Volkswagen presenta el concepto Golf blue-e-motion eléctrico a la Canciller Alemana

Frente a la Puerta de Brandemburgo de Berlín, se ha presentado a la canciller alemana, Angela Merkel, una selección de vehículos eléctricos e híbridos del Grupo Volkswagen, en el marco del evento de la fundación de la “Plataforma Nacional para la Movilidad Eléctrica”, una nueva alianza dedicada a promover la movilidad sostenible. La canciller alemana ha podido ver el Golf blue-e-motion, en su primera aparición pública, y también comprobar como el Berlin Taxi luce un compacto e inteligente diseño. Audi y Porsche han presentado dos innovadores prototipos deportivos, el Audi e-tron y el Porsche 918 Spyder. La gama de vehículos eléctricos expuesta refleja la amplia capacidad del Grupo en materia de movilidad eléctrica. Al mismo tiempo, estos vehículos son un reflejo entusiasta de las expectativas para el futuro, un futuro propulsado con cero emisiones, pero que en ningún caso sacrificará la pasión por la conducción. El Golf blue-e-motion, el Berlin Taxi, el e-tron y el 918 Spyder son una clara muestra de ello.

Volkswagen presenta a la Canciller Alemana, Angela Merkel, el prototipo del futuro Golf blue-e-motion en el acto de presentación de la “Plataforma Nacional para la Movilidad Eléctrica” en Berlín. Volkswagen está forjando nuevos enlaces con la era de la movilidad eléctrica con la versión de propulsión puramente eléctrica del vehículo más exitoso producido nunca en Europa. En 2013, tras el debut del Up blue-e-motion (un nuevo especialista de la ciudad), se lanzarán al mercado el Golf blue-e-motion y el técnicamente parecido Jetta blue-e-motion. Al mismo tiempo, el Lavida blue-e-motion se estrenará en el mercado chino. El objetivo es claro: Volkswagen quiere aprovechar sus modelos estrella, como el Golf, para sacar a los vehículos eléctricos de su condición de minoritarios en el mercado y convertirse en la marca líder en una nueva movilidad sostenible para 2018. Esta estrategia coincide con la planificación por parte del gobierno federal de Alemania, que busca la presencia de un millón de vehículos eléctricos en las calles en 2020.

El profesor Dr. Martin Winterkorn, Presidente del Grupo Volkswagen, opina: “Los coches eléctricos del futuro nos dan enormes oportunidades para redefinir la movilidad y hacerla aun más sostenible. Sin embargo, considerando la protección del medio ambiente, debemos asegurarnos de que la energía usada para propulsar estos vehículos eléctricos provenga de fuentes renovables. Dado que los fabricantes automovilísticos no tienen influencia alguna sobre los tipos de plantas energéticas que se construyen, el gobierno debería asegurar el uso de estas fuentes de energía ecológicas. Sólo entonces viviremos una transición genuina a una nueva era”.

En paralelo a la ofensiva del vehículo eléctrico, Volkswagen también está acelerando la introducción de vehículos híbridos. El nuevo Touareg Hybrid ya está en el mercado, una versión híbrida del Jetta hará su debut en 2012 y los lanzamientos del Golf Hybrid y del Passat Hybrid están programados para 2013. Siguiendo su metodología, Volkswagen continuará su trabajo de desarrollo de avanzados y extremadamente eficientes motores de gasolina, diesel y gas natural (TDI, TSI y EcoFuel), porque es un hecho irrefutable que habrá una coexistencia de esta amplia variedad de motores en el futuro. “Esto hace más importante el apoyo activo del gobierno alemán a la introducción de nuevas tecnologías. En cuanto a movilidad eléctrica, la actual exención temporal de impuestos para los vehículos eléctricos es insuficiente”, apuntó el profesor Dr. Winterkorn. También añadió: “A partir de 2013, año de lanzamiento de varios vehículos eléctricos, la adquisición de vehículos con sistemas de propulsión libres de emisiones debería ser promovida con un incentivo de sostenibilidad. En Francia, por ejemplo, ya se ha prometido un incentivo de varios miles de euros a los compradores. También en Alemania necesitamos mandar un mensaje así. Por otra parte, y no menos importante, el gobierno de Alemania debe hacer rápidamente sus previsiones para instalar una red de estaciones de recarga de amplia cobertura por todo el país, de modo que las infraestructuras estén listas al mismo tiempo que se lanzan los vehículos eléctricos. Cada nueva estación de recarga reforzará la confianza de los usuarios en la utilidad de los vehículos eléctricos en el día a día. Ambos componentes, los incentivos económicos del gobierno y las infraestructuras, son cruciales y no permiten retraso alguno”.

