello obtener desventajas en cuanto al tamaño, el peso y al grado de eficiencia intrínseco del sistema. Gracias al cambio de marchas más rápido y a la posibilidad de la selección directa de las marchas al bajar de velocidades con el fin de acelerar a fondo, el comportamiento del coche más dinámico. Al mismo tiempo, la nueva caja redunda en un consumo considerablemente menor que con la caja de seis marchas, gracias a la minimización del resbalamiento del convertidor, que se limita a la fase de puesta en movimiento del coche, al mayor grado de eficiencia intrínseco, a las menores pérdidas por fricción debido a que siempre únicamente están abiertos dos embragues, a la mayor relación de las marchas superiores, y al sistema de gestión de la caja, que favorece la conducción a bajas revoluciones. Pero las ventajas no se limitan a lo dicho: los modelos de seis cilindros equipados con la caja de ocho marchas tienen valores de consumo y de CO2 inferiores que con la caja de cambios manual. Concretamente, el consumo promedio según ciclo de pruebas UE del nuevo BMW 530d Touring con caja de cambios mecánica es de 6,4 litros a los 100 kilómetros, mientras que con la caja de cambios automática de ocho marchas consume tan sólo 6,3 litros a los 100 kilómetros.


Reducción del consumo mediante el uso inteligente de materiales ligeros.

La optimización del peso mediante la elección específica de materiales también desemboca en una optimización del peso en el caso de los nuevos modelos Touring de la serie 5 de BMW. De esta manera, la agilidad del coche es mayor y, al mismo tiempo, el consumo y las emisiones son menores. La optimización del peso se consiguió aumentando al mismo tiempo la seguridad pasiva del coche. Ello fue posible especialmente gracias la utilización de aceros de estructuras multifásicas altamente resistentes, de aceros extremadamente resistentes moldeados en caliente y, además, al uso de aluminio.

El elevado porcentaje de aceros altamente y extremadamente resistentes logra que la jaula de seguridad del nuevo BMW Serie 5 Touring disponga de una máxima rigidez, sin que para ello haya sido necesario utilizar una mayor cantidad de material. Habiéndose optimizado el peso y aprovechando las cualidades positivas de los tipos de acero utilizados, la rigidez media de la carrocería es un 30 por ciento superior a la rigidez de la carrocería del modelo antecesor. También la calidad de la construcción ligera, expresada a través de la relación entre el coeficiente de resistencia torsional relacionado con la superficie de apoyo el peso del coche, es ahora claramente superior. Además, los apoyos de fundición de aluminio de las patas telescópicas consiguen aumentar el dinamismo del nuevo familiar de la serie 5 de BMW en dos sentidos, ya que aportan a una mayor rigidez de toda la parte frontal del coche y, al mismo tiempo tienen un efecto positivo en la distribución equilibrada del peso.

Por primera vez, también las puertas del BMW Serie 5 Touring son de aluminio. Tan sólo el uso de este material en las puertas significa un ahorro de peso de aproximadamente 23 kilogramos en comparación con el uso de puertas de chapa. Adicionalmente, también las chapas laterales delanteras, el capó y diversos componentes del eje delantero y del eje posterior son de este material que se caracteriza por su reducido peso.

Más info:

Marcada estética en el diseño
Un habitáculo espacioso y lujoso
4 motores para sentir el placer de conducir
Asistencia al conductor
Máximo confort al viajar

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.