Nissan PIXO con un diseño moderno de líneas limpias (II)

Nissan PIXO

Nissan PIXO


Los conductores urbanos recurren muchas veces al segmento de los micro coches y deben conformarse con lo que estos ofrecen en términos de seguridad, calidad y fiabilidad. El PIXO es compacto pero es un auténtico coche con una serie de deseables equipamientos y ningún elemento superfluo. Los compradores que se decidan por un PIXO no deberán renunciar a nada.

Nissan ha sido capaz de poner en el mercado el PIXO con una gran rapidez gracias a su colaboración con Suzuki Motor Company. Una versión con el logotipo de Suzuki de este mismo coche se venderá en el mercado europeo bajo el nombre de Alto.

Fabricado en la ultramoderna fábrica de Delhi, en la India, el PIXO es un nuevo coche de cuatro plazas desarrollado para competir en el creciente segmento A del mercado. Sin embargo, y al contrario que algunos de sus rivales directos, el PIXO está lejos de ser un micro-coche. Tiene cuatro puertas de gran tamaño para facilitar la entrada y salida del habitáculo pero se mantiene lo bastante compacto y ágil para ser el coche ideal en la conducción por ciudad.

El PIXO mide 3.565 mm de largo por 1.470 de alto y 1.600 de ancho y se asienta sobre una distancia entre ejes de 2.360 mm. Gracias a su moderno diseño y a su construcción, el PIXO pesa alrededor de 855 kilos (dependiendo del nivel de acabado) lo que le convierte en uno de los coches más ligeros del segmento, algo que favorece tanto las prestaciones como el consumo y las emisiones.

El habitáculo tiene espacio para cuatro adultos mientras que el maletero puede acoger 129 litros de equipaje con todos los asientos en su posición ampliables a 367 litros cuando se abaten los asientos traseros.

Estilo

Pese a compartir muchas de las piezas de la carrocería con su equivalente en Suzuki, el PIXO tiene numerosos elementos de diseño propio que acentúan la identidad Nissan. El cambio más notorio es la adopción de un frontal con la tradicional parrilla de dos secciones y seis agujeros a ambos lados de una parte central en forma de U donde se ubica el logotipo de Nissan.

El audaz tratamiento de los faros es un elemento de estilo propio de Nissan inspirado en el Note y el Qashqai. Siguiendo el ejemplo del Micra y del Note, la parte superior de los grandes faros triangulares tiene modelado un saliente que es fácilmente visible desde la posición de conducción y que ayuda al conductor a tener referencias visuales que le facilitan las maniobras de aparcamiento.

El conjunto de los faros está situado encima de un ancho parachoques pintado en negro para contrastar con el color de la carrocería. El propio parachoques está integrado en un voluminoso spoiler delantero que incorpora a su vez la toma de aire inferior.

Aspecto dinámico
Para dar al PIXO un aspecto dinámico, la línea de cintura se eleva hacia la parte trasera del coche donde sigue el trazo hacia arriba de la ventanilla posterior. Todo ello queda acentuado por la línea inferior en paralelo que enlaza los dos pasos de rueda destacando la generosa distancia entre ejes del coche.

El PIXO tiene además una línea de techo descendiente característica que cae hacia la trasera desde su punto más elevado, localizado a la altura del pilar B. La amplia superficie acristalada asegura una excelente visibilidad y una gran luminosidad interior.

Las ventanillas delanteras bajan de manera convencional mientras que las traseras disponen de una apertura tipo compás para cuando sea necesaria una ventilación extra.

En la parte trasera se ha realizado un tratamiento estético similar al del frontal con un parachoques negro que abarca toda la anchura del coche para protegerle de golpes y arañazos. El parachoques completo y toda la parte inferior trasera son exclusivas de la versión Nissan del coche.

El diseño exterior se completa con los embellecedores de las llantas de 14 pulgadas con brazos dobles cuyo diseño recuerda al de unas llantas de aleación. De todas formas, éstas últimas están también disponibles en opción.

Interior
Con su amplio y honesto habitáculo, el PIXO es un coche espacioso, práctico y confortable. El panel de instrumentos es, comparativamente, simple en su planteamiento pero el tratamiento en dos tonos gris y negro del salpicadero permite mezclar un diseño moderno con un toque de sofisticación.

Un único instrumento redondo frente al conductor incorpora un velocímetro de fácil lectura y una pequeña pantalla digital para el nivel de gasolina y los cuentakilómetros total y parcial. El salpicadero incorpora asimismo una consola central con un equipo de audio integrado de tamaño DIN y los controles de la calefacción y la ventilación. Las salidas de aire fresco se ubican en el centro del salpicadero mientras que hay otras dos salidas en los extremos del mismo. El aire acondicionado opcional dispone de un filtro antipolen.

Existen varios espacios de almacenaje con una guantera delante de la posición del acompañante y otra guantera y un portalatas en la consola central junto a la palanca de cambios. Existe además un práctico cajón, iluminado en este caso, en la consola, justo encima de los mandos de la calefacción.

Se ha puesto especial énfasis en el confort de los ocupantes. Los asientos, tapizados en tela, son más anchos de lo habitual en un coche de este segmento y se benefician de cojines más mullidos. Los asientos delanteros disponen de largas barras de ajuste para facilitar el mismo y están recubiertos con una tela con un sutil contraste en su parte central.

Fuente: Nissan Foto:© Nissan

Comparte este post en las redes sociales!

    Leave a Reply