Concepto Golf blue-e-motion – anticipo al futuro

El concepto Golf blue-e-motion presentado ante la Canciller alemana, Angela Merkel, será propulsado por un motor eléctrico integrado en el compartimento del motor, en el frontal, y su potencia de 115 CV propulsa al vehículo de forma silenciosa. Como todos los motores eléctricos, la unidad usada en el Golf entrega un par motor máximo de 270 Nm ya desde en posición de paro. El resultado: más dinamismo en una conducción con cero emisiones. La electricidad para el motor eléctrico se almacena en una batería de litio con una capacidad de 26,5 kWh.

El Golf blue-e-motion tiene una autonomía de hasta 150 kilómetros, que puede depender del estilo de conducción y factores como el uso del aire acondicionado y la calefacción. Esta autonomía satisface a la mayoría de conductores alemanes para sus trayectos diarios. Según la Oficina Federal Alemana de Estadística, 6 de cada 10 trabajadores acuden a su trabajo en coche, de los cuales un 45,8% lo hacen en trayectos inferiores a 10 km. (sólo de ida), un 28,1% entre 10 y 25 km. y un 16,2% deben recorrer más de 25 kilómetros. El Golf blue-e-motion puede ofrecer autonomías adecuadas a los habituales recorridos de servicios públicos. En trayectos de corta distancia, el Golf sin emisiones también supone una solución sostenible para los usuarios privados.

La autonomía máxima de un coche eléctrico se reduce de forma más acusada que en un motor moderno de gasolina o gasoil cuando se aprovecha su máxima potencia con frecuencia. Sin embargo, el Golf blue-e-motion, con su velocidad punta de 140 km/h, suministra unas amplias reservas de energía, de modo que su consumo durante la conducción es menor, e incluso puede funcionar en punto muerto o “navegar”. La “navegación” ocurre cada vez que el conductor, en una actitud de conducción anticipatoria, suelta el pedal del gas, o más concretamente, el pedal eléctrico. Al igual que en el sistema del Touareg Hybrid, que ya se está fabricando, el motor se desacopla de la transmisión para poder avanzar con la mínima carga posible. El Golf blue-e-motion incluso recupera la energía cinética gracias a la regeneración de la batería en este modo de conducción.

Adaptada a la arquitectura del vehículo, la batería del prototipo se aloja en el maletero (que tiene una capacidad restante de carga de 237 litros), bajo los asientos traseros y en el túnel central (entre los asientos delanteros). Un sistema de ventilación separado asegura una constante climatización del compartimento de la batería.

Como se ha mencionado anteriormente, todos los componentes de propulsión primarios y secundarios se han integrado en el compartimento del motor en la parte frontal del vehículo. Para dar con este diseño, los ingenieros de desarrollo aplicaron la experiencia adquirida en numerosos estudios. Como en el prototipo E-Up, el Golf blue-e-motion utiliza una forma integral de propulsión eléctrica, en cuyo núcleo se encuentran el motor eléctrico junto con el cambio y el diferencial. La gestión de la potencia corre a cargo de un inversor de alto voltaje con control de tensión, que está integrado en el sistema integral de propulsión junto al conversor DC/DC del sistema eléctrico de 12 voltios y el módulo de recarga. La unidad entera es relativamente ligera y compacta. El cinco puertas y cinco plazas Golf blue-e-motion, sólo pesa 205 kilos más que el equiparable Golf BlueMotion TDI con DSG, aunque las baterías del coche eléctrico son pesadas y suman un total de 1.545 kilos en el prototipo.

El próximo año, Volkswagen probará los módulos de propulsión y almacenamiento de energía del futuro Golf blue-e-motion con una flota de 500 coches de pruebas, bajo todas las condiciones concebibles. Esencialmente, la cuenta atrás para el inicio de la producción del Golf blue-e-motion ya ha empezado. El futuro ya está aquí, especialmente en Alemania, porque es aquí donde un millón de vehículos eléctricos circularán por las calles a partir de 2020, objetivo establecido por el gobierno federal de Alemania en agosto de 2009 y que se engloba dentro del “Plan Nacional de Desarrollo para la Movilidad Eléctrica”. Hay un largo camino por delante hasta 2020, sobre todo porque el coste de las baterías necesita una reducción drástica. Sin embargo, otra certeza es que una gran proporción del millón de vehículos eléctricos en el año 2020 lucirán el emblema de Volkswagen.

Prototipo Golf blue-e-motion – Ficha Técnica

Dimensiones
Longitud: 4.199 mm
Anchura: 1.786 mm
Altura: 1.480 mm
Distancia entre ejes: 2.575 mm

Motor
Alimentación: Motor eléctrico
Potencia (Máx. / Continuada): 115 CV / 68 CV
Par máximo: 270 Nm

Transmisión / Neumáticos
Transmisión: EQ 210 (1 marcha)
Tracción: Delantera
Neumáticos: 205/55 R16

Prestaciones
Aceleración 0-100 km/h: 11,8 seg.
Velocidad máxima: 140 km/h
Emisiones de CO2 con electricidad generada desde fuentes renovables: Insignificante

Prensa Volkswagen – Audi España
Fotografía Copyright Volkswagen – Audi España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.