Prueba de choque Euro NCAP: 5 estrellas para el nuevo BMW Serie 5

El epítome del atractivo estético y las prestaciones dinámicas en la gama alta de la categoría media ahora también es la referencia en el ámbito de la seguridad. El nuevo BMW Serie 5 ha superado la última prueba de choque Euro NCAP con la máxima calificación: 5 estrellas. La sexta generación de este modelo ha superado esta prueba –que fue ampliada en 2009 para incluir criterios adicionales– de una forma impresionante, gracias al equipamiento de seguridad incluido de serie y a los altamente efectivos sistemas de protección de los ocupantes para los diferentes tipos de colisiones. Con sus sobresalientes resultados en el ámbito de la protección a los ocupantes, tanto a los adultos como a los niños, protección a los peatones y características de seguridad de serie, el nuevo BMW Serie 5 ocupa una posición de liderazgo en su segmento. También es el primer modelo de BMW que obtiene una calificación del 100 por 100 en la prueba de choque Euro NCAP, por sus sobresalientes características de seguridad.

El hecho de que el BMW Serie 5 haya logrado la máxima puntuación en la prueba de choque líder de Europa se debe al concepto de seguridad integrada que utiliza el fabricante premium de automóviles en todos sus nuevos modelos. Estructuras portantes de alta resistencia y zonas de deformación de generosas dimensiones y precisa definición proporcionan las bases para que la jaula de protección de los pasajeros cumpla su función como espacio de supervivencia para los ocupantes en el caso de colisiones serias. Por ejemplo, las fuerzas que actúan en el caso de una colisión frontal se disipan a través de una serie de trayectorias de carga en las piezas que forman el suelo, la estructura lateral, separación delantera y techo, y son absorbidas en las zonas de deformación. Las estructuras laterales reforzadas en los montantes B y los umbrales de las puertas, los refuerzos de alta rigidez de las puertas y los tirantes cruzados bajo los asientos reducen la profundidad de la deformación así como la velocidad de intrusión en caso de colisiones laterales.

Los sistemas de retención de alta eficiencia en el interior del nuevo BMW Serie 5, todos ellos controlados por sistemas electrónicos de seguridad, incluyen airbags frontales y de pelvis y tórax, así como airbags de cortina para las cabezas de ambas filas de asientos. Todos los asientos tienen cinturones de seguridad automáticos de tres puntos de anclaje. Los sistemas de retención incluyen limitadores de fuerza de los cinturones y los de los asientos delanteros también tienen función de tensado del cinturón. Los asientos delanteros también incluyen de serie reposacabezas activos, que proporcionan protección contra las lesiones de médula espinal en caso de impacto en la zaga. Dependiendo del tipo e intensidad del accidente, el sistema central electrónico de seguridad activa los elementos más apropiados en cada situación. Además hay anclajes ISOFIX en los asientos traseros, así como la opción de desactivar el airbag del pasajero; ambas características se incluyen de serie.

Una característica que optimiza la seguridad activa del nuevo Serie 5 es el DSC (Control dinámico de la Estabilidad). El preciso control y el conjunto inusualmente amplio de funciones provistas por este sistema garantizan una estabilidad fácilmente controlable y segura incluso en caso de situaciones exigentes en carretera. Es más, el Dispositivo de Limitación de la Velocidad, otra característica de serie, y la función de detección de cinturones abrochados para todos los asientos también han contribuido a que el nuevo BMW Serie 5 haya sido el primero en recibir una puntuación del 100 por 100 por su equipamiento de seguridad en la prueba de choque Euro NCAP.

La prueba NCAP (New Car Assessment Programme, Método de Valoración de Automóviles Nuevos) está considerada como una de las pruebas más exigentes del mundo a la que se someten a los nuevos vehículos a motor. La prueba Euro NCAP está reconocida como una referencia en cuanto a seguridad en colisiones, tanto por los gobiernos y los clubs de automovilistas como por organizaciones de protección a los consumidores de toda Europa. Las situaciones de la prueba incluyen una colisión frontal, un choque lateral y un impacto lateral contra un poste de acero. En 2009 se añadieron nuevos criterios, con pruebas de las funciones electrónicas de seguridad y con parámetros sobre riesgos de lesión adicionales en diversos tipos de choques.

Después de analizar los resultados de las pruebas, los probadores de Euro NCAP certificaron que el nuevo BMW Serie 5 proporciona una jaula de seguridad extremadamente estable para los pasajeros, que asegura una gran protección contra lesiones tanto al conductor como a los pasajeros, independientemente de su talla y de la posición en la que tengan sus asientos. Los máximos puntos se consiguieron especialmente en la prueba de choque lateral; también se comprobó que proporciona una protección particularmente efectiva para los pasajeros adultos en todas las demás situaciones de las pruebas.

El análisis de la protección a los ocupantes de menor edad en el vehículo mostró unos resultados sobresalientes en el nuevo BMW Serie 5. En la prueba de asientos diseñados para niños de tres años de edad se consiguió la máxima puntuación, tanto en colisiones frontales como laterales. Ambas situaciones de prueba también registraron una posición estable y mínimo movimiento de la cabeza en el momento de la colisión cuando se utilizan asientos diseñados para niños de un año y medio y tres años.

La prueba de choque Euro NCAP ahora concede mayor importancia a la protección de los peatones. El nuevo Serie 5 cumple estos modernos requisitos gracias a las elaboradas formas de los elementos de la carrocería que actúan como estructuras de protección, así como un capó activo que contribuye a la reducción del riesgo de lesiones a peatones y ciclistas. Su mecanismo pirotécnico de activación se acciona a velocidades entre 25 y 55 km/h tan pronto como los datos registrados por los sensores indican que ha habido una colisión, lo que eleva la parte delantera y trasera del capó. Los probadores concedieron los máximos puntos al paragolpes delantero y a aquellos elementos de la parte frontal del vehículo que son susceptibles de causar lesiones en la cabeza de niños en caso de colisión.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.