BMW xDrive con todos los motores en el BMW Serie 5 Gran Turismo y en el BMW 740d

BMW, el fabricante líder mundial de automóviles premium, amplía su gran gama de modelos con tracción total. A partir de junio y de septiembre de 2010, todas las versiones del BMW Serie 5 Gran Turismo estarán disponibles con la tecnología de tracción total inteligente BMW xDrive. Y también a partir de septiembre, el BMW 740d xDrive será el automóvil Diesel tope de gama en la categoría de berlinas de lujo con este innovador sistema de tracción total.

El BMW Serie 5 Gran Turismo combina elegancia, amplitud, confort y versatilidad en un concepto automovilístico verdaderamente único; y ahora, esta combinación que ofrece un confort supremo en carretera va a ser más apasionante e irresistible. Primero, a partir de junio de 2010, los clientes podrán elegir dos versiones del BMW Serie 5 Gran Turismo con la tecnología de tracción total BMW xDrive. En el BMW 530d xDrive Gran Turismo y en el BMW 550i xDrive Gran Turismo la tracción total permanente gestionada electrónicamente garantiza la apropiada distribución de la fuerza entre los ejes delantero y trasero en cualquier situación. A continuación, en septiembre de 2010, el BMW 535d xDrive Gran Turismo y el BMW 535i xDrive Gran Turismo completarán la gama de motores, contribuyendo a que el BMW Serie 5 Gran Turismo tenga un carácter mayor y más versátil en el segmento premium, gracias a la tecnología xDrive.

El BMW 550i xDrive Gran Turismo, que hizo su debut en el Salón del Automóvil de Pekín 2010, está impulsado por un soberbio motor V8 con tecnología Tecnología BMW TwinPower Turbo y High Precision Injection. Con una cilindrada de 4,4 litros, este sobresaliente motor de ocho cilindros proporciona una potencia máxima de 300 kW / 407 CV entre las 5.500 y las 6.400 rpm, así como un par motor máximo de 600 Newtons metro constante entre las 1.750 y las 4.500 rpm.

Este gran par motor disponible desde muy bajas revoluciones y mantenido a lo largo de un amplio régimen del motor ahora se convierte en unas características dinámicas soberbias con aún mayor precisión y superioridad gracias a la tecnología BMW xDrive, acelerando este automóvil hasta 100 km/h en 5,4 segundos. La velocidad máxima está limitada por la unidad electrónica de control del motor a 250 km/h. El consumo medio de carburante en el ciclo de homologación EU, finalmente, es 11,8 litros / 100 km con unas emisiones de CO2 de 275 gramos por kilómetro.

El BMW 550i xDrive Gran Turismo es el primer modelo que combina esta tracción total inteligente con las características dinámicas supremas, confort en carretera y eficiencia de la transmisión automática de ocho velocidades.

El motor Diesel de seis cilindros en línea del BMW 530d xDrive Gran Turismo representa igualmente la tecnología punta de BMW en desarrollo de motores. Con una cilindrada de 3,0 litros, este motor tiene el bloque de cilindros de aluminio y su turbocompresor dispone de turbina con geometría variable, lo que garantiza una entrega de potencia superior y unas prestaciones armoniosas a medida de todos los tipos de situaciones de conducción.

El carburante se suministra por medio de piezo-inyectores de última generación, que funcionan a una presión máxima de 1.800 bar. Esto hace que el motor tenga una potencia máxima de 180 kW / 245 CV a 4.000 rpm, con un par motor que alcanza un máximo de 540 Newtons metro a sólo 1.750 rpm.

Con este propulsor, el BMW 530d xDrive Gran Turismo acelera desde parado hasta 100 km/h en 6,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 235 km/h.

Al mismo tiempo, este automóvil combina sus prestaciones deportivas con un consumo medio de carburante de 6,9 litros / 100 kilómetros en el ciclo de homologación EU. La cifra de CO2, finalmente, es 183 gramos por kilómetro.

El BMW 535d xDrive Gran Turismo monta un segundo representante, aún más potente, de la nueva generación de motores Diesel BMW de seis cilindros en línea. Con la tecnología BMW Twin Turbo e inyección directa por conducto común, el propulsor totalmente de aluminio en este también sobresaliente modelo desarrolla una potencia máxima de 220 kW / 300CV a 4.400 rpm y su par motor máximo es 600 Newtons metro, que se mantiene constante entre las 1.500 y las 2.500 rpm.

El propulsor de gasolina de seis cilindros en línea del BMW 535i xDrive Gran Turismo combina sobrealimentación con turbocompresores, High Precision Injection y gestión variable de las válvulas VALVETRONIC. Esta combinación única proporciona a este motor BMW TwinScroll Turbo una respuesta al pedal del acelerador extremadamente rápida y directa. Esta respuesta sobresaliente se optimiza aún más con la gestión VALVETRONIC de las válvulas, así como por el sistema de turbocompresores que implementa el principio twin-scroll tanto en el colector de escape como en el turbocompresor, separando los conductos y canales de flujo de los cilindros tres a tres.

Con sus inyectores de alta tecnología, la alimentación High Precision Injection dosifica el carburante con una precisión máxima, proporcionando el carburante necesario en las cámaras de combustión a una presión de hasta 200 bar.

Con una cilindrada de 3,0 litros, este sobresaliente propulsor de seis cilindros entrega una potencia máxima de 225 kW / 306CV a 5.800 rpm. El par motor alcanza un máximo de 400 Newtons metro, constante entre las 1.200 y las 5.000 rpm.

Los modelos tope de la gama BMW 750i xDrive y BMW 750Li xDrive ya podían disponer del sistema de tracción total inteligente de BMW en los modelos del año 2010 de la Serie 7; el BMW 740d xDrive hará su aparición en septiembre.

Con su propulsor totalmente de aluminio, el BMW 740d xDrive incluye la Tecnología BMW TwinPower Turbo así como inyección directa por conducto común con piezo-inyectores que funcionan a una presión de hasta 2.000 bar. El resultado es una potencia máxima de 225 kW / 306CV, con un par motor máximo de 600 Newtons metro, que se mantiene constante entre las 1.500 y las 2.500 rpm.

La tracción total permanente controlada electrónicamente garantiza que la fuerza del motor se distribuye de manera correcta y precisa bajo cualquier situación de conducción. El control preciso y rápido de la fuerza de impulsión, finalmente, proporciona a esta soberbia berlina de lujo una seguridad absoluta y unas características dinámicas incomparables en cualquier momento.

La tecnología de tracción total inteligente xDrive fue concebida para los modelos BMW X y después fue presentada paso a paso en los BMW Serie 5, los BMW Serie 3 y los BMW Serie 7. El punto fuerte de esta tecnología superior es su control singularmente preciso y la gestión del motor, que ayuda a optimizar la tracción en superficies difíciles al mismo tiempo que proporciona unas características dinámicas supremas en carretera.

Este sistema destaca como una tecnología de tracción total particularmente inteligente que distribuye la fuerza mediante una caja de transferencia con un embrague multidisco controlado electrónicamente, que en todo momento proporciona la dosificación correcta de la fuerza a cada eje y a las ruedas con óptimo contacto con la calzada.

Con este superior sistema, BMW xDrive mejora la estabilidad también cuando se conduce de forma dinámica en curvas, reconociendo la mínima tendencia al sobreviraje o al subviraje en un fase temprana del mismo y toma las medidas apropiadas para contrarrestarlo de forma inmediata.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.